Balonmano

BALONMANO/ASOBAL

Nolasco: "En Cuenca tuvimos más regularidad y supimos estar en partido"

El técnico de Bada Huesca espera concretar la mejoría con dos puntos este sábado contra el Benidorm

José Nolasco, Manuel Solanilla e Ian Moya, en el Hotel Abba Huesca.
José Nolasco, Manuel Solanilla e Ian Moya, en el Hotel Abba Huesca.
D. A.

El Bada Huesca quiere confirmar este sábado ante el Benidorm la progresión en su juego y unir dos nuevos puntos al conseguido el miércoles en Cuenca.  El equipo se va a topar en el Palacio de Deportes con un rival “raro” y “muy distinto” al resto, alerta el entrenador del equipo, José Nolasco, que ha comparecido junto al jugador Ian Moya y el director del Hotel Abba Manuel Solanilla, que ha ejercido como anfitrión en el establecimiento hotelero, uno de los patrocinadores del equipo.

El técnico del equipo oscense destaca que en Cuenca el Bada tuvo “más regularidad” y supo “estar en partido”.

El equipo vio que su esfuerzo tuvo premio y que “no siempre vamos a morir en la orilla, a veces tocas tierra y podremos respirar”, dijo el técnico.

Nolasco recuerda que el Bada Huesca es un bloque joven y que se está trabajando para hacerlo, pero destaca que en Cuenca hubo aspectos muy positivos, como el rendimiento defensivo, que vio “muy bien” y las recuperaciones de balones. El equipo perdió menos balones y, sobre todo, consiguió que su rival perdiera bastantes más.

Por otro lado, cree que hubo jugadores que “cogieron la responsabilidad” ante las importatres ausencias que tenía el equipo de Ivan Montoya, Gerard Carmona y Dijá. “No es fácil ir a Cuenca” en esas circunstancias, subrayó y destacó que los propios jugadores pudieron confirmar que lo están “haciendo bien” y el resultado da “un punto de confianza”.

Nolasco recuerda que el equipo ha sido capaz de remontar goles en contra en muchos partidos y es algo que celebra. Reconoce que falta cierta regularidad, también producto de la juventud y que aún se cometen errores de decisión en momentos para ponerse por encima. Y señala que se tira mucho de corazón pero que hubo mucho más que eso en otros aspectos.

El entrenador del Bada realizó un elogio generalizado y también pormenorizado del equipo y práticamente citó a todos los jugadores uno por uno, al hablar de la importancia de Cordiés, de los goles y el acierto de Pere Arnau e Ignacio Suárez que cree que dio un paso adelante, de Miguel Malo, de la labor defensiva de Adriá Pérez, de Janez Gucek o de Ian Moya o del esfuerzo sostenido de Rodrigo en la acumulación de minutos. En definitiva, una actuación colectiva que consiguió suplir las bajas, en algunos casos adaptando se jugadores, como Janez Gucek en el pivote.

Para este sábado Nolasco espera contar con todos sus jugadores, una vez reucperados Iván Montoya, que ha perdido peso después de unos día enfermo, Gerard Carmona o Dijá, al que espera ya bien tras una microrrotura muscular.

Y comenta que trata de gestionar aspectos como los estados de forma y que los partidos también hacen que elos jugadorse vayan cogiendo su sitio y también forjando el entendimiento con el compañero que tienen al lado.

Nolasco confía también en que el público esté al lado de Bada como ha hecho hasta ahora esta temporada. Está muy aradecido por la presencia de aficionados y subraya el deseo que tienen de darles una alegría. Valora el esfuerzo que está haciendo el club para atraer espectadores al “espectáculo” que está ofreciendo el equipo.

Sobre Benidorm destacó que es un rival muy distinto al resto porque realiza muchos cambios de jugadores para acciones concretas, juega muchos ataques con 7 contra 6 y emplea dos o incluso tres pivotes.

Ante ello destaca la importancia de “defender”y recuperar balones y aprovechar la desventaja que le puede suponer al rival jugar sin portero. Decía que se va a entrenar mucho el lanzamiento a portería vacía porque será una de las situaciones que se puede producir en elpartido.

Y también comenta que el alicantino es un equipo experimentado y que defensivamente es muy móvil y tiene mucha salida. Concluye diciendo que “hay que ganar independientemente del rival”.

Ian Moya destaca que el punto contra el Cuenca dejó “un buen sabor de boca para el sábado” y subraya que el equiop está trabajando unido y con todas a una.

Comentó que fue un partido duro, pero que no dejaron de creer ni de pelear hasta el final.

Valora el hecho de haber reducido “las pérdidas”, algo que sabían que era vital.

“La gente que tenia que dar un paso al frente, lo dio”, subraya Ian Moya sobre el rendimiento del equipo y le alegra por los compañeros, que “dieron todo lo posible”. Personalmente también cuenta que se encuentra “mejor cada semana”.

Y ahora espera “conseguir los dos puntos” contra el Benidorm para seguir avanzando en todos los aspectos.

Por parte del Hotel Abba, su director Manuel Solanilla, recordó la colaboración del establecimeinto con el club desde hace años y señaló que quieren “acompañar en esta aventura” al club. Recordó que el Hotel Abba está “orgulloso de colaborar con el deporte de Huesca” y que éste sea visible fuera del territorio oscense.

Etiquetas