SD Huesca

FÚTBOL - PRIMERA DIVISIÓN

El Huesca y Mikel Rico fueron también los campeones del "kilometraje"

El equipo marcó una media de 112,2 kilómetros por partido

El Huesca y Mikel Rico fueron también los campeones del "kilometraje"
El Huesca y Mikel Rico fueron también los campeones del "kilometraje"
SD.HU.

HUESCA.- Con una media de 112,2 kilómetros por partido (en total serían más de 4.700), el Huesca no solo fue el que más puntos sumó para proclamarse campeón, sino que fue también el equipo que más corrió de los 22 de Segunda División. No solo eso, observa el preparador físico azulgrana, David Porcel, "fuimos el equipo que más corrió y el segundo que más metros de alta intensidad hacía".

"Lo de correr o no correr es interpretable, pero es verdad que yo prefiero a un equipo que corra a otro que no. No siempre es bueno correr mucho. En nuestro caso, por nuestro estilo de juego, nuestros equipos necesitan correr mucho. Por la presión tras pérdida, por las líneas de pase, por ser agresivos cuando no tenemos el balón... Y eso también te dice que puedes manejar diferentes registros. No solo es tener el balón sino también ser bueno a la contra o ser un equipo que viaje junto", observa Porcel.

Señala que por las características de los jugadores que tenía el Huesca, "hemos sido el equipo que más ha corrido, y con bastante diferencia con el resto. Es un punto a favor". Eso sí, ya advierte que "en Primera tendremos que correr más todavía. Los jugadores que tenemos son bastante trabajadores y la mayor parte del mérito es suya. Independientemente de la preparación física, es el hecho de que son gente trabajadora, sacrificada y que en el campo se entrega".

Según las mediciones, además de esa media de 112,2 kilómetros por partido, el Huesca llegó a tener encuentros en los que completó entre 118-119 kilómetros.

Ante el Numancia, el día del ascenso, los jugadores recorrieron 117 (uno de los cinco encuentros de mayor kilometraje), trayecto muy similar al de tres días más tarde, en Gijón, cuando el equipo se coronó campeón.

En el polo opuesto, de ahí lo de "interpretable" lo de hacer kilómetros, aparecen Fuenlabrada (el mejor equipo después del confinamiento) y el Cádiz, compañero de viaje en el ascenso del Huesca. Sobre los andaluces, comenta Porcel, que "por su estilo de juego necesita correr menos, pero también tenía muchos metros de alta intensidad porque era un equipo que jugaba a la contra". Su media estuvo entre 103-104 kilómetros por partido.

El partido que más kilómetros hizo el Huesca fue en Elche, con 118,650 kilómetros. Fue el primer encuentro de la segunda vuelta, tras el parón navideño, que los ilicitanos empataron en la última jugada.

Y en los dos derbis, además de ganar el Huesca por partida doble, también hizo más kilómetros que su rival. En El Alcoraz, 111,455 kilómetros los azulgranas frente a los 105,435 de los zaragocistas. Y en La Romareda, 110,240 kilómetros el Huesca frente a los 106,600 kilómetros de los maños.

Y por encima de todos, Mikel Rico, el jugador con más kilómetros recorridos en Segunda, con una media de 12 por partido. "Es una barbaridad porque es muy difícil mantener esa media", señala David Porcel, quien destaca del veterano centrocampista vasco "su capacidad de sacrificio y ser capaz de recorrer tantos metros y dar un resultado tan bueno".

Aunque el preparador físico prefiere no ceñirse exclusivamente a un jugador ya que "en el día a día nunca había tenido un grupo tan trabajador, era una maravilla estar con ellos. En general todos han respondido, los metros de alta intensidad de los jugadores de banda o el sacrificio de los delanteros, que para su posición también hacían muchos metros. No me podría quedar con uno, porque este año estábamos encantados. Ha sido un grupo muy trabajador y eso se ha visto en el campo".

Rafa Mir, Jordi Mboula y Miguelón se han distinguido por ser los más veloces. Mir, por ejemplo, llegó a los 34,6 kilómetros por hora, en algún momento 35, punta de velocidad similar a la de Mboula, mientras que Miguelón también tuvo registros por encima de los 34.

"Los jugadores están familiarizados con este tipo de mediciones. Les gusta ver el feedbak, se lo facilito siempre y me lo piden en cuanto acaba el partido, tanto el individual como el colectivo. Les gusta verse, compararse, ver en qué han mejorado e incluso sirve para la autocrítica. Es una manera de motivarles, aunque correr mucho tampoco significa que hayas jugado bien, pero si tú tienes la base y el trabajo siempre es más fácil que te salgan las cosas. Y también comparamos las posiciones, lo que han hecho los centrales o los laterales, por ejemplo, y al final es una motivación", concluye David Porcel.

EN MARCHA LAS PRUEBAS FÍSICAS Y MÉDICAS

En la tarde del martes, tras conocerse los resultados de los test de la covid, con dos casos de contagio, los servicios médicos del Huesca, capitaneados por Fernando Sarasa, pusieron en marcha la maquinaria para iniciar las pruebas físicas y los reconocimientos médicos que servirán para evaluar el estado de forma de la plantilla de cara al inicio de los entrenamientos, en principio el viernes.

Etiquetas