SD Huesca

fútbol / SD hUESCA

El Huesca necesita cerrar incorporaciones para que Ambriz pueda trabajar con el equipo

Toca acelerar las operaciones

Ambriz contó con solo doce jugadores del primer equipo ante la Real Sociedad.
Ambriz contó con solo doce jugadores del primer equipo ante la Real Sociedad.
LOF

Si algo se pudo sacar en claro del primer amistoso del Huesca frente a la Real Sociedad es que al conjunto oscense todavía le faltan muchas piezas. Los azulgranas se vieron totalmente superados por el quinto clasificado de Primera División la temporada pasada, con un abultado 6-1, pero Nacho Ambriz, en su estreno como técnico del equipo, solo tuvo a su disposición a doce futbolistas de la primera plantilla. Además, algunos que no estuvieron probablemente saldrán, como es el caso de Álvaro, que apunta al Granada; Javi Galán, cuya salida es inminente, o Sandro.

El mexicano tuvo que tirar del filial: casi la mitad de los convocados, diez de veintidós, eran del Huesca B. Y la intención del club es acelerar operaciones durante estos días para que el nuevo entrenador pueda contar en la concentración de Benasque con una parte importante del plantel que empezará la liga. El Huesca subirá a la localidad ribagorzana este domingo y permanecerá allí hasta el jueves de la próxima semana. Antes, tiene dos amistosos: contra el Osasuna el miércoles en Ribaforada y frente al Lleida el sábado en el IES Pirámide.

En estos momentos hay dieciocho futbolistas en el primer equipo, pero no todos ellos estarán en el equipo cuando se cierre el mercado de fichajes. Ya para empezar hay que restar a Pablo Insua, quien hasta inicios del 2022 no podrá jugar por la lesión de rodilla que sufrió en el final de la pasada campaña.

Y luego están los casos de los que van a salir durante este verano. Los más claros son los de Álvaro, Sandro y Galán, quienes van a tener (están teniendo ya) varios pretendientes de la élite. Por ejemplo, por el portero riojano ya se interesó la Real Sociedad, que acabó fichando al australiano Mathew Ryan, y este domingo hablaban de la intención del Granada de hacerse con sus servicios. Desde medios granadinos, apuntaban a que el club nazarí querría negociar una cesión con opción de compra, que parece la posibilidad más factible para que todas las partes acaben satisfechas. Esos mismos medios insisten en que el Huesca se remite a la cláusula (diez millones de euros), pero desde el club oscense no son reacios a buscar otras fórmulas, dada la situación económica que vive el fútbol por la pandemia de la covid-19. Y en ese escenario sí entra esa posibilidad de aceptar esa cesión con opción de compra, operación que incluiría una ampliación de su contrato con el club oscense, que acaba en 2023, en caso de regresar al conjunto oscense el próximo curso. En caso de ascender a Primera, el Huesca podría volver a contar con el riojano.

La situación de Sandro es idéntica: tiene contrato hasta 2023 y una cláusula de diez millones de euros. Una cesión y poder contar con él la próxima temporada o venderlo, ya que las cláusulas se mantendrían, es una opción, y otra es buscar directamente trueques u operaciones en las que el Huesca reciba algo de dinero y algún jugador a cambio.

Diferente es la posición de Javi Galán, ya que la cláusula del pacense, que empezó tarde la pretemporada por covid-19, es de cuatro millones de euros, además de que acaba contrato a final de esta temporada. De hecho, su salida parece inminente y podría oficializarse esta misma semana. Otros dos jugadores con contrato en vigor son Jorge Pulido y Borja García. Sin embargo, desde Almería se insiste en el interés de Rubi por el capitán azulgrana y desde Cataluña apuntan a que el Girona estaría buscando el regreso del centrocampista.

De cara a las altas, todo apunta a que volverá Gastón Silva, quien está libre y que ya fue azulgrana el curso anterior. Otro futbolista libre es el oscense Dani Calvo, quien ha acabado contrato con el Elche y ha recibido llamadas de equipos de Segunda División, pero aún no la del Huesca. Con lo que hay y con los que podrían irse, faltan muchas piezas todavía, especialmente en defensa, donde ni siquiera hay laterales si no se cuenta con Galán, y en la delantera. Los próximos días pueden ser claves para reforzar el equipo y que Ambriz pueda ir trabajando con el grueso de la plantilla 2021/2022.

Etiquetas