SD Huesca

FÚTBOL / SD HUESCA

El Huesca repite victoria y se pone líder (2-0)

Los azulgranas han ido de más a menos y han logrado su segundo triunfo del curso ante el Cartagena

El Huesca se ha impuesto al Cartagena por dos goles
El Huesca se ha impuesto al Cartagena por dos goles
Pablo Segura

SD HUESCA: Andrés Fernández, Buffarini, Cristian Salvador, Pulido, Marc Mateu, Seoane, Nwakali (Lombardo, minuto 62), Mikel Rico (Mosquera, minuto 85), Joaquín Muñoz (Ratiu, minuto 71), Ferreiro (Miguel, minuto 85) y Dani Escriche.

FC CARTAGENA: Marc Martínez, Delmás (Antoñito, minuto 78), Andújar, Alcalá, Luna, Tejera (Clavería, minuto 78), Richard Boateng (Neskes, minuto 78), Nacho Gil (Ortuño, minuto 6), Gallar, Cayarga (Kawaya, minuto 64) y Rubén Castro.

GOLES: 1-0 Minuto 53: Delmás, en propia puerta. 2-0 Minuto 73: Seoane. 

ÁRBITRO: Daniel Jesús Trujillo Suárez (comité canario). Amarillas a Pulido (Huesca) y a Boateng y Gallar (Cartagena). 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada de Segunda División disputado en El Alcoraz con 3.375 espectadores.

El Huesca ha repetido triunfo en El Alcoraz. Los azulgranas se han impuesto al Cartagena en un partido en el que, como ante el Eibar diez días antes, han ido de más a menos. Los de Nacho Ambriz han completado una primera media hora en la que han rozado la perfección en el juego, pero no se han puesto por delante hasta el segundo tiempo en una jugada afortunada.

Ha sido un córner de Marc Mateu en el que Delmás ha desviado la pelota para meterla en su portería. Pese a que el Huesca no ha brillado en le segundo acto, tampoco ha sufrido en exceso y Jaime Seoane ha repetido gol, su segundo en dos jornadas, para encarrilar la victoria que deja a su equipo en lo más alto de la clasificación de Segunda División.

El inicio ha sido una clara declaración de intenciones. Ni cinco segundos de juego se llevaban cuando Nwakali ha robado el balón y el ataque, muy rápido, ha acabado con un remate desviado de Escriche tras un centro de Mateu. Apenas un minuto después, el valenciano ha vuelto a poner el cuero por alto desde la izquierda y Joaquín se ha topado con Marc Martínez, que ha repelido el tiro a bocajarro del andaluz. 

Ese comienzo fulgurante tenía sus riesgos y el Cartagena ha creado peligro en un dos para dos ante el que el Huesca se ha replegado rápido y bien. El segundo ataque albinegro ha dejado la lesión de Nacho Gil, quien ha tenido que ser relevado por Ortuño a los seis minutos. Joaquín lo ha intentado desde la frontal en el 9 con un lanzamiento que ha atrapado el portero visitante.

Los azulgranas estaban desatados, no dejaban que la pelota le durara nada a su rival y se lanzaban con ataques muy directos y a base de pocos toques. Así ha llegado una doble oportunidad muy clara, con dos cabezazos seguidos de Escriche y Mikel Rico al larguero, aunque el vasco estaba en fuera de juego en el momento del remate del castellonense. Y poco después, Martínez ha tenido que poner los puños para despejar un disparo centrado pero potente de Ferreiro. 

Todo esto había pasado antes de cumplirse el cuarto de hora. Y cuando el partido ha llegado a ese minuto 15, de nuevo ha tenido que intervenir el meta albinegro ante otro lanzamiento lejano de Nwakali, uno de los azulgranas más entonados dentro del buen desempeño coral de los locales. 

El Huesca parecía imparable y los jugadores visitantes estaban desbordados. El cuadro de Ambriz ha vuelto a tener el gol en el 21 en una falta que ha centrado al área Ferreiro. Escriche, en el segundo palo, ha dejado un pase de la muerte, pero el balón ha golpeado en dos defensas rivales. No había transcurrido ni media primera parte y los futbolistas del Cartagena ya habían realizado varias pérdidas de tiempo ante la exhibición oscense.

Las ocasiones seguían produciéndose, siempre el portería visitante, aunque no eran tan claras. El ritmo y la intensidad locales habían bajado, pero los de Ambriz seguían mandando con claridad. La pausa por hidratación no le ha sentado bien a los azulgranas, más imprecisos desde entonces. Todo lo contrario al Cartagena, que se ha sentido más cómodo y ha tenido más balón.

El Huesca ha tenido una contra clara que ha manejado Ferreiro, pero el gallego ha tardado en darle el esférico a Nwakali y la definición del nigeriano ha sido muy mala. El primer disparo de los visitantes ha sido de Boateng en el minuto 41 y se ha ido muy desviado. Poco después, Ortuño sí ha tirado a puerta, pero Andrés ha atajado sin problemas. Ya en el añadido, Pulido ha cabeceado alto en un saque de esquina y el partido se ha ido al descanso sin goles. 

La segunda mitad no ha comenzado como la primera. El dominio azulgrana no era tan claro, pero seguían mandando los locales. Y el destino ha querido que el Huesca se adelantara en un córner y con fortuna. Mateu ha puesto el balón cerrado, Delmás ha peinado el cuero en el primer palo y ha pasado por encima de Martínez para colarse en la portería. 

Ha respondido el Efesé en el 56 con un zurdazo de Rubén Castro ante el que Andrés ha demostrado sus reflejos con un paradón. En el saque de esquina, Alcalá ha cabeceado el esférico por encima del larguero. El Huesca estaba pagando el gran esfuerzo del primer tiempo y le costaba mantener la posesión, lo cual hacía que los albinegros (en esta ocasión de azul celeste) se asentara en campo oscense.

El partido se ha llenado de imprecisiones en ambos conjuntos tras más de una hora de juego y era el Huesca el que tenía más la pelota. Pero la sensación de incertidumbre sobrevolaba en El Alcoraz por lo corto que era el marcador con ese 1-0 y porque nadie tenía el control. Y el conjunto oscense ha sido el que ha golpeado. Concretamente lo ha hecho Seoane: golpeo desde 25 metros que ha entrado sin que Martínez hiciera ademán de lanzarse al suelo.

En la recta final ha sucedido lo mismo que frente al Eibar: los azulgranas han notado la carga, pero han sufrido bastante menos que la semana anterior, pese a algunos centros laterales del Efesé, y han cerrado una victoria que deja buen sabor de boca, como la de la primera jornada.

Etiquetas