SD Huesca

FÚTBOL - SD Huesca

Míchel: "Que dos resultados malos no nos condicionen"

El madrileño ha visto a un buen Huesca en los dos últimos partiso

Míchel: "Que dos resultados malos no nos condicionen"
Míchel: "Que dos resultados malos no nos condicionen"
R. G.

HUESCA.- Míchel Sánchez ha analizado la actualidad del Huesca en la previa del partido que enfrenta a los oscenses contra el Extremadura en Almendralejo (domingo, 20 horas). El técnico madrileño ha explicado que su equipo ha estado bien en los dos últimos partidos y que las dos derrotas no deben condicionar su juego de cara a las próximas semanas.

El entrenador azulgrana ha asegurado que “los resultados son el único pero que hay que ponerle a la semana de trabajo”, ya que el Huesca ha perdido dos partidos en los que cree que podrían “haber sacado mejores resultados”, aunque ha recordado que están en fase de desarrollo, por lo que los futbolistas no deben desistir de la idea de juego que quiere plasmar el cuerpo técnico. “Dentro de la construcción en la que estamos, pienso que hemos hecho dos buenas actuaciones. Al final el resultado es el que es y hay que asumirlo, pero no nos puede hacer el daño de que pensemos que está todo mal porque no es así, creo que hemos hecho dos actuaciones acordes a la altura de la temporada en la que estamos y con la sensación de que estamos en una fase de mejora”.

Lo que ha faltado frente a Numancia y Albacete ha sido acierto de cara a puerta. “La realidad es que no hemos hecho gol en los dos partidos, hemos tirado 21 veces el otro día y 13 en Soria, es un tema de acierto, y no nos han tirado tanto. Hemos estudiado la forma de tener mas equilibrio defensivo, pero creo que somos un equipo fiable en eso, no nos han tirado mucho pero nos han hecho dos goles y nosotros hemos tirado mucho y no hemos hecho, es un tema de acierto y no me preocupa, me preocupa que no hagamos sensación de peligro y eso creo que, dentro del proceso de crecimiento del equipo, estamos llegando, aunque tenemos que llegar con mas claridad y con mayor poso en campo rival”.

Al madrileño no le vale que “un gol o una situación en contra te pueda condicionar”, por lo que trabaja con sus jugadores “la mentalidad” para ser “un equipo mentalmente fuerte para asumir” que tienen por delante “un reto muy grande”. Y es que “el Huesca, por méritos propios”, ha provocado que tengan “la exigencia de ser un equipo referencia de la categoría”. “Todos los que hemos venido, venimos con esa sensación. Que dos resultados malos no nos condicionen para seguir siendo referencia y un equipo fuerte en la categoría, creo que el Huesca ha hecho las cosas muy bien en los últimos años y se ha ganado el derecho a ser un equipo importante en Segunda División, y esa exigencia la tenemos que asumir, no para tener más ansiedad o tensión, pero sí para saber que somos un equipo que tiene que estar arriba y esa exigencia la tenemos que asumir todos”, ha explicado.

De hecho, una de las razones que llevó a Míchel a decantarse por venir al Huesca fue “que el club está creciendo”. “La exigencia máxima mía es seguir creciendo como entrenador y buscar un sitio donde to vea que eso se pueda dar porque sea un club que también está creciendo y eso es lo que me he encontrado aquí”.

No obstante, el técnico vallecano sabe que “hay veinte caras muevas y muchos han llegado al final”, por lo que esos jugadores “tienen que estar en un mejor versión en breve”, lo cual no le preocupa del todo porque ve “que el equipo compite”, aunque todavía le falte para alcanzar su máximo esplendor.

Entre los puntos positivos del duelo frente al Albacete, Míchel ha destacado que sus jugadores corrieron “muchísimo” incluso teniendo “mucho el balón”, lo cual “significa que el jugador se ofrece, da líneas de pase, presiona tras pérdida, hace transiciones defensivas y correr para atrás, que es fácil correr hacia delante pero no para atrás”, por lo que “el equipo físicamente está muy bien”.

“Me fijo mucho en nuestra identidad y estamos en fase de construcción, todavía no veo el equipo que me gustaría, soy muy exigente conmigo mismo primero y con los jugadores después, y esa exigencia me hace ver que hay muchas cosas que mejorar”, ha explicado el entrenador del conjunto oscense, que quiere que su equipo sea “protagonista y dominador”. “ Así que no nos puede condicionar una mala puesta en escena o una situación que puede ser un acierto del rival en un momento puntual, si hay acierto del rival, sólo tenemos que seguir trabajando para solucionar esa situación”.

Míchel ha señalado que el once que alinee ante el Extremadura no será “condicionado al resultado (del último partido) sino al estado físico de los jugadores” y, especialmente, a lo que se puedan encontrar los azulgranas. Eso sí, el madrileño tenía “la idea de antes del encuentro del miércoles”, por lo que está “prácticamente seguro” del equipo con el que saldrá. El técnico ha dejado caer la posibilidad de que algún día jueguen a la vez Miguelón y Javi Galán, aunque ha afirmado que le gusta buscar un “equilibrio” defensivo.

“Son dos jugadores muy profundos y hay que buscar alternativas para el equilibrio que le podamos dar defensivamente al equipo en ese sentido, pero es una posibilidad que puede producirse a lo largo de la temporada”, ha indicado el vallecano, que ha resaltado que Toni Datkovic está trabajando bien y podría entrar en el once pronto, aunque ha recordado el buen nivel que están ofreciendo Pulido y Josué Sá. “Ha llegado más tarde, tiene que seguir cogiendo los conceptos nuestros, pero ya está prácticamente a su máximo nivel para ayudarnos. También es verdad que la pareja de centrales está bien, Kike también lo ha hecho bien, y hay dificultades para hacer el once y la convocatoria, pero estoy muy contento con él, es un perfil zurdo, aunque ahí se está posicionando Puli, que sabe lo que queremos”.

Del rival del domingo, el Extremadura, Míchel espera “un equipo intenso en la presión y vertical” ante el cual deberán “dominar mucho el balón porque es un conjunto que va muy bien hacia adelante y que genera muchas situaciones de peligro”. El madrileño ha afirmado que, pese a todo, lo que logre el Huesca dependerá, sobre todo, del propio Huesca. “El Extremadura es un equipo que no ha ganado todavía pero que ha perdido puntos en partidos que tenía controlados hasta los últimos minutos. Evidentemente es un partido complicado, es un equipo que aprieta bien y quiero la mejor versión de mi equipo. al final todo va a depender de nosotros porque creo que somos un equipo que haciendo bien las cosas vamos a tener opciones de ganar todos los partidos”.

Etiquetas