SD Huesca

COLABORACIÓN

¿Jugamos bien o perdemos bonito?

Partido Athletic-Huesca
Partido Athletic-Huesca
LALIGA

Hay una diferencia grande entre jugar bien y perder bonito. Y, después de 14 jornadas, uno ya puede diferenciar si el Huesca hace una cosa o la otra. Porque, ¿conocéis algún equipo que jugando bien casi siempre, nunca gane? Yo no.

El viernes el Huesca resumió en 90 minutos lo que está siendo toda la temporada. De hecho, si tuviera que explicarle a alguien cómo está siendo el paso del equipo por Primera, le pondría este partido.

Una propuesta definida de principio a fin, un equipo al que le cuesta mucho defender sin balón, que sufre a balón parado y con los centros laterales, que le cuesta ser vertical... Y un equipo que todos los encuentros hace tramos muy buenos, pero que a su vez sufre desconexiones en casi todos ellos. Aunque esto ya lo sabemos todos.

Pero hay dos cosas que empiezan a ser habituales. La primera: la puesta en escena de Míchel casi siempre es acertada. Y suele ser en los inicios cuando vemos a un mejor Huesca (salvo contadas excepciones, como el día de Valladolid). Es en esas primeras partes cuando somos dominadores, pero en la propia evolución de cada partido y en los cambios que se van dando en el mismo, el equipo decrece y acaba sometido a merced del rival.

Por ello en las segundas partes es donde más puntos hemos perdido después de haber tenido controlado el partido e incluso con resultado favorable (Granada, Osasuna, Sevilla o Real Sociedad). Y el segundo error que se repite es la dificultad para hacer gol en los tramos en los que somos superiores.

Puede haber mil razones para descifrar los porqués, y seguro que cada uno tiene las suyas. Yo, lo tengo claro.

Y termino como he empezado. Creo que el Huesca es un equipo que hace cosas bien, quizá lo más complicado. Pero hay otras muchas que no. Y no se hacen bien desde la jornada 1, y llevamos ya 14. Es decir, que no hemos evolucionado, ni para bien ni para mal, con el avance de la competición.

Jugar bien no es solo una cuestión estética, sino el dominar muchas de las facetas del juego. Así que, ¿usted qué cree? ¿Jugamos bien o perdemos bonito?

Etiquetas