Fútbol

FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

El Monzón supera la muralla del Casetas

Los rojiblancos vencieron a un rival muy rocoso

El Monzón supera la muralla del Casetas
El Monzón supera la muralla del Casetas
A.M.

AT. MONZÓN 2

CASETAS 0

Atlético Monzón: Gonzo, Ramón, Jesús, Manau, Domi, Valencia, Petro, Marcio (Fran, minuto 65), Murillo, Luis Costa (Malo, minuto 81) y Boriko (Aarón, minuto 68).

Casetas: Marín, Roberto, Ballestín (Tito, minuto 46), Beltrán, Juanjo, Cristián, Pepe (Ramos, minuto 72), Buil (Navarro, minuto 46), Damián, Kaha y Lahoz.

Goles: 1-0 Minuto 38: Luis Costa. 2-0 Minuto 67: Petro.

Árbitro: Gonzalo Benito. Bien. Amonestó con amarillas a Fran, del Monzón, y a Beltrán, del Casetas.

Incidencias: Tarde con cierzo y buena entrada con sorteo del Jamón.

MONZÓN.- Apenas comenzado el encuentro entre monzoneros y caseteros, dijo alguien del público "creo que hoy también vamos a sufrir". Y lo dijo porque los del Casetas apretaron la tuerca de lo lindo y de lo feo, atenazando a los rojiblancos que, con el sistema de la muralla, no permitían maniobrar a los inquietos Murillo, Petro y Luis Costa para asustar a los azulinas. Con un medio campo que colaboraba con entusiasmo a los defensas.

También tenían en la punta, que es por donde se hace la pupa, a Damián, Kaka y Lahoz, que se las sabían casi todas y obligaron a Gonzo en un cañonazo del primero a realizar un paradón de antología.

El juego no era muy vistoso, hay que decirlo, y tenían más prisa los zaragozanos por asustar a los locales, pues precisaban los puntos según dicen, como el comer. Pero mire usted por dónde, al que llamaremos el galgo de las mal llamadas estepas monegrinas, agarró la pelota y se fue por el carril izquierdo. Dejó sentado a su marcador y cerca de la meta cruzó la pelota con dos pelotas y anotó el 1-0 que hacía bastante tiempo que no se veía en la plaza. Y éste chaval, Luis Costa, aún pudo hacer el segundo pero el portero, muy agudo, se lo impediría.

En la segunda manga, correspondía al Casetas apretar, y así lo hizo, pero los anfitriones, que tal vez en la caseta tomaron Redbull, se levantaron en armas y rompieron las trincheras enemigas.

Se vio a todo el equipo conjurándose. Prácticamente todos sus jugadores se volcaron buscando el gol como si hubieran perdido la cartera. Petro fue el afortunado que anotó el 2-0 y en las gradas se notó un respiro. Luego, Costa, el propio Petro y Murillo, y Aarón pudieron dejar un amplio marcador, pero el portero Marín anduvo muy espabilado y lo impidió. Los rojiblancos rompen su dinámica de seis jornadas sin perder y siguen asentado en la zona media de la tabla, mientras que el Casetas continúa último.

Etiquetas