SD Huesca

FÚTBOL - JUGADORES

Las buenas señales de Okazaki, Galán y Sergio

Junto con Mosquera, los tres futbolistas fueron de lo más destacado en una noche para tomar nota de las carencias

Las buenas señales de Okazaki, Galán y Sergio
Las buenas señales de Okazaki, Galán y Sergio
P.S.

HUESCA.- Justo el día que salió de titular Okazaki, y que jugó el partido entero, no aparecieron los dos periodistas japoneses que le han acompañado desde que debutó ante el Sporting y en su puesta de largo ante la afición posterior.

Tuvo una actuación prometedora. Disfrutó de la mejor ocasión en el primer tiempo, en el que también le anularon un gol, y en el segundo estuvo presente en las dos mejores oportunidades del Huesca, una de ellas al travesaño. Esa titularidad y los detalles que se le vieron hacen pensar que a poco que esté más surtido de balones puede generar mayor peligro.

También hay que quedarse con los galones que tuvo Pedro Mosquera llevando las riendas del equipo. Gran futbolista el gallego. A otro (Juan Carlos) se le echó de menos. Sobre todo en ese último tramo en el que se necesitaba más oficio y temple para aportar la claridad de ideas que le faltó al Huesca en el arreón definitivo. Dio la impresión de que fue un artículo de lujo en el banquillo.

Positivo el debut liguero de Javi Galán. Ya irrumpió con fuerza en Primera la pasada campaña y ayer fue de lo mejor. Fue una pesadilla para la zaga del Albacete. De los más incisivos. Y, por su pasado en el Córdoba, también anima pensar en su versatilidad porque puede complementarse perfectamente con Luisinho por el costado izquierdo.

Sergio Gómez también arrojó buenas señales. Desparpajo, calidad y brega. Estuvo especialmente activo en el primer tiempo y, tras una fase de debilidad (creo que fue más física) en el segundo, revivió al final.

Y el resto en general intermitentes, con luces y sombras en una tarde-noche en la que nos volvemos a quedar con el sobresaliente de la afición en un horario intempestivo porque manda la televisión.

Tres derrotas, dos de ellas consecutivas, que conociendo la categoría no es para tirarse de los pelos pero sí para tomar nota de las carencias más que de las virtudes, que de todo hay. Porque a fin de cuentas se aprede de lo que hay que corregir y se mejora de lo que se hace bien.

El Huesca tiene mimbres para todo lo bueno. No está viviendo una semana "fantástica" pero esto no es como empieza sino como acaba. Que será en Almendralejo, contra el Extremadura, donde seguro que hay música de viento porque estos días se recordará el pleito por el diez por ciento de la salida de Enric Gallego al Getafe.

Etiquetas