SD Huesca

SD HUESCA

El Huesca juvenil se juega la permanencia en la División de Honor

El equipo azulgrana depende de sí mismo, recibe al Mallorca y se salvará si gana (12:00, San Jorge)

Huesca dh
El equipo juvenil del Huesca, tras el entrenamiento del viernes.
Fundación Alcoraz

HUESCA.- Y tras la fiesta o la frustración que puede dejar el desenlace del madrugador partido entre el Huesca B y el Cuarte, habrá que seguir en San Jorge y con el cinturón bien agarrado porque a partir de las 12 horas llegará la segunda parte de una mañana no apta para cardíacos.

Será el turno del juvenil del Huesca, que recibe al Mallorca en el último partido de la temporada y con la permanencia en juego. Cuatro equipos implicados: Cornellá (30 puntos), San rancisco (29), Huesca (29) y Lleida (28). Uno de ellos perderá la categoría.

Lo curioso es que todos dependen de sí mismo. El Huesca sabe que si gana está salvado. Su rival, el Mallorca, no se juega nada porque ya ha sellado la permanencia. Ambos conjuntos conservan la condición de invictos en esta segunda fase. El conjunto oscense ha logrado una victoria y tres empates y el balear lleva dos triunfos y dos empates.

Si el “plan A” no funciona (la victoria), el Huesca tendrá que recurrir al “plan B”, que no es otro que sacar el mismo resultado que el Lleida, a un punto de distancia pero con el golaverage de la primera fase ganado a los oscenses. El Lleida también sabe que se salva si gana a su rival directo, el Cornellà, y que el empate le dejaría en manos del resultado del Huesca.

Y el San Francisco, que está inmerso en la pelea, es sobre el papel quien más fácil lo tiene ya que visita a El Olivar, que ya está descendido. También puede descender si no gana y lo hacen Huesca y Lleida.

José Luis Toa lamenta las dificultades para planificar esta segunda fase por los parones. “Vamos a procurar que nos afecte lo menos posible. Sabemos que si ganamos nos salvamos. Debeos mantener la intensidad, la concentración defensiva y el manejo del balón. Estoy muy orgulloso del equipo por la actitud y compromiso de todos”, señalaba el técnico.

No se fía para nada de que el Mallorca llegue a esta cita con los deberes hechos. “Es un rival complicado, tiene toda la tranquilidad del mundo para afrontar el encuentro y eso les beneficia para jugar sin presión ni nervios. Es un conjunto que tiene un nombre y varios jugadores interesantes. Por los resultados de esta fase, tanto ellos como nosotros hemos sido dos equipos solventes”.

Un problema añadido para Toa son las bajas de los dos centrales, Hugo Anglada y Bernárdez. El primero jugará con el filial (debutó ante el Binéfar) y el segundo está sancionado. Se incorpora Alex Calvo, del juvenil B, para este encuentro.

Etiquetas