SD Huesca

FÚTBOL - ENTRENADOR

Míchel: "Debemos tener mucha más continuidad"

El técnico sabe que el Huesca está en proceso de crecimiento y vaticina "un partido difícil" ante el Albacete

Míchel: "Debemos tener mucha más continuidad"
Míchel: "Debemos tener mucha más continuidad"
D. A.

HUESCA.- Míchel Sánchez ha declarado este martes que espera un "partido difícil" ante un Albacete del que sabe que plantará cara pese a su última derrota, por lo que el Huesca debe ofrecer el máximo nivel posible. El técnico madrileño sabe que su equipo sigue en proceso de crecimiento y que debe mejorar en aspectos como el balón parado o la finalización de las jugadas, y ha confirmado que la mayoría de sus futbolistas tendrán minutos entre el partido de este miércoles y el del Extremadura del domingo.

El entrenador azulgrana ha comentado que prefiere "siempre que venga un rival con dudas", pero tiene la certeza de que el Albacete, pese a caer 0-4 ante el Tenerife el domingo, planteará un partido complicado en El Alcoraz. "Se les puso el partido muy cuesta arriba en los primeros minutos y ahora ellos pensarán como nosotros, que después de una derrota lo mejor es jugar pronto para intentar cambiar la dinámica. Yo me espero un choque difícil".

"He visto los partidos que han jugado también fuera de casa, es un equipo bien trabajado y dentro de la categoría no hay ningún rival ante el que digas que vas a sumar de tres, hay que ganárselos en el terreno de juego, pero tenemos la confianza de hacer un buen partido, de sentirnos nosotros mismos y de llevar al equipo por donde nosotros queremos", ha explicado el madrileño, que ha recordado que todos los equipos están "en ese proceso de coger su mejor versión", por lo que sabe que el Huesca deberá dar el cien por cien.

"El resultado del otro día no me hace cambiar mi opinión sobre el Albacete, porque contra el Deportivo hizo un buen partido, en Gijón hasta la segunda parte incluso dominó, es un equipo que nos va a exigir al máximo, no me espero otra cosa y espero que nosotros estemos al cien por cien porque es lo que vamos a buscar no en esta jornada, sino en todas, porque los pequeños detalles han marcado las dos derrotas que hemos tenido y tenemos que ajustar en esos pequeños detalles".

Pequeños detalles entre los que están las jugadas de estrategia, las cuales Míchel espera mejorar tanto a favor como en contra. En el caso de las acciones en las que el Huesca debe defender, el madrileño espera "ajustar pequeñas cosas que estamos haciendo para ver que nos conviene más, sobre todo teniendo en cuenta la altura que tenemos en la plantilla". Y sobre las jugadas a balón parado en ataque, el míster ha recordado que el conjunto oscense las ha “lanzado muchísimo” durante su partido. "Hemos tenido muchos balones parados y con opciones de convertir, pero no lo hemos hecho. En el área rival tenemos que hacer daño en esas jugadas porque, al igual que los rivales han aprovechado esas circunstancias, nosotros también lo tenemos que hacer".

El entrenador azulgrana es consciente de que hay más "cosas para corregir" y ha hecho especial hincapié en el acierto en los metros finales. "Llegamos con muchas opciones al último tercio del campo y ahí, por unas cosas o por otras, hemos sido un equipo que hemos tenido desacierto". "Pero viendo las estadísticas estamos muy ilusionados con lo que hace el equipo. Las estadísticas no son para justificarnos de una derrota, sino para ver las cosas buenas que hacemos y hay muchas cosas buenas en el equipo, somos el equipo al que menos le tiran a puerta y un equipo que tiene mucho el balón".

Mejorando en esos aspectos Míchel sabe que el conjunto oscense crecerá y espera que llegue el momento en el que se vea a un Huesca "todavía más fiable y durante más tiempo" que lo que se vio en la segunda jornada ante el Deportivo. "Lo más importante es que mantengamos una continuidad en el ritmo de juego a lo largo de muchas semanas. El otro día con el Numancia, hubo veinte minutos en la primera parte que para mí fueron los mejores minutos de la temporada en cuanto a juego, pero debemos tener mucha mas continuidad".

"No nos vale tener picos muy altos si luego en otras fases del partido no estamos bien, en la segunda parte nos costó más, tuvimos demasiadas prisas por llegar y eso no lo podemos permitir. Somos muy exigentes con nosotros mismos y creemos que el día del por se vio una buena versión pero no la mejor, lo que pasa es que ahí materializamos las ocasiones y con marcador a favor se ven las cosas de otra forma", ha indicado.

OPORTUNIDADES PARA TODOS

Sobre la posible alineación de este miércoles, el madrileño ha declarado que va a "buscar la mejor forma de hacer daño al Albacete y ganar el partido", aunque ha afirmado que entre este choque y el del domingo contra el Extremadura todos sus futbolistas tendrán la opción de participar. "Necesitamos poner a los jugadores que estén más preparados para este partido y teniendo una plantilla como la que tenemos, podemos hacer cambios. Todos van a tener su momento, no sé si será mañana o el fin de semana, pero teniendo una plantilla tan larga y tan competitiva hay que aprovecharla". De hecho, todos los jugadores "están en perfectas condiciones" salvo los lesionados Dani Raba y Cheick Doukouré.

Un cambio seguro estará en la banda derecha por la baja del propio Raba, que estará cerca de un mes sin poder jugar. Una baja que Míchel califica de "importante" por lo que el extremo daba al equipo pero que confía en suplir con recambios que den garantías. "Es una baja importante, pero para eso tenemos una plantilla competitiva y con jugadores que pueden ocupar esa posición. Es una baja que nos trastoca un poco porque era un jugador que estaba teniendo gol y aportando mucho en ataque, pero saldrá otro compañero que seguro que nos va a dar el trabajo que estaba haciendo Dani y no tenemos ninguna duda de que será bien suplida esa baja".

La titularidad de Shinji Okazaki es una posibilidad. El técnico madrileño ha explicado que el japonés está en buena forma y que sólo necesita minutos de competición para coger el ritmo y alcanzar su mejor versión. "Lo único que le faltan son partidos, en pretemporada ha jugado muy poco, físicamente esta bien, los esfuerzos los va soportando mucho mejor, pero necesita ese ritmo de competición que no ha tenido y lo malo es que sólo podemos dárselo en la competición. Pero ya está en disposición de jugar noventa minutos y poco a poco tiene que coger su mejor versión, que es la que todos queremos".

Etiquetas