SD Huesca

ANÁLISIS

El Huesca sufre su mayor sequía goleadora del curso

Los azulgranas acumulan 367 minutos de juego sin ver portería en la competición liguera

El Huesca sufre su mayor sequía goleadora del curso
El Huesca sufre su mayor sequía goleadora del curso
LOF

HUESCA.- Tras lograr la primera portería a cero después de seis jornadas seguidas encajando, ahora el Huesca debe dar el siguiente paso, el de romper su sequía goleadora. Desde que Jaime Seoane acortara distancias en el partido que los azulgranas disputaron en Vigo ante el Celta, el equipo no ha marcado en liga.

Son 367 minutos los que lleva el conjunto oscense sin ver puerta. A los últimos siete minutos de ese duelo contra el Celta hay que sumarle cuatro partidos enteros, los que supusieron las derrotas frente al Barcelona (0-1), Real Betis (0-2) y Getafe (1-0) y el último empate ante el Villarreal (0-0).

Por medio está el partido de Copa del Rey ante el Alcoyano(entre los encuentros frente a Barcelona y Betis), en el que el mismo Seoane marcó un tanto que no impidió que el Huesca cayera eliminado (2-1) a manos de un rival de Segunda B.

Pero en liga, el Huesca sufre su peor crisis goleadora de la temporada. Estuvo 258 minutos sin ver portería rival a principio de temporada, cuando cosechó dos empates sin goles seguidos contra el Atlético de Madrid y el Elche. A esos 180 minutos hay que sumarles los 26 últimos contra el Valencia, después de que Dimitrios Siovas pusiera el 1-1, y los 52 primeros del duelo con el Real Valladolid en El Alcoraz, cuando Rafa Mir hizo el 1-1 en un choque que finalizó con 2-2.

En esta falta de gol está influyendo la crisis goleadora de los tres delanteros azulgranas. Rafa Mir, máximo artillero del conjunto oscense, no marca en liga desde la jornada 9, frente al Eibar en El Alcoraz, el pasado 7 de noviembre. Un mes después, el 15 de diciembre, anotó un "hat trick" contra el Marchamalo en Copa del Rey, ante un equipo de Tercera División.

Sandro Ramírez, por su parte, lleva dos goles. Los dos fueron en las diez primeras jornadas: uno ante el Real Valladolid en la sexta (18 de octubre) y otro ante el Osasuna (20 de noviembre). También es cierto que, desde esa segunda diana, el grancanario solo ha jugado tres partidos más, debido a las lesiones que le han dejado fuera de los terrenos de juego varias semanas (y, de hecho, sigue de baja).

El último gol de un delantero del Huesca en liga lo marcó Shinji Okazaki, que materializó su único tanto en el empate a tres en Granada, cuando el japonés puso el 1-3 a ocho minutos del final. Fue el 6 de diciembre y desde entonces, los delanteros no han marcado. El Huesca necesita recuperar el gol.

Etiquetas