Fútbol

FÚTBOL

Pablo Gállego inicia una nueva etapa en el Throttur Vogar islandés

El oscense afronta un nuevo reto en el extranjero con la ilusión de ayudar al equipo y encontrar estabilidad

Pablo Gállego ya entrena con el Throttur Vogar.
Pablo Gállego ya entrena con el Throttur Vogar.
Throttur Vogar

Pablo Gállego ya es todo un trotamundos. El oscense ha iniciado una nueva etapa en su carrera futbolística de la mano del Throttur Vogar, con el que llega a Islandia, el sexto país en el que va a jugar el delantero. Sus objetivos son claros: ayudar a un equipo que debuta en la segunda división de su país y encontrar la continuidad que le ha faltado en sus dos anteriores equipos esta temporada. Y con un ojo puesto en la selección de Nicaragua, con la que desea volver y participar en su camino al Mundial 2026.

Así lo asegura el jugador. “Los retos son, sobre todo, tener continuidad y estabilidad, dar lo mejor de mí y ayudar al equipo a cumplir sus objetivos. También hacer goles porque soy un jugador de ataque”. A todo eso, el mismo Gállego se añade la presión de ser un futbolista “extranjero”, ya que, “cuando lo eres, lo que se espera de ti es que, aparte de trabajo, sacrificio y profesionalidad, marques un poco esa diferencia”.

En el Throttur Vogar tienen claro que el objetivo es mantener la categoría en su primer curso en segunda división, para lo cual el club “está preparando la plantilla meticulosamente y con mucha ilusión para el pueblo, para Vogar”. “Estos estrenos ilusionan mucho a la gente y el club quiere estar a la altura y pelear por cumplir el objetivo”.

Una entidad en la que Gállego se ha “encontrado personas muy serias” que “cumplieron todo lo que prometieron rápidamente”, como el alojamiento o un coche para moverse por la localidad, “todo bastante serio”. A ello hay que sumar las instalaciones, que han “sorprendido mucho” al delantero por lo “magníficas” que son: dos campos de entrenamiento, un gimnasio “enorme”, piscina, sauna, jacuzzi...

Las negociaciones para su incorporación fueron “relativamente rápidas”, ya que el Throttur Vogar quería reforzar su ataque y “mostró mucho interés”. Alberto Larrea, agente que vive en Islandia, puso en contacto a ambas partes, que no tardaron en cerrar el acuerdo.

El lunes ya se estrenó en un amistoso ante el Arborg y marcó el primer gol en la victoria por 2-0 y será el 6 de mayo, viernes, cuando comience la liga ante el Fjolnir. Por delante serán 22 jornadas en una liga de 12 equipos, de los cuales ascienden los dos primeros y descienden los dos últimos.

Antes de la llegada del oscense, el Throttur Vogar estuvo unos días de pretemporada en Salou. “Por el mal tiempo que hace esa época en Islandia, muchos equipos del país van a España a hacer su preparación más amena”.

Su sexto país como jugador

“Parece mentira, pero ya es el sexto país, incluido España, en el que puedo jugar de manera profesional”, afirma el delantero, quien nunca se lo habría imaginado. "Cuando empecé mi carrera nunca me hubiera imaginado esto. Cuando uno empieza en una comunidad tan limitada futbolísticamente como es Huesca, como es Aragón, sabe que es muy complicado vivir de esto". 

“A pesar de que con 23 años me fui de España, pude irme con más de 90 partidos en Segunda B, luego jugué unos pocos más en el Teruel y he podido estar en los cuatro grupos de la categoría. He podido sumar experiencias tan bonitas fuera como ésta que estoy viviendo. Estoy muy contento y espero estar a la altura y seguir representando bien a Huesca y Aragón en el extranjero”, explica.

Pablo Gállego, con la camiseta de su nuevo equipo.
Pablo Gállego, con la camiseta de su nuevo equipo.
Throttur Vogar

A diferencia de sus dos etapas anteriores en el Michalovce eslovaco y en el Pierikos griego esta misma temporada, en esta ocasión Gállego se ha incorporado en plena pretemporada. “Es muy importante llegar antes de que empiece la liga y tener ese tiempo para adaptarme, conocer a los compañeros, conocer el modelo del club, saber qué es lo que espera el entrenador de mí... Si llegas con la temporada empezada, con un rango de puntos ya del equipo, a veces se trabaja con más presión y menos claridad”.

Del fútbol de Islandia, recalca que tiene "mucha influencia británica". "Por proximidad geográfica y gustos futbolísticos, aquí se sigue mucho la Premier League. Por lo tanto, es un fútbol muy físico, de ida y vuelta. Me ha costado un poquito en los primeros días, porque las ligas en las que había estado solían ser ligas de más control de juego y aquí es un ida y vuelta bastante constante", señala Gállego.

No obstante, el oscense se encuentra "bien físicamente" después de unas semanas entrenando en Indoor Huesca con su preparador físico Rubén Bergua. "Hay que pulir algunos aspectos porque el modelo de juego que tienen aquí hace que los esfuerzos sean más explosivos y que tengas otra manera de llevar las cosas, pero en Huesca siempre me preparo con Rubén Bergua y eso me ayuda a estar preparado física y mentalmente para lo que pueda venir".

Gállego se centra en su club, pero también tiene un ojo en la selección de Nicaragua, con la que sabe que no será fácil ir convocado, ya que “han hecho un proyecto de estado para intentar estar en el Mundial de 2026”. 

"La idea que han tenido es rejuvenecer la selección. Por ello llamaron a una selección sub-25 más cuatro refuerzos de la mayor y siempre es complicado cuando hay un cambio generacional y cuando tú no tienes sangre de ese país, pero yo me siento muy nicaragüense, quiero mucho ese país y ojalá tener el rendimiento para ser tomado en cuenta", manifiesta el atacante.

Etiquetas