SD Huesca

FÚTBOL - ASCENSO A PRIMERA

La primera división nos echaba de menos

La primera división nos echaba de menos
La primera división nos echaba de menos
R.G.

La vida te reserva a veces sorpresas de las que sabes que te acordarás toda la vida. El ascenso del Huesca a primera hace dos años fue una de ellas. En realidad, confieso que me hubiera dado por satisfecho con esa hazaña, para poder decir que nuestro equipo había entrado en la relación de los que han jugado en la máxima categoría de la mejor liga del futbol del mundo. Que te pase dos veces eso ya es mucho más de lo que uno podía esperar. He seguido a la SD Huesca toda la temporada con esa doble sensación de pensar que el portento era posible, aunque también con la idea de que en este deporte no jugamos solo nosotros y que un puesto en primera es muy difícil de conseguir. Ha habido momentos en los que parecía que los jugadores no lo conseguirían, sobre todo después de alguna de estas derrotas que duelen y que enfrían cualquier entusiasmo, pero hasta en esos partidos han sabido mantener una brizna de esperanza que al final ha dado sus frutos. La verdad es que le han puesto emoción y han terminado la liga a lo grande. Chapeau! Y, qué quieren que les diga, la idea que se me ha quedado de esta temporada no ha sido tanto que el equipo ha luchado con nobleza y acierto y que se merece este ascenso. Lo que creo que ha pasado es al revés, que en realidad nos echaban de menos en primera, que la categoría de oro del futbol español no era lo mismo sin el Huesca. ¿Dónde hay un equipo que represente a una ciudad y a una provincia tan estupendas? Siempre nobles y humildes tanto como brillantes. Pequeños pero no matones, porque somos grandes y débiles a la vez. Desde que José Antonio Oliva tuvo la amabilidad de enseñarme bien el Alcoraz por dentro me di cuenta de que en realidad la mera existencia de la SD Huesca es un milagro, que no puede sino admirar a todos los demás equipos. ¿Cómo puede ser que con unos medios tan limitados exista un equipo que suscita tal lealtad incluso para aquellos que vemos el fútbol en general con cierta distancia? La respuesta es que un equipo así no puede ni pasar desapercibido ni ser ignorado. La máxima categoría de la liga española está mucho mejor con el Huesca que sin el Huesca. En esta segunda oportunidad hay que dejarse la piel para demostrarlo. En fin, he dicho que este equipo representa a una pequeña gran ciudad y a una orgullosa provincia y me ha faltado decir que también representa a Aragón entero. ¿Por qué no? Si hace falta, ahí estamos. Aunque en realidad no quisiera perderme los entrañables partidos con ese rival que está a la vez cerca y lejos, que es el Real Zaragoza. No sé cómo será para la gente que sigue al Atlético de Madrid y odia al Real Madrid o que es "merengue" hasta el tuétano y por ello desea que pierda el Barcelona. A mí eso no me pasa. Primero el Huesca, eso por supuesto. Pero ahora que nosotros hemos subido brillantemente a primera, a apoyar al Zaragoza con todas mis fuerzas. El próximo derbi aragonés ha de ser en primera. Y ya veremos si un día en Europa. Y ganará el Huesca.

Etiquetas