SD Huesca

sd huesca

Fallece Ángel Salvatierra, ex jugador del Huesca y ex entrenador del Peñas Oscenses

Era el mayor de la saga y militó en las filas azulgranas en la temporada 72-73 y acompañó a su hermano Antonio en el banquillo peñista

salvatierra
Alineación del Huesca en el Manzanares, en la temporada 72-73, con Angel Salvatierra de pie, el primero a la derecha.
ARCHIVO REVISTA 4 ESQUINAS

HUESCA.- A la edad de 69 años ha fallecido este viernes en Huesca Ángel Salvatierra, el mayor de la saga de hermanos de origen tudelano que durante una temporada, muy joven, jugó en las filas de la SDHuesca.

Tras una etapa de formación en el Muskaria, club vinculado al Tudelano, tanto Ángel como su hermano Antonio fueron fichados por el Zaragoza. Y cedidos por el Deportivo Aragón llegaron al Huesca. Ángel era el mayor con 20 años y Antonio con 19. Era la temporada 72-73, con El Alcoraz deslumbrante en aquella época, recién salido del horno.

En la alineación azulgrana de aquella Tercera División de altos vuelos aparecían jugadores de la talla de Justribó, Ausaberri, Eusebio, Antonio Salvatierra, Valentín, Ángel Salvatierra, Compostizo,Borbón, Ortega, Mendiara, Sabalete, Dopico, Julián, Ferrer, Encontra, Palacino y unos cuantos más. Buena parte de ellos se juntaron el jueves en el encuentro promovido por la Fundación Alcoraz y la SD Huesca para enseñarles el campo y compartir el proyecto museístico “Alcoraz_on”.

Aquella campaña no tuvo un final feliz para el Huesca, que descendió en la recordada promoción contra el Guadalajara. Y justo en aquellos dos encuentros no pudo actuar Ángel Salvatierra, que había sido expulsado por el mismísimo Sánchez Arminio (durante años presidente de los árbitros) en el Vicente Calderón en la única roja directa que vio en su larga trayectoria futbolística.

Tanto Antonio como Ángel dejaron el Huesca al final de aquella campaña. Antonio se afianzó en el Zaragoza y Ángel se quedó en el Tudelano varias temporadas. Su periplo continuó en el Cacereño y después a la otra punta, a tierras murcianas, donde jugó en el Caravaca y en el Águilas y otra vez en el Caravaca. Y de allí a Huesca.

Su hermano Antonio terminó también su etapa, con cuatro campañas exitosas en el Binéfar de los mejores tiempos.

Y juntos abordaron una corta trayectoria en el banquillo. Antonio se puso a los mandos del recién nacido Peñas Oscenses, en Primera Regional, y Ángel fue su segundo. Ascendieron a Regional Preferente y en ella se mantuvieron la temporada siguiente. Ángel aún se quedó un par de temporadas más vinculado a los juveniles y a un equipo de una liga sub-22 que hizo la Territorial Aragonesa en aquel momento.

Entre unas cosas y otras, y con el fútbol como veneno, siguió jugando en las ligas locales de fútbol-sala con el Naranjas Correas en el que estaban Alejandro, Petón o Emilio Lacruz y también en la Liga Municipal con los Veteranos del Huesca y el Santiago.

salvatierra
En el Peñas Oscenses de 1989, Ángel Salvatierra el primero a la izquierda, de pie.
ALEJANDRO SANAGUSTÍN

“La zurda que tenía era tremenda”, recordaba Palacino y destacaba su hijo Alberto, el mayor, que ponían en valor “su pegada, el balón parado y los desplazamientos largos” y su calidad, tanto en la defensa como en el centro del campo.

La capilla ardiente de Ángel Salvatierra está en el Tanatorio Hermanos Santander, hasta las 14:30 horas de este sábado.

Etiquetas