Balonmano

balonmano/asobal

Bada y Sinfín firman un empate que parecía inevitable

El equipo oscense repite la falta de constancia y de consistencia y suma un punto 

Partido de este sábado entre el Bada y el Sinfín.
Partido de este sábado entre el Bada y el Sinfín.
Pablo Segura

El Bada Huesca ha empatado un partido ante el Sinfín (32-32) en el que ha parecido inevitable otro marcador. Ambos equipos han intercambiado muchos goles, defendido poco y fallado en los momentos claves y los empates se han sucedido entre pequeñas rentas. Bada tiene que seguir mejorando, pero es bueno ir sumando, aunque se de uno en uno.

El partido ha comenzado con un rápido intercambio de goles y los ataques siendo capaces de superar a las defensas con trabajo para generar espacios o hundir a los defensores y penetrar o para conectar con los pivotes en uno y otro lado (4-4).

Bada ha acelerado el partido y conseguido un par de éxitos defensivos, aunque Perbelini seguía lanzando con demasiada comodidad y mantenía en el pulso a Sinfín (8-6). Tres pérdidas de balón seguidas le han quitado la ventaja a Bada y derivado en contraataques cántabros y un 8-9.

Se ha repuesto Bada, que llegaba con claridad a los extremos, aunque le faltaba un punto de constancia defensiva. Sinfín se manejaba bastante bien, activo y muy móvil en ataque, con buen papel del ex de Bada Zungri, aunque también le costaba rendir atrás (12-12).

Los cambios han ido entrando en juego en el equipo oscense, pero Bada se ha atascado durante algunos ataques y los visitantes han puesto el 12-15, pese a que la salida de Arguillas ha aportado algunas intervenciones en la portería. La primera línea del Bada ha ido entonándose a la hora de generar y acabar fuera con lanzamiento o llevando el balón a los extremos, Sinfín ha perdido eficacia lanzadora, algo mejor defendido y el choque se ha igualado (15-15).

Pero dos inoportunas pérdidas han parado la subida local, en el hábito general de la temporada. Con 15-16 los árbitros han dejado en exclusión lo que era una descalificación como una catedral para Zungri. Y el final ha seguido igualado y se ha alcanzado el descanso con empate a 18 y todo abierto.

En la segunda mitad, tras un par de ataques de tanteo, no ha bajado demasiado el ritmo goleador. Miguel Malo tiraba del Bada y Perbelini volvía a lanzar con violencia para los suyos (21-21). La defensa se hacía necesaria si no se quería depender en exclusiva del acierto atacante, pero no aparecía en ninguno de los dos lados. Bada ha abierto una mínima brecha desde una parada de Arguillas y un error de lanzamiento de Sinfín para poner el 25-23 a la carrera. Pero en la posibilidad del 26-23, ha fallado y Hackbarth se ha llevado una sanción de dos minutos por dar en la cara al portero. Y Sinfín no lo ha desaprovechado y ha empatado de nuevo (25-25). Costaba gestionar un partido que parecía casi condenado a la igualdad y los dos erraban cuando parecía ponérseles de cara.

La tensión iba al alza y se han empezado a ver más errores y brazos más encogidos entrando a los últimos diez minutos (27-27). Los porteros también estaban parando más y Nolasco ha pedido un tiempo muerto. El técnico oscense ha optado por juntar a Dijá y Miguel Malo en ataque buscando fluidez. A ambos equipos les costaba ahora el gol y era Garabaya quien paraba el reloj a falta de 6 minutos (28-28).

Bada ha encajado goles fáciles, pero ha respondido en el otro lado con Miguel Malo y en penalti y acción individual de Dijá (30-30). Pero ha vuelto a recibir un gol en el pivote de Lon (31-32) a poco más de un minuto del final. Dijá de nuevo con un lanzamiento en apoyo ha vuelto a empatar. Y así ha quedado la cosa, con parada de Arguillas a lanzamiento forzado de Zungri.

Etiquetas