SD Huesca

EQUIPO

El Atlético llega a Huesca con expectación y cierta "racanería"

El partido de El Alcoraz se verá en 198 países de los cinco continentes

El Atlético llega a Huesca con expectación y cierta "racanería"
El Atlético llega a Huesca con expectación y cierta "racanería"
R. G.

HUESCA.- Alrededor de doscientos aficionados han recibido en las puertas del Hotel Abba a la expedición del Atlético de Madrid cuando las manecillas del reloj apuntaban las cinco menos veinte de la tarde de este viernes.

El termómetro señalaba 4 grados, que con el sol han hecho llevadera la espera de los hinchas mayoritariamente rojiblancos. Unos cuantos también habían acudido al aeropuerto Huesca-Pirineos. Al ser pocos, les ha resultado más sencillo parar a las estrellas atléticas para hacerse fotos y cazar autógrafos.

CLICA AQUÍ PARA VER LAS IMÁGENES DE LA LLEGADA

Más difícil ha sido detener a los jugadores y al técnico, el Cholo Simeone, en las puertas del Abba porque la mayoría de los futbolistas han sido muy rápidos en desfilar por el pasillo del autobús al interior del establecimiento.

El primero en bajar del bus ha sido el Mono Burgos y han seguido su estela Simeone, el profe Ortega y el resto de la comitiva con los trece jugadores del primer equipo y los demás canteranos que completaban la expedición.

Con Oblak llamando poderosamente la atención por esa condición de gigante que se atraganta al delantero más pintado y no muy lejos la indiscutible estrella Griezmann, que era la pieza codiciada de todos los fans congregados, que se han quedado con las ganas porque el francés ha enfilado el camino del hotel con una sonrisa pero sin detenerse.

Así que la chiquillería que estaba esperando ese segundo de gloria para la firma de la camiseta (muchos “sietes” rojiblancos había tras las vallas de protección) o de la libreta de autógrafos se han quedado con las ganas.

Sobre todo un pequeño que había esculpido en una cartulina el ruego “Griezmann, una firma por favor. S’il vous plait”, acompañada por el escudo del Atleti, una foto del goleador y una bandera de Francia.

Seguramente no se habrá dado cuenta, pero el chaval y los amigos que le rodeaban, que iban con la elástica del astro, se han quedado con un “rien de rien”.

En fin, que todo ha sido tan rápido que alguno ha lamentado cierta “racanería” en esta histórica llegada en la que pocos futbolistas han firmado y se han hecho fotos, atendiendo también a los medios oficiales del club.

No ha sido, ni con mucho, la misma expectación que despertó el Real Madrid (que multiplicó por diez la presencia de seguidores con respecto a la del Atlético de este viernes), pero que sin duda es otro momento histórico para la ciudad y para el Huesca con otro de los grandes del fútbol español y mundial en la capital oscense. En el Hotel Abba el Atlético ocupa 52 habitaciones entre las 64 personas que forman la expedición.

El Alcoraz tiene el lleno garantizado ya que una vez más ni siquiera se han puesto entradas a la venta en las taquillas y no se ha podido atender desde el Huesca la gran demanda que había para presenciar el encuentro en directo.

Eso sí, siempre quedará la posibilidad de verlo en directo por televisión. En España se verá a través de Bein LaLiga y por el mundo a través de 198 países de los cinco continentes.

Huesca y el Huesca, por tanto, volverán a ser este sábado mundialmente reconocidos por el extraordinario impacto que tiene un partido de estas características.

Etiquetas