Balonmano

BALONMANO - ASOBAL

Pachi Giné: “Ha quedado claro que Huesca quiere balonmano”

El presidente del Balonmano Huesca destaca el apoyo de la afición, pero alerta de la dificultad económica

Pachi Giné señala la dificultad económica de la liga y valora el rendimiento deportivo del equipo.
Pachi Giné señala la dificultad económica de la liga y valora el rendimiento deportivo del equipo.
Pablo Segura

El presidente del Balonmano Huesca, Pachi Giné, señala que este principio de temporada ha dejado patente que “Huesca quiere balonmano”.

Este año es el que está yendo “más público con diferencia” a los partidos del Bada, con una media de unos 1.300 espectadores, que además están siendo constantes, incluso en días con horarios menos propicios a priori. De hecho, aún no se ha jugado en viernes, que era el día deseado en los últimos años.

Esa respuesta popular hace que la directiva esté convencida de seguir “en este sueño” pese a las dificultades económicas que entraña y que son la principal preocupación del club en estos momentos.

Giné recuerda que la profesionalización hace que no sólo haya que cumplir deportivamente, sino, sobre todo, económicamente. Y es algo que hay que tener muy en cuenta.

Los clubes van a tener “un filtro económico” y van a estar auditados con el control del CSD. Giné destaca la importancia de contar con apoyos y compromisos para poder hacerlo viable y no verse abocados a convertirse en un equipo de categorías más bajas.

Y alerta de que puede haber equipos que se salven deportivamente pero no cumplan los requisitos para mantenerse en una liga profesional como es ya la Asobal.

Rebaja en plantilla y jugadores jóvenes

Los dos años anteriores fueron muy duros económicamente, con la rémora de la pandemia, y éste el club ha reducido notablemente los gastos en plantilla, con una rebaja de un treinta por ciento.

Ello ha llevado a apostar por jugadores jóvenes frente a los consagrados que salieron del equipo. Era algo obligado, y la presencia de José Nolasco en el banquillo lo facilita, pues es un entrenador habituado a formar jugadores y que ya ha demostrado en anteriores ocasiones esa capacidad. Pero es algo que requería “tiempo”.

Giné destaca que los jugadores se están entregando y que han crecido desde el inicio. “Estamos jugando bien”, señala y valora la “entrega tremenda” y el paso adelante de jugadores como Miguel Malo o Pere Arnau. Cree que el equipo está en el buen camino e incluso se esperaba un año “más complicado” aún en cuanto a resultados.

Socialmente destaca el crecimiento de la cantera y la unión que se va produciendo entre esta y el primer equipo es algo muy positivo.

También recuerda la identificación que se produce entre el público y los jugadores oscenses del equipo, Miguel Malo o Pepe Floris.

El gran trabajo de Néstor Oliva y su equipo

Giné subraya el papel que está haciendo el gerente Néstor Oliva y el equipo del que se ha rodeado y que le apoya a la hora de llevar público al pabellón y en líneas generales. Señala que la figura del gerente era imprescindible en una liga profesional, ya se trabaje como sociedad anónima o como club deportivo.

Y también señala sobre la asistencia al Palacio que se ve que quien prueba, repite. Y eso que los resultados en casa no han acompañado del todo.

Giné cree que es ahora cuando se ve al equipo “jugando bien” y defendiendo mejor. Comenta que este sábado a Irún el equipo puede ir a competir y hacerlo sin presión, tratando de mantener las buenas sensaciones. Tras ese encuentro, al equipo le quedará solo un partido de la primera vuelta antes del parón, el que le medirá al Cangas en el Palacio de Deportes la próxima semana.

Giné está convencido de que el equipo irá a más en la segunda vuelta, siempre distinta por el paso del tiempo, el crecimiento de los equipos, el cansancio y otros aspectos que influyen. 

Etiquetas