SD Huesca

REAL MADRID-HUESCA

"¡Sí, sí, sí, nos vamos a Madrid", el grito de la ilusión en un día histórico para la afición del Huesca

Responsables de varias peñas destacan la fiesta que supone ir a jugar al Bernabéu

"¡Sí, sí, sí, nos vamos a Madrid", el grito de la ilusión en un día histórico para la afición del Huesca
"¡Sí, sí, sí, nos vamos a Madrid", el grito de la ilusión en un día histórico para la afición del Huesca
R.G.

HUESCA.- "¡Que sí, que sí, nos vamos a Madrid!" empezaron a gritar los aficionados del Huesca en Lugo, el pasado 17 de mayo, cuando el equipo azulgrana hizo historia con su ascenso a Primera División. Desde aquella fecha estaba claro que, en el momento de conocer el calendario, había que marcar en rojo algunos partidos. Superadas las visitas al Nou Camp y al Wanda, quedaba el Santiago Bernabéu. Y nadie quiere perderse esta cita histórica.

Más allá de lo que pueda suceder, donde las quinielas apuntan al "uno", los más de dos mil aficionados oscenses que estarán en Madrid van, con mayúsculas, a disfrutar del momento y de la oportunidad que les brinda el Huesca. "Para partidos como éste hemos llegado hasta aquí", dicen los representantes de las peñas más antiguas del club en el cambio de impresiones que han mantenido con este periódico.

La más veterana de todas es la Peña Moya, que nació en Segunda B haciendo honores al lateral derecho de aquella época en la que el presidente era Jesús Viñuales. Su presidente, Alberto Ibor, ya viaja a Madrid este viernes como avanzadilla.

"Hemos vivido el crecimiento íntegro de la SD Huesca. No sé si nos hacemos a la idea de dónde hemos llegado para jugar contra el mejor club del mundo del Siglo XX", señala Alberto, en cuyo recuerdo flotan esos momentos plagados de penurias y dificultades "porque es bueno tener presente de dónde venimos" hasta apreciar "la dimensión que ha cogido el Huesca".

Historia aparte, considera claro que el presente supone "un cambio de concepto". Recuerda que su peña creció "en torno a la amistad" y destaca el "cambio brutal" que ha experimentado la entidad a todos los niveles, de ahí "el reconocimiento a la directiva, pase lo que pase, hasta el final de temporada".

Fue uno de los que jalearon ese "¡nos vamos a Madrid!" desde el Anxo Carro de Lugo y agradece "la acertada política del club" en un desplazamiento como tan esperado como éste "ya que por 60 euros vas, vuelves y ves el partido".

Afirma sentirse "muy optimista" con el equipo "y estoy seguro al cien por cien de que se va a salvar". Es más, añade, "tengo el pálpito de que en Madrid vamos a hacer algo grande". Lamenta ese déficit de puntos que arrastra por la primera vuelta "porque con estas herramientas que hay ahora no estaríamos así. Me extrañaría mucho que al equipo de Francisco le metieran ocho como hizo el Barcelona".

Eso sí, "sabiendo que es dificilísimo sacar algo de allí, con los pies en el suelo pero con la esperanza y la ilusión de que hay posibilidades". Y por encima de todo, concluye Alberto, "es un año para disfrutar, ver dónde estamos y preguntarnos de dónde veníamos. Si me dicen hace diez años que el domingo íbamos a estar en el Bernabeu...".

Más de una década, con el ascenso a Segunda, nació la Peña 15/06. Su presidente, Sergio Martínez, se ve en la nube pensando que el domingo estará en "su" Santiago Bernabéu. "Es un sueño, algo que hace muchos años se veía imposible y que ahora debemos disfrutar al máximo. El partido es difícil, nos enfrentamos a uno de los mejores equipos del mundo, aunque no esté en su mejor momento. Pero el Huesca está haciendo una muy buena segunda vuelta".

En su opinión, "quizás la derrota con el Alavés supuso una pequeña bofetada y parece como si nos hubiera bajado un poco de las nubes... No sé si se nos puede hacer corta la temporada. La salvación está difícil porque estamos obligados a hacer un final de temporada que no lo logran ni los grandes de la liga. Pero ya veremos".

Sergio es de los que ha vivido el crecimiento del club desde antes del ascenso de Écija, de ahí que el sentimiento ante este viaje se vea como "una jornada festiva, para disfrutar del día histórico que nos regala el Huesca y, aunque soy madridista porque me tira el blanco, ojalá ganemos 0-5".

Admite que "impresiona" ver una caravana con más de dos mil aficionados y señala que "hay que poner en valor el trabajo del club y el mérito de tantos aficionados que van a viajar siendo el equipo colista, con pocas opciones de salvarse y jugando un domingo a las nueve de la noche, teniendo que trabajar o ir al colegio al día siguiente y llegando de madrugada".

También entre las pioneras está la Pim, Pom, Fuera, que realiza el viaje de forma conjunta con la 15/06. Francisco Tabueña, el presidente, coincide en echar la vista atrás, al Huesca que ha pasado por todos los campos del ámbito provincial y regional, de tierra o de hierba de todos los colores. "Esto es un hito histórico y si hubiera sido a otra hora o el sábado, aún habrían ido más de 2.000".

Tabuenca no descarta la sorpresa. "Posibilidades de salvarse hay, aunque es cierto que cada vez son más remotas. Equipos como Valladolid o Villarreal han despertado. Pero hasta que no pase el partido con el Barcelona no veremos claro el futuro. Tenemos rivales directos y esos partidos hay que sacarlos".

Considera, como todos, que "hubo errores de planificación en la plantilla, se subsanó en diciembre y no sé si fue un poco tarde. Pero estamos viviendo una temporada ilusionante en Primera División, pese a estar un poco decepcionado porque se podría haber hecho un poco más. Y tampoco hemos tenido suerte con las lesiones y esos detallitos que nos hay privado de puntos. Pero solo por un partido como el que viene en Madrid merece la pena haber subido a Primera. Sobre todo lo pensamos los que hemos comido mucho barro".

Alberto Pérez, de Alcorazados, peña convertida en el alma de la grada de animación en el Gol Norte, también cita como "histórico" este desplazamiento. "Hace unos años te lo cuentan y no te lo crees. Sonará a tópico, pero esto era inimaginable".

Afirma ser realista con la situación del equipo. "Lo tenemos muy mal, pero siempre hay que creer. Aunque tenemos que jugar contra Madrid y Barça y dependemos de otros. Y el Villarreal ya ha despertado. Ante el Celta el miércoles será una final definitiva".

Alberto coincide con las opiniones que hay acerca de la planificación del equipo, "jugadores que no dieron resultado y otros que pensaban que iban a dar la talla y no la han dado. Se hicieron fichajes y el equipo ha reaccionado, aunque tampoco nos ha acompañado el factor suerte". En cualquier caso, afirma sentirse "orgulloso con lo que tenemos porque no se puede pedir más".

Fernando Lobera está al frente de la peña más multitudinaria, Fenómenos Oscenses, que esta vez se quedará en tierra por motivos familiares y cede el mando a su mujer Águeda y a su hija Elena. "La movida es tremenda. Y si hubiera sido el sábado habrían ido 5.000. Nos hace una ilusión enorme. Esto es pasión, sentimiento y fe. Pase lo que pase estoy convencido de que la gente se lo pasará bien y volverá contenta. Todo el mundo marcó en rojo esta fecha. Esto solo lo consigue el Huesca y el fútbol y la oportunidad que nos da de jugar contra grandes equipos y en grandes estadios".

A nivel deportivo, "mientras las matemáticas no digan lo contrario, y con 30 puntos en juego, hay que luchar, competir e ir partido a partido". Es más añade, "no olvides esto que te digo, en mi porra este partido acabará 1-2". Se trata, en fin, de "jugar y vivir un momento único, impensable, que pone al Huesca en el escaparate mundial. Y si al final bajamos, lo haremos con la lección bien aprendida para volver. Será difícil, pero yo tengo fe en todo. En el presente y en el futuro".

Nacho Alastruey, el presidente de Habituales SD Huesca, es de los que raramente se perdían partidos fuera de casa desde antes de Écija. Su estreno de paternidad le ha hecho imposible viajar esta temporada... hasta el domingo.

"Vamos toda la familia, incluido el niño de siete meses, que ha pagado una buena entrada como si fuera un adulto", observa. "Esto es para disfrutarlo. Siendo realistas, sería algo inesperado ganar, pero si hay un momento propicio es éste. Al equipo hay que pedirle en este partido que compita bien, como lo ha hecho en los últimos encuentros. Esa debe ser la expectativa".

Y llevar más de dos mil aficionados a Madrid "demuestra que lo que se ha hecho este año tiene mucho mérito, que pone en valor lo conseguido, que este viaje es para recordarlo porque es novedad y porque si se logra un resultado positivo estaremos en disposición de repetir el año que viene". Además, añade, "vamos a ir a la atracción turística más visitada de Madrid, que es el Bernabéu".

Y por qué no soñar con algo positivo. "En la ida se nos escapó vivo el Madrid, Y el de ahora no es muy diferente al de entonces. El problema lo veo más en las bajas que tenemos, sobre todo con la pérdida de Insua, que nos está obligando a hacer apaños".

Nacho habla del presente y piensa en el futuro y en la afición. "Sería muy importante, y el club ha demostrado estar por la labor, tener una afición que se afiance. Se ha volcado gente de Huesca pero también toda la provincia. Se puede perder la categoría, pero no la afición. El reto tiene que ser mantener a esos 7.000 aficionados que llenan El Alcoraz cada partido. Tiene mucho mérito que vayas a ver un partido a Madrid por 150 euros y el Huesca te haya ofrecido todo el año de Primera por 200".

Etiquetas