Balonmano

balonmano/asobal

Un Bada Huesca en "evolución" aspira a ganar en Irún

Rudolph Hackbath y Jose Nolasco destacan la ambición del equipo para este sábado

José Nolasco y Rudolph Hackbarth, delante del Restaurante Flor en la mañana de este jueves.
José Nolasco y Rudolph Hackbarth, delante del Restaurante Flor en la mañana de este jueves.
J. G.

“Bidasoa es uno de los rivales más difíciles, pero estamos en un buen momento de evolución”, dice el extremo brasileño del Bada Huesca Rudolph Hackbarth, que aspira a “ganar” en Irún este sábado. Así lo ha explicado este jueves en la comparecencia previa al partido en el Restaurante Flor.

El jugador brasileño cree que el equipo oscense ha demostrado en los últimos partidos un claro crecimiento. “En los tres últimos partidos, incluido el de Benidorm, se ha visto que el equipo esta evolucionando”, subraya.

Y ahora en Irún necesitan “sesenta minutos” de buen juego para optar al triunfo. Prevé un duelo complicado ante unos guipuzoanos que llegan de cuatro derrotas y que, por tanto, ”van a ir muy duros”.

Hackbarth cuenta que el equipo oscense ha perdido “puntos que no debería” y afronta estos últimos partidos de la primera vuelta, empezando por el de Puente Genil, como “tres finales” en las que aspira a “los seis puntos”.

Hackbarth destaca que el pasado encuentro contra el Puente Genil se vio una defensa firme del Bada, sobre todo, por el partido que hicieron Rorigo Benites y Janez Gucek en el centro de la misma, con buen trabajo de bloqueos y en los uno contra uno. Cree que las distintas facetas del juego van progresando de forma acompasada y que este año, además, los porteros están parando en todos los partidos, sea uno u otro.

El jugador brasileño considera que hasta ahora el equipo ha tenido un problema con el manejo de los encuentros y “en momentos en los que ganábamos por dos goles y podíamos ponernos por tres o por cuatro, perdíamos un balón, nos empataban y a veces se acaba perdiendo el partido”.

El jugador brasileño tiene la expectativa de ir a su tercer mundial este mes de enero con Brasil y espera hacerlo. Señala que “representar a tu país es un sueño” y da igual las veces que uno lo haya hecho, siempre es algo que “ilusiona”.

El técnico del Bada Huesca, José Nolasco, comenta que hay que tratar de “seguir encima de la ola” tras el triunfo contra el Puente Genil y dice que prefiere que los jugadores sientan ciertan cierta presión que la tranquilidad que puede contagiar la victoria. “Tenemos que acordarnos de cuando teníamos el agua al cuello para ir a por la victoria”.

Nolasco está convencido de que el Bada va a ser “competitivo y luchar” en Irún, como lo ha hecho en todas sus visitas. En ese sentido, destaca la “personalidad del equipo” y su “carácter” y comenta que la intención es “llegar con opciones al final” parapelear por los puntos”.

Y cree que el Bada está buscando un equilibrio y que es un equipo que es capaz de contraatacar y de atacar con variedad. Reconoce que uno de los puntos fuertes del equipo es el juego con pivote y hay que seguir sacándole partido y a su vez no depender solo de él y tener otras acciones. Apunta que contra Puente Genil se llegó a los extremos con espacio para que finalizaran y que en Cuenca, sin Montoya, el equipo también tuvo recursos en los laterales., que es quizá donde hay que dar “pasos delante”, aunque cree que ya se están dando con Pere Arnau, ranki Cordiés o Ignacio Suárez.

Avisa de que en Irún tocará “trabajar con zonas exteriores” ante la complejidad de superar la defensa por el centro.

Nolasco comenta que le preocupa que el Bidasoa llegue tras derrotas porque tratará de resarcirse como hizo contra Sinfín cuando cayó en la Copa (35-15) y porque tiene “un nivelazo tremendo”, aunque haya podido bajar un poco por los cambios y porque ha apostado por jugadores de la cantera que están progresando.

Cree que la baja de Rodrigo Salinas por lesión le está lastrando por su capacidad de toma de decisiones, pero alerta de que en los laterales Mitic y Asier ponen “uno contra uno, arrastres y lanzamiento”.

Etiquetas