SD Huesca

COLABORACIÓN

El día de la marmota

Ver un partido del Huesca del presente es como ver una de estas películas que repiten todas las navidades

El día de la marmota
El día de la marmota
LOF

HUESCA.- La situación de la SD Huesca empieza a ser muy peligrosa. Y no digo esto en base a la clasificación, que también, pero quizá la tabla clasificatoria es la que más tranquilidad nos da después de cada partido, viendo que seguimos a tiro de piedra -a un partido- de la zona de permanencia. Hace 2 años, a estas alturas, estábamos ya a 7 puntos de la salvación.

Ver un partido del Huesca del presente es como ver una de estas películas que repiten todas las navidades. Te sabes el guion, los momentos clave y, por supuesto, el desenlace pocas veces sorprende. Sigo manteniendo lo que dije al inicio de esta liga: el Huesca tiene que sacar brillo a sus virtudes. Tiene una identidad clara y eso, aunque no lo parezca, es quizás de las cosas más difíciles que hay en el fútbol. Pero a esa identidad hay que sumarle matices con el transcurso de las semanas, mejorar lo que no se hace bien y llenar la mochila de la experiencia que da cada partido en Primera. Si no crecemos semana a semana, el equipo no llegará vivo a la orilla.

¿Cómo hace daño el Huesca a sus rivales? Casi siempre a partir de posesiones largas y acabando con una acción en banda. Nos cuesta un mundo sacar provecho a las acciones a balón parado, tampoco a partir del juego directo, y diría que tampoco somos capaces de aprovechar un contragolpe tras un robo de balón porque quizá nos falte un jugador de esas características (por cierto, menudo fichaje Renato Tapia, el peruano del Celta que llegó gratis este pasado verano del Feyenoord). Y esto tiene, como todo, una lectura positiva y otra negativa. Y es que siendo un equipo "previsible" estamos a tan sólo 3 puntos de la permanencia. Pero si a lo que hacemos bien le añadimos otros argumentos estoy seguro que el Huesca dejará de ser un equipo fácil de contrarrestar. Algo similar es lo que ha hecho Coudet desde su llegada al banquillo del Celta.

Y esto no para. El domingo viene el Barça y viene Leo Messi. Así que, a pesar de las dificultades, que no se nos olvide de disfrutar de esta maravilla que es la mejor liga del mundo.

Etiquetas