SD Huesca

sd huesca

El Andratx prolonga su racha y corta la del Huesca B en un partido lleno de adversidades (2-0)

El filial azulgrana encajó un gol madrugador, perdió pronto a Sastre, jugó con diez una hora y falló un penalti

Carlos Kevin conduce el balón en el partido contra el Andratx.
Carlos Kevin conduce el balón en el partido contra el Andratx.
SD HUESCA

CE Andratx: Vicençs, Damiá Ramos, José Bueno (Calonge, 81), De la Espada (Guille, 60), Bonet, Llabrés (Pep Vidal, 70), Vinicius, Álvaro de Dios, Pau Pomar, Diego (Markus, 60) y Carlos Sánchez (Lorente, 70).

SD Huesca B: Valera, Val, Anglada, Euse, Edu Adell (Barba, 80), Tomeo (Ronald, 80), Sastre (Esteban Aparicio, 12), Manu Rico, Abizanda (Nacho Pastor, 46), Sandoval (Manu Molina, 64) y Carlos Kevin.

ÁRBITRO: Morros Monge (Comité Catalán). Amonesto a José Val (2, expulsado en el 34) y Manu Molina por el Huesca y José Bueno, Damià Ramos y Pomar por el Andratx.

GOLES: 1-0 Minuto 6: De la Espada. 2-0 Minuto 34: Llabrés, de penalti.

INCIDENCIAS: Encuentro disputado en el campo de Sa Plana, con buena entrada en matinal agradable pero con viento.

HUESCA.- El Andratx prolongó su buena racha hasta el octavo partido sin perder y cortó la que llevaba el Huesca B en un partido que para el filial fue como la ley de Murphy, aquella en la que todo lo malo puede empeorar. Porque desde el pitido inicial todo jugó en contra del filial: un primer gol tempranero, la lesión de Sastre a continuación, el penalti con expulsión de Val pasada la media hora -que fue el segundo tanto- y, por si fuera poco, un máximo castigo fallado en la segunda parte que podía haberle dado vidilla a los azulgranas para el tramo final.

El primer tiempo se convirtió en una carrera de obstáculos para el filial de principio a fin. Ya a los seis minutos, Vinicius robo un balón por el costado derecho, protagonizó una galopada para ganar el área y forzando un córner en el despeje de Valera. Y en el saque de esquina, bien puesto por Diego Martínez, De la Espada entró con todo (codo incluido) en el segundo palo y anticipándose a Val cabeceó el 1-0.

Un gol que dejó un tanto aturdido al Huesca, que estuvo cerca de encajar el segundo en otro saque de esquina. Y para colmo, a los 12 minutos, el segundo contratiempo con la lesión de Sastre, que cedía su puesto a Esteban Aparicio.

Le costaba hacerse sitio en el partido al Huesca B, muy incómodo ante la presión del Andratx, que apenas hacía concesiones. Vinicius era una auténtica pesadilla por su calidad y endiablada velocidad. Un derechazo suyo desde fuera del área salió despedido fuera por poco y un centro desde la izquierda fue neutralizado por la zaga oscense.

Tuvo su momento el Huesca para igualar el partido en un centro desde la izuierda al corazón del área que no controló Carlos Kevin y, sobre todo, una doble ocasión en la que primero Abizanda, tras un buen regate en el área, disparó y rechazó el portero y a un palmo Carlos Kevin mandó fuera.

En un minuto se pasó del posible empate en esa jugada al 2-0, que por añadidura tuvo consecuencias más peliagudas para el Huesca. Vinicius forzó la segunda tarjeta de Val cuando se le fue y pisó el área trompicado. Una acción de bisoñez del lateral y de picardía del peligroso extremo balear que sacó tajada con la expulsión de su par y el penalti que señaló el árbitro y que Llabrés ejecutó. Erea el 2-0 que tampoco pudo recortar el Huesca B en su última tentativa antes del descanso con un centro de Abizanda desde la derecha al segundo palo que tampoco pudo controlar en su llegada Manu Rico.

En la reanudación, y para ajustar la defensa, Dani Aso dio entrada a Nacho Pastor y sacrificó en su lugar a Abizanda. En plena toma de posiciones el Andratx pudo sentenciar con un mano a mano de Llabrés que desbarató con el pie Valera. Y poco a poco fue el Huesca el que fue haciéndose con el balón y con el dominio del partido para llegar al área del equipo balear. Lo intentó Anglada con un balón largo que, ante la presión de Carlos Kevin, Pau cedió con peligro a su portero. Después fue Edu Adell el que remató en el área. Manu Rico le puso un centro a Edu Adell pero su envío no lo recogió nadie. Apretaba el Huesca en su dominio ante un Andratx que no daba la sensación de sentirse agobiado. Una buena opción la tuvo Carlos Kevin tras otro balón colgado que cabeceó desviado. Y en el 72 llegó la oportunidad de meterse de lleno en el partido con una falta en la frontal en la que Carlos Kevin fue objeto de penalti al ser trabado por detrás por Damiá. Fue el mismo Carlos Kevin el encargado de lanzar desde los once metros pero el meta Vicençs puso una buena mano para despejar el balón y evitar el gol.

Esa acción fue casi definitiva porque cercenó las posibilidades del filial, que ya no tuvo más capacidad de respuesta ante un Andratx que dejó pasar los minutos para asegurar el marcador, incluso poder ampliarlo en alguna transición con Vinicius -más desactivado en este periodo- y también el Huesca lo pudo maquillar en el inicio del descuento con un córner que sacó Barba y que Carlos Kevin, sin apenas oposición, cabeceó alto.

Etiquetas