SD Huesca

Huesca-Elche

Los jugadores, uno a uno

Excelente nivel general del Huesca que se acomodó a las exigencias de cada momento

Huesca-Elche
Celebración del primer gol del Huesca
LALIGA

Ándrés Fernández: Lo difícil que es un partido como éste, donde no tiran a puerta salvo en un par de ocasiones. Certero y con mucha tranquilidad..

Pedro López: Estuvo el lateral bravo tanto en defensa como en ataque e incluso provocó el penalti que Alberola Rojas señaló y anuló. Era clarísimo. Muy bien el veterano defensa.

Denis Vavro: No quita el gol en propia puerta en el minuto 5 para la solidez del jugador eslovaco. Incluso estuvo a punto de marcar en la segunda mitad. Nos va a dar muchas alegrías.

Jorge Pulido: Placentero partido para el capitán, que celebró un día después su 30 cumpleaños y echó el cierre a cualquier penetración de los ilicitanos. Bien.

Pablo Insua: El central gallego va a más y tiene, además, un buen toque de balón que ayuda en la salida. No padeció para contener los tibios ataques del Elche.

Javi Galán: Está concienciado el extremeño de que lo principal es la defensa y luego coger el eslalon salvando todas las puertas. Otro partido excelente del lateral.

David Ferreiro: "Freedom for Ferreiro” vuelve loco a las defensas y se entrega en su propia retaguardia. Dio el pase fantástico en la primera mitad a Mir para el gol y tuvo acciones de mérito.

Pedro Mosquera: Es de esos jugadores que no necesita lucir para cumplir holgadamente su cometido. En dos partidos, el equipo sólo ha recibido un gol (y en propia puerta) y las penetraciones por su lado son punto menos que imposibles. Además, antes de que le llegue el balón ya sabe dónde tiene que ir. Un periscopio.

Jaime Seoane: Con más libertad, el madrileño tiene tanto fútbol que aparece con mucha lucidez, además de emplearse para contener a los mediocampistas rivales. Una jugada de sombrero no acabó en gol de verdadero milagro.

Rafa Mir: Lo que se necesitaba en cada momento. Testarazo impecable a la red en el 3 y penalti transformado casi al final, pero es que además fue un incordio para que los defensas no sacaran con facilidad.

Sandro Ramírez: El canario ha añadido al terciopelo (no confundir con cierto pelo) en sus botas la entrega para robar. Sacrificado, se fabricó su gol con un robo a Fidel y un zapatazo que hizo botar delante de Badía.

Sergio Gómez: Inconstante pero entregado, se marcó un jugadón en los últimos minutos. Necesita más fe.

Dimitrios Siovas: ¡Qué alegría verle sobre el césped! Pone el candado y nadie osa toserle. Intimida y juega.

Mikel Rico: Con su entrega, pronto le llegarán las musas de la inspiración. Hay que creer en él.

Idrissa Doumbia: Dio pausa y músculo. Cumple siempre bien.

Etiquetas