Fútbol

FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

Justo empate en un buen partido

Sabiñánigo y Robres mostraron un buen nivel y se llevaron un punto

Justo empate en un buen partido
Justo empate en un buen partido
A.A.

SABIÑÁNIGO 0

ROBRES 0

Sabiñánigo: Iván Pérez, Toro, Toñin, Villar, Muñoz, Grasa, Ortiz (Zamora, minuto 89=, Goez (Ángel Luis, minuto 61), Kenta (Borja, minuto 61), Aitor Villalba (Gorgas, minuto 71) y Cabrero (Dani Gracia, minuto 71).

Robres: Musa, Javi Pérez, Carcasona (Cabrero, minuto 74), Pol Blay, Muñoz, Gil (Aísa, minuto 34), Chárlez, Pumareta (Fran Barrio, minuto 74), Herrero (Patri, minuto 63), Espiérrez u Javi Rodríguez.

Árbitro: Gómez Mur. Amonestó a Cabrero, Toro y Borja, por el Sabiñánigo, y a Fran Barrio y Chárlez, por el Robres.

SABIÑÁNIGO.- Derbi provincial, muy interesante, por cierto, entre la AD Sabiñánigo y el CD Robres, con la disputa de unos puntos muy necesarios para ambos equipos para seguir aspirando a estar en la segunda fase en la parte alta. Más complicado lo tiene el Sabi, que ha jugado pocos partidos en casa, pero si juega como ante el Robres, no tendrá problemas para conseguir muchos más puntos.

Fue un partido igualado, de intensidad, de mucha disputa, con mucho roce y, en algún momento, de juego duro debido a que los puntos tan necesarios han hecho que los jugadores de las dos escuadras se motivaran mucho más y también por el conocimiento mutuo de los equipos.

Empezó mejor el equipo robresino, que tenía más la pelota en los primeros diez minutos, pero sin llegar a la portería de Iván Pérez, titular por segundo partido consecutivo y que volvió a cuajar una buena actuación, como ya hizo ante el Villanueva tres días atrás. El Robres llegó hasta su área en los primeros diez minutos, pero la defensa local fue expeditiva y no dejó que el cuadro visitante rematara.

A partir del minuto 15, el conjunto serrablés comenzó a dominar un poco más, igualó el juego sobre el terreno de juego y tuvo alguna ocasión, sobre todo una de Muñoz, que se quedó solo ante Musa, pero el meta amarillo, con unos reflejos tremendos, sacó la pelota con el pie. Tras esa acción, la defensas estuvieron mucho más encima de los delanteros. La intensidad no bajó en ningún momento del encuentro, que fue emocionante y de un muy buen juego. Con pocas ocasiones se llegó al descanso, con un 0-0 muy ajustado, pero un empate justo a tenor de lo visto.

El juego siguió por la misma tónica: dominio alterno y llegadas a las áreas, pero las defensas no dejaban rematar a los delanteros. En esta segunda parte el Robres tuvo una muy buena ocasión por medio de Herrero, pero su tiro se fue alto cuando lo más sencillo era meterla. Fue la mejor oportunidad del Robres en el partido, como lo había sido para el Sabiñánigo la de Muñoz de la primera mitad.

El resto del partido se desarrolló más en el centro del campo. El Robres es filial del Ebro, lo cual se notó en su juego: chavales jóvenes que entrenan mucho con el primer equipo y eso le pudo llevar a tener un poco más de peso al final, cuando el Sabi empezó a acusar el cansancio por el desgaste del partido y su anterior choque del jueves. Pero el cuadro serrablés metió todo su peso atrás para intentar frenar ímpetu juvenil de su rival y sumar un punto muy interesante.

Ambos equipos hicieron casi todos los cambios, el Sabi para intentar defender un poco mejor y el Robres para buscar ganar el partido. No hubiera sido justo que ninguno hubiera conseguido el gol, ya que el juego desplegado en el terreno de juego hace que el punto fuera merecido para ambos. También hay que destacar la buena labor de Gómez Mur, ya que el de este domingo no fue un encuentro fácil de arbitrar y lo hizo muy bien.

Etiquetas