Balonmano

LIGA ASOBAL

Partido vital para un Bada que quiere romper su mal fario en casa

Los oscenses reciben este domingo (12 horas) al Puente Genil cordobés

Dijá, en una acción del último partido en casa
Dijá, en una acción del último partido en casa
Javier Navarro

No es una final, porque no podemos hablar de un partido definitivo cuando ni siquiera ha terminado la primera vuelta de liga, pero Bada Huesca tiene hoy a mediodía en casa un partido vital.

Y es vital porque los oscenses necesitan ya una victoria en casa. Los rojillos han ganado solo uno de los seis encuentros que han disputado hasta ahora en el Palacio, una losa que se nota y que mantiene al equipo en la zona media-baja de la tabla, peligrosamente cerca de la zona de descenso.

Se ha estado cerca en numerosas ocasiones, de hecho varias de las derrotas en casa han sido por un solo tanto, como la semana pasada ante Benidorm, pero sea por unas cosas o por otras el equipo no ha conseguido hacer ese partido completo que se traduzca en dos puntos y en un poco de tranquilidad y confianza en lo que se está haciendo.

Por tanto, un choque vital para volver a coger ese impulso moral, ahora muy necesario, y también para no ver al equipo todavía más abajo en la tabla, una situación en la que podrían empezar a saltar luces de alarma.

Y para este partido una de las mejores noticias es que la plantilla está al completo. Tal y como aseguraba el técnico José Nolasco en la previa, “tengo a todos los jugadores, aunque alguno está tocado, pero estarán todos”.

Y el técnico tenía claro que el equipo está en ese proceso de mejora continua, con una plantilla que se está haciendo, con muchos jugadores que tienen que asumir más responsabilidades y minutos de los que quizá de inicio se podía pensar, pero que toca avanzar, ya con algo de prisa. “Vamos creciendo semana a semana, pero ahora mismo no nos basta, no es suficiente para ganar, y necesitamos ese algo más, sobre todo en casa, delante de nuestra afición. Con ese apoyo tenemos que darles una alegría ya. Y para eso hace falta que salga un partido redondo, sin fallos que al final acaben con el buen trabajo de todo un partido”.

También destacaba Nolasco precisamente que uno de los años que más gente está yendo al Palacio y que más ambiente hay, no están respondiendo con resultados. “Está viniendo mucha gente y al final termina con emociones encontradas, porque ve que el equipo juega bien, que hay finales emocionantes igualados, pero que al final no se gana. Toca ya que se lleven para casa esa sensación agradable”.

Un rival curtido

Y sobre Puente Genil, el técnico incidía en la idea de que se trata de un equipo muy veterano, con lo bueno y lo malo que eso implica. “Puente Genil sobre todo es un equipo hecho, lleno de jugadores veteranos que saben muy bien lo que hacen y tienen experiencia en dominar los partidos. Su defensa es dura, grande y fuerte, tienen buena portería, cuentan con lanzamiento exterior. Como digo es un equipo hecho, y con las incorporaciones que han hecho este año, lo es todavía más, potente y duro. Pero más o menos es el Puente Genil de todos los años”.

Y también, en lo que se trabaja durante la semana, cuenta cada vez más lo anímico. “Si las cabezas no están fuertes pasan los partidos, tenemos poco premio, y eso desde luego que puede afectar. Es difícil gestionarlo, por eso es muy necesario conseguir un buen resultado”.

Etiquetas