SD Huesca

FÚTBOL - ENTREVISTA

Rubén García, director deportivo de la SD Huesca: "Tenemos que ser humildes pero fuertes, ir tranquilos, exigencia con sentido común"

Rubén García, director deportivo de la SD Huesca: "Tenemos que ser humildes pero fuertes, ir tranquilos, exigencia con sentido común"
Rubén García, director deportivo de la SD Huesca: "Tenemos que ser humildes pero fuertes, ir tranquilos, exigencia con sentido común"

HUESCA.- "Tenemos que ser humildes pero fuertes, e ir tranquilos, todos remando. Hay que dar exigencia, pero con sentido común", afirma Rubén García, director deportivo del Huesca, plenamente satisfecho del rendimiento del equipo en la primera vuelta. No en vano, recuerda, Míchel ha tenido que construir un bloque con una veintena de fichajes.

¿Suspiró de alivio cuando acabó el partido contra el Zaragoza —

No es el momento todavía. Al cuerpo técnico y a los jugadores ya les dije que era un partido muy emocional, por tratarse de un derbi, pero eran tres puntos. No eran definitivos, ni antes ni después. Como tampoco la derrota del Cádiz con el Numancia o la situación en la que está el Rayo. Sí fue una alegría inmensa ver cómo estaba El Alcoraz. Fue impresionante cómo disfrutó la gente y cómo lo sintieron los jugadores. Cuando nuestro equipo y la afición se unen, en casa es muy difícil que alguien nos gane.

¿Qué balance hace de la primera vuelta —

Con el mercado de verano tan complicado que tuvimos, con la cantidad de incorporaciones que hubo (no es normal tener que hacer un equipo casi al completo) y con un cuerpo técnico también nuevo, la primera vuelta ha sido buena y para ser optimista de cara a la segunda. Que como todas las segundas vueltas en Segunda va a ser muy complicada e igualada. Pero con todo eso y que el equipo sea reconocible en su idea de juego no es tan fácil. Y conseguir eso en tan poco tiempo es de un mérito tremendo de los jugadores y del cuerpo técnico.

El Huesca ha sido el mejor local y el menos goleado, pero fuera de casa ha tenido más altibajos y demasiadas derrotas. ¿Luces y sombras—

Yo diría que hay más luces que sombras. Hay unos pilares muy buenos para encarar la segunda parte de la temporada. Hay una idea reconocible en su juego, un Huesca que cuando está bien y el equipo muestra su máximo nivel, es muy difícil que un equipo de esta categoría nos gane. Los pocos goles encajados es otro de los pilares. El equipo defensivamente defiende bien y no es una casualidad que seamos el que menos goles reciba. Estadísticamente, somos de los que menos dejan llegar a los rivales porque controlamos los partidos, que es otra de las claves. Tener una identidad con la que el equipo maneja y lleva el ritmo de los partidos en Segunda División es muy difícil hacerlo y es muy importante.

Cada cual lo controla de una manera, nosotros hemos elegido esta idea de juego y cuando el equipo está en su máximo esplendor es muy placentero ver a un Huesca que hace un fútbol quizá impropio de la Segunda División. Después de las dos derrotas que tuvimos (Rayo y Mirandés) hubo un runrun que se calmó con la victoria ante el Zaragoza. Pero la tranquilidad en la dirección deportiva y en el club es la misma. Nada ha sido definitivo. Y tenemos jugadores en la plantilla, con los más veteranos al frente, que arriman el hombro y están implicados. Y que en las malas van a apoyar.

Confío mucho en el plantel, está compensado, hay muy buenos profesionales, buena gente y el míster es un acierto. El club tiene experiencia para manejar situaciones difíciles. Con Rubi estuvo ocho jornadas sin ganar y subió. Y la realidad es que hemos estado 19 de las 21 jornadas en playoff.

¿Es de los que piensan que todavía no se ha visto la mejor versión del Huesca—

Creo que nuestra segunda vuelta va a ser mejor, pero no por una intuición sino porque creo que los pilares y las bases que los jugadores y los técnicos han creado nos hacen ser optimistas. Ellos mismos saben que todavía pueden dar más. Es muy de agradecer el esfuerzo diario que hacen. No hay ni una queja, el esfuerzo es fantástico, todos están con la idea de juego del míster. Cuando ves que hay 24 profesionales que entrenan estupendamente todos los días, que compiten, que trabajan la idea del entrenador, es para pensar que con esta base tenemos que ser optimistas. El resultado en el largo plazo, con una plantilla nueva, te lo va a dar la estabilidad y la continuidad en la línea de juego. Caeríamos en un error si el Huesca se vuelve en un equipo de picos.

Desde el club se apunta al mercado invernal con la búsqueda de un delantero y a un centrocampista.

—En el club son conscientes de la plantilla tan buena que hemos hecho. No voy a mejorarla cayendo en los tópicos. ¿Tú me puedes decir quiénes eran los goleadores del Granada y Osasuna el año pasado No hubo ninguno. Con esto digo que tú puedes subir de muchas maneras. Depende de cómo gestiones los resultados y no está garantizado tener a un supergoleador para subir. Que ayuda mucho, por supuesto. Ahora mismo Stuani está marcando muchos goles y el Girona está por detrás de nosotros. El Rayo también tiene buenos goleadores y allí está. No es algo matemático. Nuestra segunda línea es de las mejores de la liga, gente muy goleadora. Intentaré añadir un perfil que vea que necesitamos táctica y físicamente. Yo me puedo aventurar a firmar a un delantero que puede hacer goles y viene aquí y deja de hacerlos. Tiene mucho más sentido añadir a la idea de juego y a la plantilla las características físicas y técnicas que hemos detectado en esta primera vuelta que carecemos.

Uno grande para el ataque y un complemento de Mosquera, teniendo en cuenta que Doukouré está lesionado y que Musto se va.

—Doukouré cuando esté es fuerte, con músculo y puede jugar de doble pivote con Mosquera o darle descanso. Será un "fichaje" muy importante. Tampoco es cuestión de volverse loco en este mercado porque no considero que lo necesitemos. Necesitamos cubrir algún perfil que nos complemente esas carencias físicas y tácticas que hemos detectado en la primera vuelta. Comprar gol no es tan fácil. Tenemos una delantera fabulosa. Mira los goles que le han anulado a Okazaki, a Cristo se le caen los goles cuando está en el área, los dos tienen un talento espectacular. Y a Dani Escriche le falta un poco de gol pero añade unas cosas al equipo espectaculares. El gol es de todos.

¿Cristo ha tenido menos minutos de los que le gustaría —

Lo que me gustaría es ver a mis delanteros marcando goles, pero yo no soy el que decide cómo gestionar las alineaciones. Para eso tenemos al entrenador y Míchel hace lo mejor que cree para el equipo porque es el que está con ellos en el día a día, los ve entrenar y el rendimiento que tienen. Si ha decidido dar estos minutos será porque considera que es lo que merecen. Lo que me gusta es que todos los jugadores estén felices y tengan un buen rendimiento. Lo que sí es verdad que Cristo, en los minutos que ha tenido, su rendimiento ha sido muy bueno. Ha hecho goles, ha dado asistencias y es un futbolista muy importante.

¿Algún jugador ha pedido salir del equipo —

Siempre que participas poco, cuando se abren estas ventanas se habla de posibilidades y lo que quiere todo futbolista es jugar. Estamos hablando con ese perfil de jugadores que puede ser que salgan, pero lo que sí te garantizo es que no va a haber ni muchas salidas ni muchas incorporaciones. El grueso del equipo se va a mantener porque es muy difícil conseguir lo que hemos hecho y sería de locos desmantelarlo ahora. En Segunda División lo que te dan los resultados es la idea de juego y el grueso de una plantilla. Tanto las salidas como las entradas van a ser contadas con los dedos de la mano.

¿Qué nota le pone a Míchel en la gestión del equipo —

No es para nada fácil empezar a trabajar con una plantilla más tarde que pronto, aunar veinte fichajes y transmitir la idea de juego. En definitiva, hacer un equipo. Y allí la mano del entrenador y del cuerpo técnico, porque otra clave es que está bien rodeado, han hecho un trabajo excelente en una situación que no es fácil. Porque no es sencillo acelerar esos procesos de entendimiento o de conexiones entre jugadores con todos los problemas que tuvimos para hacer una plantilla competitiva y a la que le pudiésemos exigir. El míster y su cuerpo técnico lo están haciendo muy bien y es para sentirse optimistas.

Sin obviar la que ha caído y está cayendo en estos meses en los que el club ha tenido que convivir con asuntos ajenos a la actualidad deportiva.

—Hemos conseguido aislar el rendimiento deportivo de todos los problemas. Si nosotros estamos como el Rayo, palmas con el Zaragoza y sale todo eso, todo se magnifica mucho más. Apartar al equipo de todo lo que ha pasado tiene un gran mérito.

El Huesca subió a Primera con el cuarto presupuesto más bajo y ahora tiene el cuarto más alto.

—Es el primer año que el Huesca se ve con una exigencia por estar arriba. Y es normal. Pero no podemos perder la calma. Lo que ha hecho a este equipo y a este club estar donde está, es el apoyo incondicional en los momentos más difíciles. Como se pierdan dos partidos y nos volvamos como otros equipos, estamos locos. No digo que no seamos exigentes, yo soy el primero porque cuando lo eres vas mejorando en todo en la vida. Pero no te puedes volver loco con la exigencia. Está demostrado estadísticamente que no tiene nada que ver el presupuesto con las posibilidades de ascenso. Mira dónde está el Depor, que para nada tiene un presupuesto bajo. Y si encima has hecho 20 fichajes, el míster entra bien, el equipo ha cogido la idea y los resultados llegan... Pero no se puede pensar en ascender en marzo. En la segunda vuelta podemos tener un bache, seguro. Lo tienen todos y no vamos a ser menos. Pero también vamos a pelear por todo, seguro.

¿Qué le pide a 2020 —

Que el equipo esté arriba para poder competir con todo. Estoy encantado de cómo ha acabado este 2019 y le pido un Huesca con capacidad para pelear por todo. Y que todo el mundo sea optimista porque tenemos bases para serlo.

Etiquetas