SD Huesca

PRIMERA DIVISIÓN - OPINIÓN

Habrá una cuarta

Habrá una cuarta
Habrá una cuarta
P.S.

No volveremos a tener otra oportunidad igual que ésta para empatarle al Real Madrid" nos dijimos hace dos temporadas mientras veíamos en bucle ese remate de Gonzalo Melero como si tuviéramos la esperanza de que en alguna repetición el balón fuera para adentro. "Jamás nos veremos en otra igual", añadimos tras caer cruelmente en el 89 en el Santiago Bernabéu esa misma campaña. Pues bien, aquí estamos de nuevo con similares cantinelas y esta vez con el agravante de que hemos podido llevarnos los tres puntos.

La teoría dice claramente cómo se gana a equipos como el Real Madrid: sin concesiones atrás, sin piedad ante la puerta contraria e incomodando lo más posible al rival. La práctica, tozuda ella, incorpora otros imponderables como la magia de Benzema en la falta origen del empate o la manopla de Courtois que se interpuso en ese remate de Rafa Mir que hubiera podido cambiar la suerte de un partido que creo sorprendió por lo abierto del mismo pese a la diferencia clasificatoria y de pedigrí entre los contendientes.

Sea como fuere, todos vibramos ayer viendo a nuestro Huesca competir de tú a tú ante todo un Real Madrid intachablemente motivado y muy metido en el partido a pesar de las bajas (también las tenía el Huesca, por cierto). Aunque tocáramos el triunfo con la punta de los dedos las derrotas no suman y continuarán las apreturas clasificatorias (con suerte hasta la última jornada). Eso sí, ojalá esta derrota haga entrar en razón a todos aquellos agoreros -generalmente digitales- del #TodoMal que ni veían al Huesca levantado cabeza en junio de 2019, ni visualizaban el ascenso la temporada pasada, daban al equipo por descendido en diciembre y han echado sapos y culebras ante lo austero del mercado invernal, ajenos a la dificilísima coyuntura ante la que nos está colocando la pandemia del COVID-19. Es momento de recuperar el sentido común y sobre todo el respeto, valor que unido al trabajo en equipo y aderezado con una buena dosis de humilde ambición nos puede hacer lograr el objetivo que todos queremos: la permanencia.

No lo duden: habrá una cuarta oportunidad contra el Real Madrid. En esta tierra no se rebla.

Etiquetas