SD Huesca

Fútbol / SD Huesca

El Huesca empieza con buen pie ante el Eibar (2-0)

Los goles de Joaquín y Seoane dan el triunfo a los azulgranas, dueños en la primera parte y sufridores en la segunda

El Huesca se ha impuesto por dos goles.
El Huesca se ha impuesto por dos goles.
Pablo Segura

SD HUESCA: Andrés, Buffarini, Salvador, Pulido, Mateu (Ratiu, minuto 84), Mikel Rico, Seoane, Nwakali (Mosquera, minuto 65), Joaquín (Florian Miguel, minuto 65), Ferreiro (Lombardo, minuto 79) y Escriche.

SD EIBAR: Yoel, Tejero, Venancio, Arbilla, Glauder (Toño García, minuto 79), Javi Muñoz (Atienza, minuto 79), Sergio Álvarez (Edu Expósito, minuto 56), Corpas, Stoickhov, Franchu (Quique, minuto 64) y Fran Sol (Blanco Leschuk, minuto 64).

GOLES: 1-0 Minuto 21: Joaquín. 2-0 Minuto 68: Seoane. 

ÁRBITRO: José Antonio López Toca (comité cántabro). Amarilla a Escriche (Huesca) y Javi Muñoz (Eibar). 

INCIDENCIAS: Partido de la jornada 1 de Segunda División disputado en El Alcoraz con unos 3.500 espectadores. Antes del encuentro, se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de los abonados fallecidos la pasada temporada y en memoria de las víctimas de la pandemia de la covid-19.

El Huesca ha empezado la liga como quería: con buen pie. El debut de Nacho Ambriz como técnico azulgrana se ha saldado con un triunfo de prestigio entre dos aspirantes al ascenso, con un conjunto oscense que ha mandado casi por completo en la primera parte y que ha sabido sufrir en la segunda.

Aunque todavía era la primera jornada, el inicio del campeonato ha sido inmejorable para el equipo. Joaquín ha puesto el 1-0 tras un gran pase de Pulido que ha premiado el buen juego local en los primeros 45 minutos y Seoane ha ampliado la cuenta en un segundo periodo en el que el Eibar ha achuchado más.

La puesta en escena ha sido muy buena. El Huesca ha monopolizado la posesión desde el inicio y al Eibar le era imposible recuperarlo. Los azulgranas la movían rápido y bien, se acercaba al área visitante con peligro y solo faltaba lo último: chutar. 

Nwakali ha sido el primero en probar a Yoel, quien ha mostrado sus reflejos al despejar un disparo mordido del nigeriano en un córner en el minuto 18. Y tres después, el conjunto oscense ha encontrado el premio a su buen hacer con un magistral pase de Pulido desde campo propio para Joaquín. El malagueño ha sido el más listo para aparecer en la frontal, aprovechar la indecisión entre Arbilla y Venancio y quedarse solo ante el portero. Su tiro ha ido hacia el cuerpo de Yoel, pero se ha colado en la portería tras rebotar en sus piernas.

La posesión merodeaba el 75 por ciento a favor de los locales mediado el primer tiempo, muestra clara del dominio de los de Ambriz. Tras el gol, el Eibar ha conseguido bajar un poco el ímpetu azulgrana, aunque no era capaz de hacerse con el control del juego ni de aproximarse a la puerta de Andrés salvo en alguna acción puntual. 

Pese a que el partido estuviera más equilibrado, no se veía incómodo al Huesca, que no sufría. Los futbolistas locales han notado en tremendo esfuerzo realizado durante el primer acto y en los últimos minutos su presión no era tan intensa como antes, por lo que el descanso les ha venido de perlas para coger aire. Y con ventaja en el marcador, habrá sentado mejor aún.

La segunda parte ha empezado con dos sustos para el Huesca. Los azulgranas no han salido precisos en la salida de la pelota y el Eibar ha estado cerca de empatar, sobre todo en un balón que ha quedado muerto en el área para Corpas y ante el que Andrés ha estado rápido cual felino para tapar su tiro y evitar el 1-1.

No había comenzado fino el cuadro oscense, que ha respondido con un saque de banda de Mateu directo al área armera y en el que Escriche y Joaquín no han llegado al cuero por escasos centímetros. Pero las tornas habían cambiado y era el Eibar el que mandaba sobre el césped de El Alcoraz, donde la afición oscense demostraba las ganas que tenía de volver y alentaba a su equipo.

Ambos entrenadores han buscado un cambio de dinámica: Garitano ha dado entrada a dos delanteros, Quique y Blanco Leschuk, y Ambriz, a Mosquera y a Florian Miguel, adelantando la posición de Mateu. 

Y precisamente el lateral francés ha puesto el centro raso que ha aprovechado Seoane para ampliar la ventaja local a la altura del punto de penalti. La acción, en el minuto 68, ha empezado con una arriesgada pero excelente salida desde atrás de Salvador, Mikel Rico ha abierto a la izquierda para Miguel y su envío lo ha enviado a la red el centrocampista madrileño.

Si en el primer periodo el Huesca ha dominado a través de la posesión, ha logrado su segundo tanto en una contra y prácticamente cuando peor lo pasaba. De hecho, poco después ha tenido el Eibar el 2-1 con un remate al poste de Venancio. 

Ambriz quería piernas frescas y ha metido en el campo a Lombardo (al banquillo un Ferreiro voluntarioso y escurridizo, como siempre). Y Blanco Leschuk ha cabeceado alto un centro de Toño García tras una mala salida de Andrés. Pero los azulgranas han vuelto a hacerse con el control del choque y, aunque han recibido algún aviso visitante, como una doble ocasión salvada por Pulido y Andrés, han cerrado el primer partido de la temporada con una victoria de prestigio.

Etiquetas