SD Huesca

COPA DEL REY

El Huesca, con un gol de Cristo, resuelve la primera ronda de Copa

El Huesca, con un gol de Cristo, resuelve la primera ronda de Copa
El Huesca, con un gol de Cristo, resuelve la primera ronda de Copa
LOF

SD HUESCA 1

LAREDO 0

SD Huesca: Yáñez, Miguelón, Insua (Josué Sá, 85"), Datkovic, Javi Galán; Mosquera (Eugeni, 57"), Seoane; Sergio Gómez (Cristo, 68"), Ivi, Joaquín y Escriche.

Laredo: Puras, Manu, Jaime, Ares, Cano (Nacho, 70"), Vinatea, Peredo, Mantilla, Sanz, Ricki (Tocornal, 83") y Argos (Tiri, 77").

ÁRBITRO: Gorostegui Fernández. Amonestó al técnico Raúl Pérez y Peredo y expulsó a Ares en el minuto 93 por el Laredo y a Insua y Joaquín por el Huesca.

GOL: 0-1 Minuto 81: Cristo.

INCIDENCIAS: Gran ambiente en el campo de San Lorenzo, con 3.000 espectadores.

HUESCA.- Un gol de Cristo en el minuto 81 ha dado al Huesca la clasificación para la segunda ronda de la Copa del Rey. El conjunto azulgrana tuvo que emplearse a fondo para salir airoso ante un rival combativo, que cuando se vio perdido se lanzó a por el empate y estrelló su mejor (casi única) ocasión en una gran intervención del meta Yáñez. Solventada la papeleta, a esperar hoy el rival de la siguiente eliminatoria y sobre todo al Zaragoza el domingo.

La mejor noticia para el Huesca llegó al ver en el once inicial a Pablo Insua. Era su reaparición después de la grave lesión que sufrió el pasado mes de febrero en Girona. Es el momento de ir entrando en juego y cogiendo ritmo un futbolista de gran peso en la plantilla y que está llamado a ser uno de los hombres de mayor peso para la zaga oscense como ya lo demostró la campaña anterior en Primera División. Como interesante era ver en acción a los dos hombres con presencia casi testimonial hasta la fecha, Seoane y Joaquín. Se dejó ver más el madridista en el primer tiempo, que compartió con Mosquera el trabajo como medio centro y tuvo varias acciones de proyección del juego del equipo exhibiendo su calidad. Junto a ellos, Miguelón y Javi Galán fueron los que más peligro generaron con sus incorporaciones por ambos costados. Ivi, Joaquín y Sergio Gómez tampoco pudieron superar el repliegue del Laredo.

Estos primeros 45 minutos fueron planos. El Huesca llevó el peso del partido ante un Laredo que trató de presionar cuando los azulgranas sacaban el balón desde atrás. Que tampoco fueron muchas porque el dominio del balón se acentuó con el paso de los minutos por parte oscense. Era necesario recurrir a la paciencia y a buscar alguno de esos chispazos que pudieran llegar en las incursiones por banda. En una de ellas, a los 9 minutos, y tras un centro desde la derecha, un defensa cántabro salvó en la línea un remate de Escriche que anunciaba el gol. Poco después fue el Laredo el que replicó con una falta lateral desde la derecha que cabeceó Vinatea y acabó en córner. Fue la única aproximación con cierto peligro de los locales. El Huesca tuvo otra buena, en un centro de Miguelón desde la derecha que Escriche cabeceó cruzado y el balón se marchó fuea por poco. Una acción fallida de Ivi al recibir en el área y un eslalom de Sergio Gómez sin llegar al área fueron los últimos coletazos que dejó el primer tiempo para el conjunto de Míchel.

Aceleró el paso el Huesca en el arranque de la segunda parte para tratar de romper el cerco. A los 3 minutos el conjunto azulgrana armó una buena contra en la que Ivi condujo el balón por la derecha y combinó con Miguelón, que remató al portero entrando por la izquierda. El propio Miguelón lo intentó por el costado derecho pero su tiro lo despejó con apuros el portero a córner. Joaquín, muy activo en este periodo, protagonizó las siguientes acciones de peligro azulgranas. En la primera, tras salir de un regate en el área, su remate se le marchó fuera por los pelos. Y en la segunda, tras una pared con Miguelón en su enésima subida por la derecha, fue claramente derribado en el área por Peredo. El árbitro se tragó el penalti y además amonestó a Joaquín.

Mediado este período Míchel, seguramente pensando en el partido del domingo, relevó a Mosquera y dio entrada a Eugeni. El Huesca intensificó su dominio y en el minuto 81 llegó la jugada del gol que decidió la eliminatoria. Javi Galán entró como un puñal por el costado izquierdo, centró al área, cazó el balón Joaquín y, tras revolverse, elevó el esférico para que Cristo, solo ante el meta, fusilara a la red. De ahí al final, el Laredo buscó en lanzamientos largos el área del Huesca, donde Insua salió mal parado con un golpe en el labio en un lance fortuito y fue cambiado por Josué Sá. En ese arreón final el equipo cántabro tuvo su ocasión para empatar por medio de Nacho, pero su remate a bocajarro lo desbarató Yáñez en su única y decisiva intervención.

Etiquetas