SD Huesca

SD HUESCA

San Román: “Sé el reto difícil que asumo viniendo aquí”

El nuevo portero del Huesca afirma que su principal objetivo es "que al equipo le vaya bien", pero también "sumar el máximo número de partido posible"

Presentación de Miguel San Román, el nuevo portero del Huesca, en El Alcoraz.
Presentación de Miguel San Román, el nuevo portero del Huesca, en El Alcoraz.
Pablo Segura

“En cuanto mi agente me comentó la posibilidad de venir aquí y el interés que había puesto el club, para mí eso fue definitivo”. Esas han sido las primeras palabras de Miguel San Román (Benidorm, 1997) como nuevo portero de la S.D. Huesca en su presentación en El Alcoraz este miércoles.

“Los equipos te pueden decir que vienes a sumar y ese tipo de cosas, pero yo sé que fui la primera opción desde el principio y, cuando un equipo te llama con ese interés y esas ganas, no tienes mucho que pensar”, ha añadido.

Pero el guardameta no solo ha hablado del interés del club, sino también de su trayectoria. “Cuando encima es un equipo como el Huesca, que viene ya de años destacando en la categoría, que está asentado, que es un proyecto con buena pinta y a largo plazo, tampoco hay mucho que pensar”, ha remarcado.

Además, San Román también ha hablado de su relación con Adrián Mallén, el entrenador de porteros de la S.D. Huesca, y de la gran evolución de los últimos cancerberos que han pasado por el conjunto oscense en las últimas temporadas como un factor positivo añadido.

Yo ya conocía a Adri desde hace tiempo y, aparte, tenemos amigos en común. Hablé con él antes de venir y me comentaba 'Hemos tenido a Sergio Herrera y le ha salido genial, ha venido Remiro y le ha salido genial y ahora ha venido Álvaro y también le ha ido bien’”, ha dicho.

“Y es que, aparte de a ellos irles bien personalmente, el club ha ido hacia arriba y dando pasos hacia adelante. Yo creo que ese es el camino a seguir. Es lo que todos buscamos. Ojalá sea con el Huesca en Primera División”, ha manifestado.

El cancerbero, que fue suplente en la primera jornada de liga ante el Eibar, ha asegurado que viene con ganas de pelear por la titularidad. “Sé el reto difícil que asumo viniendo aquí. Conozco a Andrés desde hace años, sé que es un gran portero y yo vengo a no ponerle las cosas fáciles. Lejos de roles, voy a pelearle todos los días. Creo que él, además, eso lo va a agradecer”.

San Román, a la vez, ha recordado que no es la primera vez que le toca lidiar con una situación así. “Creo que es una cosa que en Elche ya me costó vivir y lo llevé bien. Cuando me tocó competir, aún con partidos muy separados, creo que rendí y funcioné bien. La fuerza mental no va a ser un problema, yo siempre trato de dar el máximo por el equipo, sea desde la posición que sea”.

Sin embargo, él tiene claro que su objetivo, “por encima de todo, es que al equipo le vaya bien”. “A nivel personal, quiero sumar el máximo número de partidos posible. Sé el nivel que tiene Andrés y los dos sabemos que vamos a pelear por esa posición”, ha señalado.

El nuevo portero azulgrana también ha dicho que le gustaría “coger sintonía con el equipo lo antes posible”. “Creo que con los compañeros ya lo tengo y el míster ya me la ha trasladado”, ha apuntado.

De hecho, San Román ha destacado la facilidad con la que se ha adaptado al grupo. “Desde que he llegado, todo ha sido muy positivo, pero, si tuviera que destacar algo, ha sido el vestuario. Creo que ha sido la adaptación más fácil que he tenido desde que he llegado a un equipo”, ha sostenido.

“Trato de fijarme siempre en los jugadores que han llegado una semana o dos antes que yo para ver cómo les va a ellos. Veo tanto a Cristian Salvador como a Marc Mateu y veo a un grupo acoplado que parece que llevan aquí tres o cuatro años, un grupo humano sencillo, humilde, trabajador y que me ha acogido de maravilla”, ha declarado.

Es más, el guardameta benidormense ya lo pudo comprobar en el primer partido de liga. “Ya desde el otro día que prácticamente fui convocado llevando un día en Huesca, me sentí en el vestuario como uno más partícipe de la victoria”, ha afirmado.

San Román explica que se llevó muy buenas impresiones del encuentro contra el Eibar. “Desde que fiché, me interesé por ver la forma de jugar del míster para intentar acoplarme lo más rápido posible. Sabía que tenía ese gusto por el buen trato del balón y por tenerla, pero la verdad es que, con la puesta en escena, todos quedamos encantados. Los primeros 40 minutos vi un equipo de un nivel altísimo”, ha señalado.

Pero no solamente se fijó en el juego del equipo, sino también en la afición azulgrana. “Sentí lo que realmente esperaba, cuando ves el Huesca desde fuera sientes que el campo es un factor que al equipo le ayuda. Vi un campo que tiene una cosa que no es muy común, que es que, cuando empuja el equipo, empuja todo el campo, no simplemente un sector”, ha explicado.

“Tengo un recuerdo que supongo que, para los aficionados del Huesca, no será tan bueno, pero desde fuera, en aquel momento, el primer descenso y cómo despidieron al equipo entre aplausos aquel día es una cosa que no es común en el mundo del fútbol”, ha añadido.

“Una afición que reconoce el esfuerzo de los jugadores por encima de los resultados es algo que no todos los equipos tienen y que aquí debemos hacer valer y hacer fuerte el factor campo”, ha concluido Miguel San Román.

Etiquetas