SD Huesca

Los jugadores, uno a uno

Sandro y Seoane, ayer ante Osasuna.
Sandro y Seoane, ayer ante Osasuna.
LALIGA

Andrés Fernández: Sorpresa en la alineación, el murciano estuvo certero en la única ocasión de Osasuna, un cabezazo de Kike Barja que le fue a las manos. Importante dejar la puerta a cero.

Pablo Maffeo: Uno de los azulgranas con mejor actitud. La banda es para él una autopista y tiene buenas condiciones en el centro. Lástima que no cundiera ninguna de las que puso.

Denis Vavro: El eslovaco llegó, vio y a punto estuvo de vencer. Pegó un chutazo en el larguero en su primera incorporación al ataque. El almudevarense JuanPérez la tocó con la punta de los dedos. Luego se lesionó. Tiene condiciones.

Jorge Pulido: En el eje de la zaga por la nueva configuración, se vio poco exigido pero lo cierto es que demostró seguridad. Nada que reprochar, incluso se incorporó al ataque.

Dimitrios Siovas: Se desplazó a la parte izquierda entre los centrales y particularmente pensamos que rinde mejor en el mismo centro, pero actuó en todo momento con mucha seguridad.

Javi Galán: El extremeño empezó fino, yéndose de sus pares como quiso, en eslálones inacabables e incluso algún error que afortunadamente no costó caro. Como servidor de saques de esquina, prescindible.

Mikel Rico: Derroche de esfuerzo del vasco ante un centro del campo navarro de mucho músculo. Cumplió holgadamente, pero quizás partiendo en la segunda parte sería más aprovechable.

Jaime Seoane: En su menudez, se multiplica. Fue con Ferreiro el mejor del Huesca, clarividente en los desplazamientos, generoso para leer los ataques de Osasuna. Incluso la tuvo en un disparo muy alto.

David Ferreiro: El gallego está de dulce, un incordio en toda regla que ayer sufrió el consentimiento arbitral a los jugadores de Osasuna. Batalló sin cesar, regateó hasta la extenuación (de los rivales) y puso buenos balones.

Sandro Ramírez: El canario no disputó su mejor partido. Mucha voluntad pero escaso acierto. Su claridad en el juego no apareció ayer.

Rafa Mir: El ariete la tuvo dos veces de cabeza en la primera mitad, cuando se fueron por muy poco. En la toma de decisiones, poco hábil. Ha de estar más centrado.

Pablo Insua: El gallego salió por la lesión de Vavro (aunque ya calentaba) y tuvo un error que nos levantó a todos los corazones. El resto, muy decoroso.

Dani Escriche: Pudo ser el héroe con el disparo cruzado en el último segundo, pero no es villano. Batalló insistentemente, recuperó, entregó a los laterales y cumplió con creces. Hasta un cabezazo que sacó Aridane pudo acabar en la red.

Sergio Gómez: Sigue en modo “off” el golden boy.

Etiquetas