SD Huesca

FÚTBOL - REGRESO A PRIMERA DIVISIÓN

Las peñas, felices y deseosas de volver al campo con su ritual

Han echado de menos vivir el ascenso en el estadio y confían en que el equipo se asiente en esta segunda etapa en la máxima categoría

Las peñas, felices y deseosas de volver al campo con su ritual
Las peñas, felices y deseosas de volver al campo con su ritual
P.S.

HUESCA.- Las peñas forman parte esencial del fútbol y, sobre todo, apuestan por una forma especial de vivirlo, más intensa, más colectiva y más lúdica, ampliando los partidos mucho más allá de los 90 minutos.

En Huesca han ido creciendo y multiplicándose con el paso de los años y han dado colorido y animación no sólo al Alcoraz, sino a los estadios a los que ha viajado el equipo. Este ascenso lo han vivido con su actividad maniatada, pero con mucha ilusión y ganas de volver al campo.

ALCORAZADOS

La alegría ha sido muy grande para Alcorazados, aunque Alberto Pérez señala que les queda el resquemor de no haberlo podido vivir y celebrar en el campo. Reconoce que por ese lado ha sido "light". A la hora de vivir los partidos lo hicieron desde casa o en grupos muy reducidos.

Cree que conseguir un retorno tan rápido a Primera va a suponer una gran "inyección económica" que servirá para "acelerar proyectos de futuro", tratar de "afianzarse" y, sobre todo "sentar las bases del futuro".

Espera que "no se cometan los errores" de la anterior experiencia y está convencido de que así será, pues tiene "confianza total en la directiva".

Cree que hay que "evitar experiementos e ir a lo seguro" y le da confianza el tener "más base de equipo", con jugadores que se quedarán. Cree que hay que tener algo de suerte con los fichajes y cree que una buena baza sería apostar por "gente revelación de segunda" y por dos o tres veteranos. También cree que ayudarían un par de fichajes ilusionantes.

Tiene claro que el objetivo debe ser "salvarse", aunque subraya que "bajar tampoco sería un fracaso" y cree que habrá "momentos difíciles" en los que es fundamental "estar todos juntos".

Y está deseando que se pueda volver al campo y a viajar.

FENÓMENOS OSCENSES

El ascenso ha sido para los Fenómenos Oscenses "una emoción tremenda" y Fernando Lobera considera que los aficionados han tenido un comportamiento ejemplar al evitar concentraciones. "Ya tendremos tiempo de celebrar", señala.

Para Lobera la obtención del campeonato ha sido "un éxito rotundo" y algo de lo que no todos los clubes que suben a Primera pueden presumir. Lo considera"un doble mérito".

Ha visto "tres fases en la temporada, la primera de incertidumbre total, con siete jugadores en Benasque y un entrenador que puso dos narices, una segunda en la que el equipo siempre ha estado en playoff y la tercera, del esprint final tras el confinamiento".

Cree que el primer paso por Primera sirvió para tomar "nota de los errores de novatos" y que ahora hay "una base sólida con doce o trece jugadores y el entrenador" desde la que construir, además de "dinero".

Confía en que el equipo haga un buen papel y señala que todo lo que ha ido diciendo Petón se ha cumplido, así que se cree también que algún día se verá el Huesca en Europa. "Es un placer tener la directiva que tiene el club", que en 15 años ha cambiado todo.

Lobera cree que todavía queda tiempo para volver al estadio y a los viajes y la confraternización con otras aficiones. Señala que habrá que adaptarse y mantener "el espíritu futbolero y peñista" de otro modo mientras eso ocurra, aunque recuerda que "el fútbol sin público no se entiende porque es un espectáculo de masas".

PEÑAS 15/06

Para la Peña 15/06 el ascenso fue "una gran alegría", aunque también "más fría que la anterior" porque en el campo es "donde los aficionados disfrutan", dice Sergio Martínez.

Hay mucha ilusión por la nueva andadura en Primera y por "ver que el proyecto está asentado". Martínez destaca el valor de haber conseguido subir de inmediato.

La primera experiencia mostró "lo que supone la Primera Dvisión, el foco mediático que tiene y la repercusión para toda la ciudad". Ahora lo ve más importante en días en los que es necesaria "cualquier alegría".

Cree que si entonces se disfrutó de un sueño, ahora hay que tener "un pelín más de exigencia". Valora que se hayan reconocido errores de entonces para "no repetir" y "tratar de asentarnos".

Anhela que "esto pase y volver al campo, pero con seguridad" y a la dirtectiva le pide que les permita "seguir soñando". Cree que el gran triunfo de esta directiva es "que los críos en Huesca lleven la camiseta del Huesca y en la provincia, también".

Cree que Huesca está manteniendo una "afición fiel" y hay que felicitarse. Y desea que siga al alza. "Cuanta más gente metamos, más posibilidades habrá de seguir en la élite".

PEÑA MOYA

En la Peña Moya el ascenso se vivió de forma "bastante especial", pero "con morriña de no celebrarlo igual que la primera vez". Lo han vivido desde su casa y "wasapeando mucho", cuenta Alberto Ibor. Pero señala que como el campo no hay nada, pues tiene "su ritual" y está deseando volver a vivirlo. Cree que la victoria en La Romareda "cambió la dinámica" y llegó también el pelín de "suerte" que se requería.

Estar en Primera es extraordinario y "pone a Huesca en el mapa", destaca Ibor. Considera que en esta ocasión el club tiene la ventaja de que "no va a pagar la novatada. Ya hay un poco de experiencia y las cosas se van a hacer mejor", prevé.

Alberto Ibor apunta que el objetivo debe ser "salvar la categoría y consolidarse" e incluso se atreve a aventurar quehabrá que ir preparando el aeropuerto para cuando se llegue a Europa.

Ve fundamental que los fichajes tengan "compromiso para representar a la provincia" y asumir la filosofía de "trabajo y humildad".

Y no hay que dejar de disfrutar. "Para nosotros estar en Segunda ya era un regalo", comenta, y para la ciudad cree que es algo extraordinario que hay que "disfrutar cada minuto".

Cree que el fútbol es ahora "cabeza tractora de la provincia" y subraya que desde Aínsa a Fraga la gente es del Huesca".

Etiquetas