SD Huesca

FÚTBOL - ANÁLISIS

De una tarde frágil al regreso al pasado en Anduva

Tras una derrota amarga, el Huesca se reencontrará el sábado con su historia en Miranda

De una tarde frágil al regreso al pasado en Anduva
De una tarde frágil al regreso al pasado en Anduva
R.G.

HUESCA.- El Rayo se le subió a las barbas al Huesca. Ganó en buena lid, de forma indiscutible. El 0-2 final refleja la superioridad de un equipo que propuso más, que tuvo más oficio, que sacó mayor rentabilidad a su estilo y que supo "aniquilar" el de su rival.

El Huesca mostró una versión desconocida, sin poder imponer su estilo. Ese del fútbol por encima de todas las cosas y de sentirse dominador de los partidos. En ningún momento logró ese propósito el equipo de Míchel, que ayer se vio superado por su antiguo "profesor" desde el banquillo.

Tampoco hay que llevarse las manos a la cabeza ni exagerar la derrota. Una mala tarde la puede tener cualquiera, como aquello del mejor escribiente que hace un borrón.

Se trata, en cualquier caso, de recomponer la figura, analizar los errores cometidos y volver a tomarle el pulso a la competición como sabe hacerlo el Huesca, con carácter y una buena propuesta de fútbol.

El próximo sábado, otro punto de inflexión para volver a sumar y no perder comba. En un estadio de grandes recuerdos, Anduva, donde además de los últimos enfrentamientos en Segunda División, los ha habido de todos los pelajes en Segunda B y especialmente en aquellos no tan lejanos duelos de playoff de Tercera División. Será como recordar lo que tantas veces decimos, aquello de que no hay que olvidar de dónde venimos y dónde estamos.

Es bueno recordar la historia y refrescar la memoria. Como también tomar conciencia de que el nivel de exigencia se ha elevado. Y eso es positivo. Quiere decir que las cosas se hacen bien y que se progresa adecuadamente.

Etiquetas