SD Huesca

ANÁLISIS

El Huesca deja la puerta a cero y recupera su solidez

Llevaba doce jornadas de liga consecutivas encajando al menos un gol

El Huesca deja la puerta a cero y recupera su solidez
El Huesca deja la puerta a cero y recupera su solidez
P.S.

HUESCA.- El Huesca se quitó un gran peso de encima este sábado al dejar, por fin, la portería a cero frente al Fuenlabrada tras doce jornadas de liga consecutivas encajando al menos un gol. Pero no solo eso, el equipo recuperó la solidez que le caracterizó en muchos de los partidos de la primera vuelta y que parecía haber perdido en las últimas semanas de competición.

La escuadra dirigida por Míchel Sánchez tuvo su mejor actuación a nivel defensivo de lo que llevamos de año 2020 y, por lo tanto, de segunda vuelta, ya que apenas concedió peligro a su rival. El Fuenlabrada realizó cuatro tiros y solo uno fue entre los tres palos. Además, los azulones no dispusieron de ningún córner. Son los mejores números del conjunto oscense desde que volviera del parón navideño.

Fue el encuentro de la segunda vuelta en el que menos concedieron los azulgranas, tanto en disparos como en lanzamientos a puerta. También, obviamente, en saques de esquina, junto al choque del Lugo también de El Alcoraz. Aquel día, el rival del Huesca hizo seis tiros, de los cuales uno acabó en gol y en otros dos tuvo que intervenir Álvaro Fernández. Ese era, hasta este sábado, el encuentro en el que menos habían permitido los de Míchel crear ocasiones a su rival.

De los diez partidos que ha jugado el Huesca en lo que llevamos de segunda vuelta, en seis el equipo contrario hizo al menos diez tiros (los que no llegaron a esa cifra fueron Fuenlabrada, Lugo, Almería ni Extremadura, todos ellos en duelos disputados en El Alcoraz) y el que más los realizó entre los palos fue la Ponferradina con seis, de los cuales tres acabaron en la red.

En El Toralín, al conjunto oscense le tiraron quince veces, solo menos que en Vallecas, donde el Rayo tuvo veintidós remates, cinco de ellos a puerta, y en Gerona, con dieciséis lanzamientos del Girona y la mitad, ocho, entre palos, el que más en este tramo de temporada.

DIECINUEVE GOLES EN DOCE PARTIDOS

El conjunto comandado por Míchel consiguió dejar la portería a cero. Con el 2-0 al descanso, el entrenador solo pidió a sus futbolistas que buscaran no encajar. Si el partido hubiera acabado 2-1, los tres puntos se habrían quedado igualmente en El Alcoraz, pero el técnico madrileño priorizó la puerta a cero para quitarle un peso de encima al equipo y a él mismo.

El cuadro azulgrana acumulaba doce jornadas seguidas recibiendo al menos un gol. En esos doce encuentros, el Huesca encajó diecinueve goles y pasó de ser el equipo menos goleado en la jornada 18 (trece tantos en contra por los quince del Cádiz) a ser el octavo, con Málaga, Cádiz, Rayo Vallecano, Sporting, Real Zaragoza, Fuenlabrada y Elche con mejores registros y Almería con los mismos goles recibidos (32).

Este sábado, los azulgranas volvieron a dejar la portería a cero en liga, algo que no ocurría desde el 30 de noviembre del año pasado en Alcorcón (0-2), cuando los de Míchel consiguieron su novena puerta a cero en dieciocho jornadas, es decir, en la mitad. Así que este fin de semana, el Huesca tiene un doble reto: mantener su portería imbatida y volver a ganar a domicilio, lo cual no logra precisamente desde la visita a Santo Domingo.

ALERTA AMARILLA

Y esta primera jornada sin encajar gol en 2020 coincide con un momento delicado: la pareja de centrales titulares está en alerta amarilla. Jorge Pulido y Josué Sá se encuentran apercibidos de sanción y, cuando vean una tarjeta, causarán baja para el siguiente encuentro.

El capitán azulgrana fue amonestado este sábado contra el Fuenlabrada y ya ha visto nueve cartulinas en lo que va de curso, mientras que el portugués había recibido la cuarta dos semanas antes en Vallecas. Pulido y Sá han sido los centrales titulares en las últimas tres jornadas y en la anterior, frente al Almería en El Alcoraz, el segundo de ellos entró antes del descanso por la lesión de Pablo Insua.

El gallego, que no juega desde aquel día (15 de febrero, jornada 28) y Toni Datkovic, que en este 2020 solo ha jugado la tercera ronda de Copa del Rey contra la Cultural Leonesa y 57 minutos del choque contra la Ponferradina, son las dos alternativas con las que cuenta Míchel para cuando Pulido y Sá vean la quinta.

Etiquetas