SD Huesca

ENTRENADOR

Míchel: objetivo, 9-10 puntos en diciembre

El técnico espera que el Huesca recupere su versión de las primeras jornadas

Míchel: objetivo, 9-10 puntos en diciembre
Míchel: objetivo, 9-10 puntos en diciembre
Lof

HUESCA.- El Huesca inicia un mes al que Míchel le da máxima importancia. El entrenador azulgrana ha afirmado este sábado en rueda de prensa que su equipo necesita “9 o 10 puntos” en los cinco partidos de liga en diciembre para no quedarse descolgado. El conjunto oscense empezará este domingo en Granada, donde lograr el triunfo allanaría ese camino.

“En estos cinco partidos que vienen, seis con la Copa, hasta finales de año, tenemos que meternos en la competición y para eso hay que conseguir mínimo 9 o 10 puntos. No sé si en Granada nos valen 1 o 3, pero en estos cinco partidos tenemos que sacar 9 o 10 para estar en la pelea y tener un poco más de tranquilidad. Si nos vamos a final de año con 15, 16 o 17 puntos, a falta de tres jornadas para acabar la primera vuelta, estaremos en números. Si no, nos tocará remar mucho”, ha indicado el madrileño.

Míchel es consciente de que “las oportunidades se van acabando”, por lo que los azulgranas deben “ser un equipo que pierda muy poco y que gane”. Así, ha asegurado que el encuentro ante el Granada “no es una final, pero sí un partido importantísimo”.

El madrileño ha explicado que, para cumplir la meta marcada, el Huesca debe mostrar la cara que ofreció en las seis primeras jornadas o ante el Eibar. “Mirando nuestros números, no hemos sido el equipo de las seis primeras jornadas, no hemos tenido tanto el balón como en esos partidos, no hemos llegado tanto a portería rival y los rivales sí que se han acercado con más peligro a la nuestra”. El técnico ha comentado que recuperar la versión de esos primeros encuentros o la del duelo frente al Eibar “será bueno”, ya que “el proceso es mucho más importante que el resultado” al ser lo que acerca al equipo al éxito.

“Espero que el resultado no haya condicionado nuestra forma de jugar, porque va a ser difícil que ganemos partidos con una idea diferente a la que entrenamos, tenemos que ser un equipo que controle el juego, la plantilla esta hecha para eso”, ha manifestado Míchel, quien ha puesto el encuentro de Pamplona como ejemplo. “No nos puede pesar el tener cero victorias en el casillero y en estas ultimas cinco jornadas ha habido momentos en los que sí. Lo achaco sobre todo al día de Osasuna, cuando estábamos haciendo una gran primera parte y en la segunda quizás nos protegimos demasiado, yo el primero, y no nos salio bien. Hay que seguir trabajando, mentalizándonos y con ese compromiso hacia nuestra manera de hacer las cosas”.

El entrenador del cuadro oscense se ha mostrado optimista, ya que “la plantilla ha entrenado muy bien y veo compromiso”. “Quizás lo que más le puede afectar a un entrenador es ver que el equipo se puede partir y ese es el principio del fin. Esa sensación no la hemos tenido en los dieciocho meses que llevamos en la SD Huesca y queremos que siga siendo así, a pesar de esta mala racha sin conseguir victorias”.

De cara a la visita al Granada, Míchel no ha descartado la opción de jugar con tres centrales, aunque ha insistido en que prima el estilo por encima del esquema. “A mí me preocupan más el estilo y los conceptos, tenemos que ser un equipo que vaya hacia adelante juntos y que defienda juntos, y en los últimos partidos el equipo ha estado mas largo de lo que queríamos. Somos un equipo que sufre en los duelos. s que la defensa de tres, cuatro o cinco, me preocupa que llevemos a cabo nuestros conceptos de salida de balón, de cómo apretar al rival, de cómo vamos a presionar… luego el posicionamiento en el campo se rompe tras el pitido inicial y es moverse alrededor del balón y de los espacios para generar y que no nos generen”.

MUESTRAS DE APOYO

Míchel ha agradecido “todas las muestras de respaldo y confianza” que ha recibido en los últimos días por parte de directivos y jugadores y ha resaltado que, desde que llegó al club oscense, siempre le han “hablado de proyectos y de cómo quieren hacer las cosas”.

El entrenador madrileño ha manifestado que tanto el Huesca como él quieren crecer y “la exigencia sigue siendo la misma” desde su primer día en el cargo. Para seguir con este desarrollo, tiene claras las directrices. “Si todos tenemos claro cómo queremos hacerlo, es mejor y a mí me deja que me centre mucho más en mi trabajo. Pero la exigencia existe, es ganar y no podemos esperar más, en estas cinco jornadas se tienen que dar más victorias que empates y derrotas para ser un equipo que pueda pelear con estar en mitad de la tabla, soñar con la Primera División y estar en el proyecto el año que viene consolidándolo mucho más, y eso pasa por que en los próximos cinco partidos ganemos mucho”.

Etiquetas