SD Huesca

SD HUESCA / ENTREVISTA

Josete Ortas: "Estamos en un momento muy bueno en la historia del Huesca"

El director general del club azulgrana apunta al deseo de “armar un buen equipo” y a un futuro con estabilidad

Josete Ortas, director general de la Sociedad Deportiva Huesca.
Josete Ortas, director general de la Sociedad Deportiva Huesca.
Rafael Gobantes

El director general del Huesca, Josete Ortas, le pone un “aprobado rapado” a la trayectoria del equipo en la primera parte del campeonato y asegura que van a llegar refuerzos para “armar un buen equipo”. En la entrevista a DIARIO DEL ALTOARAGÓN, el ejecutivo azulgrana analiza la situación, el presente y un futuro más que prometedor.

¿Qué nota le pone al equipo en la primera vuelta?

Un aprobado justo, un aprobado rapado. Entre un 4 y un 5. Es verdad que nuestro presupuesto es el cuarto de la categoría y estamos en mitad de tabla y la realidad es que no hemos cumplido el objetivo.

¿Lo mejor es, a pesar de una primera vuelta tan pobre, haber acabado a cuatro puntos del playoff?

Ha sido una primera vuelta muy irregular. Empezamos muy bien, luego pasamos un bache gordo en el que al equipo le costó mucho competir contra cualquier rival y en los últimos seis o siete partidos se ha competido contra todo el mundo y con la sensación de poder pelear por estar más arriba. Dentro de que la posición en la tabla no es la deseada, el equipo va a más.

“La nota ahora es un aprobado rapado, pero la buena es al final”

Tener que tomar ahora medidas correctoras y con el presupuesto que ha manejado el Huesca, ¿pone en tela de juicio la planificación deportiva que se ha hecho? ¿Qué análisis se ha hecho en el club?

Está el ejemplo de hace dos años. Teníamos el cuarto presupuesto y ascendimos de manera directa, con lo cual la nota es un sobresaliente. Cuando dos años después tienes también el cuarto presupuesto y vas el décimo, la nota no puede ser buena, pero también es verdad que las notas se ponen a final de curso, no a la mitad. Hay que esperar, que el equipo siga y se ha hecho un cambio de entrenador hace apenas dos meses.

¿Está sobrevalorada la plantilla en la relación calidad-precio y de acuerdo con lo que se ve?

Está claro que hay jugadores de los que se esperaba más y no han dado el rendimiento esperado y en cambio hay otros que pensábamos que iban a rendir menos y están jugando más. Eso pasa todos los años. Creo que al final hay que hacer una valoración en conjunto. Nos gustaría estar en una posición mejor en la tabla, esa es la realidad, pero vamos a esperar al final de temporada.

El Huesca cierra el año con cuatro entrenadores. ¿Quién tiene el problema, los entrenadores o el Huesca?

En un equipo que ha estado ascendiendo y descendiendo es complicado que un entrenador tenga continuidad porque pasas de éxitos muy fuertes a fracasos. Pero es verdad que una de las asignaturas pendientes que tenemos es conseguir darle estabilidad a un entrenador, que pueda estar unos años aquí y poder trabajar con más tranquilidad. Pero también es cierto que debemos hacer un pensamiento interno.

Lo mismo ha sucedido con jugadores y las dificultades para una continuidad.

En el tema de jugadores no estoy tan de acuerdo. Tenemos a varios que llevan unos años rindiendo y formando parte de la estructura del club, casos de Mikel, Ferreiro o Pulido, y le han dado un sello de identidad y muy particular de gente que quiere estar aquí.

“Vamos a armar un equipo competitivo”

¿Mantienen la confianza en Rubén García?

Sí, tiene contrato y el trabajo de todos, el del director deportivo también, hay que valorarlo al final de temporada.

En la última junta de accionistas, cuando Petón anunció que se iba al final de temporada, uno de los asistentes dijo que entre su marcha y que Agustín Lasaosa estaba fuera de la estructura, tenía una sensación de orfandad y preguntó quién le iba a embaucar ahora.

Son dos figuras muy importantes en la historia del club. Petón ha dicho que deja su cargo de consejero, pero sigue como presidente de la Fundación Alcoraz, que es la máxima accionista. Y estoy seguro de que cuando necesitemos algún consejo importante, va a estar allí. A quien pregunta eso le respondo que le vamos a embaucar entre todos, el primero el equipo. El centro de todo en un club de fútbol es el equipo. Muchas veces da igual si tienes beneficios o pérdidas o si haces o dejas de hacer obras. Es normal. A la gente lo que le importa son los resultados deportivos. Si funcionan, se le embaucará fácilmente. Y si no, será más complicado decirle que nos acompañe.

También se habló de los empleados que tenía el club, que fueron 105 en Primera y que este año habían bajado a 84. Pero hubo quien solicitó que en la próxima Asamblea se presentara un informe sobre la misión que tenía asignada cada uno.

Sinceramente, me parece una opinión que hay que respetar. Pero entiendo que una empresa como la SD Huesca, que ha empleado a más de cien personas, no debería ser motivo de debate sino de orgullo. Ojalá pudiésemos dar trabajo a doscientas personas. Somos un club profesional, que ha estado dos veces en los últimos años en Primera División y que tiene una estructura con una tipología de esa entidad. Solo hay que ver a los clubes que compiten con nosotros y estamos en esa línea. En los últimos años se ha incorporado gente, pero eso no debe ser motivo de crítica sino de orgullo porque se han incorporado buenos profesionales y gente que incluso ha venido de otras partes de España y otros países para trabajar aquí y aportar su conocimiento.

Y con los retos que hay por delante, la nómina puede ampliarse.

La misma Liga de Fútbol Profesional nos está diciendo que hay aspectos como la innovación, la digitalización o internacionalización de marca, en las cuales muchos clubes estamos cojos, y nos van a intentar “obligar” a que fortalezcamos esa estructura y trabajemos en esa línea. No solo hay que mirar los puestos de trabajo sino la facturación. El Huesca ha pasado de tener en la temporada 2013-14 dos millones y medio de euros a una media de 35-40 o 50. La evolución presupuestaria es mucho mayor que la de personas que han trabajado.

“No solo pensamos en este año sino en el corto, medio y largo plazo”

También se presentó un presupuesto que era antes de descender cuando en realidad en diciembre es otro. ¿Cuál es el presupuesto del Huesca esta temporada?

Creo que este año lo cerraremos con alrededor de 22 millones de euros. Los presupuestos de los clubes de fútbol profesional son muy vivos porque ocurren cosas durante el año, que muchas veces no puedes controlar. Ejemplos como el traspaso de un jugador, la firma de un contrato, estamos ahora negociando el patrocinador del pantalón… Suceden imprevistos que los vas incorporando al presupuesto. Esa cifra que nos pidió LaLiga, y que fue motivo de debate en la Junta de Accionistas, se elaboró en el mes de marzo-abril de la temporada anterior, un presupuesto base con unos condicionantes marcados por LaLiga, que se va modificando con la entrada de nuevos ingresos.

Una vez aprobado el fondo CVC, ¿qué hoja de ruta han fijado para el destino de ese dinero?

Son cerca de 31 millones de euros. Un 70 por ciento va a desarrollo de infraestructuras, programa de innovación, de internacionalización, etcétera; un 15 por ciento va para el límite de plantilla deportiva en las tres próximas temporadas y el otro 15 por ciento va para la cancelación de deuda concursal, que no es nuestro caso, y deuda financiera, que sí que tenemos porque recurrimos a un fondo de inversión para completar las obras de tribuna de general y las esquinas del museo y del restaurante. Esa cantidad la vamos a llevar al fondo para pagar a largo plazo y tener cash. Dentro del 70 por ciento, tenemos proyectos en marcha como la Base Aragonesa del Fútbol, la cubierta Carbono 0 de El Alcoraz, concluir las obras del museo y otros proyectos a tres o cuatro años vista. Y también te permite meter todas las inversiones realizadas en los últimos tres años, un periodo en el que hemos gastado en obras del campo e infraestructuras propias cerca de 14 millones de euros. Lo vamos a utilizar para recuperar ese dinero y llevarlo a 40 años y para los nuevos proyectos.

¿Cuándo van a disponer del fondo?

La previsión es que un 22 por ciento sea un anticipo, una vez firmada la operación con LaLiga, que debe llegar antes de final de año. Después, un 12 por ciento se recibe al cierre de la operación, que será en enero o febrero. Y otro 10 por ciento en junio de 2022, con lo cual habremos recibido el 44 por ciento antes del próximo mes de junio. Una inyección fuerte de capital en siete meses. Una operación brillante.

¿El Huesca goza de buena salud financiera?

Muy buena. Ahora mismo hay que lanzar un mensaje a la gente de que nos encontramos en un momento de la historia del Huesca muy bueno. Venimos de descender de Primera División y nos vamos a encontrar con un campo concluido, con una ciudad deportiva y con un dinero en el banco que va a ser un colchón que nos va a permitir tener estabilidad durante mucho tiempo. Y si un año tenemos un tropiezo, nos va a permitir recuperar la estatura de la liga de fútbol profesional, que no es fácil. Hay muchas ciudades más grandes que nosotros que no lo tienen.

¿Y ese músculo financiero qué puede permitirle al Huesca en este mercado de invierno para revertir la situación?

El informe que tiene el Consejo de Administración es que al equipo le faltan cosas, jugadores por fuera, un central, un delantero centro y vamos a intentar incorporarlos para hacer un equipo que en la segunda vuelta sea mucho más competitivo. Que no quepa duda que vamos a armar un buen equipo para estar peleando en todos los partidos.

No hay conformismo, por tanto.

Por supuesto que no. Y no hay que confundir el que a veces seamos precavidos con que no seamos ambiciosos. No hay que pensar solo en este año, que lo estamos haciendo, sino también en corto, medio y largo plazo para no encontrarnos en el futuro con una situación en la que se pueda comprometer el club.

¿Y en esos proyectos hablan también del museo, de zonas habilitadas en el estadio e incluso en los terrenos que adquirieron en el exterior?

Para el museo se ha aprobado en consejo de administración una aportación de capital, de aquí a 8-9 meses, de alrededor de 450.000 euros para el amueblamiento y que nos permita hacer una ruta completa por el campo. También se ha hecho debajo del restaurante un “scape room” para hacer actividades para empresas o escolares durante la semana. Y en el exterior se encargaría una empresa de Huesca, de acuerdo con el desarrollo del Área 5.2. Nosotros somos meros propietarios de una parte de esa zona y estamos a la expectativa de qué sucede. Fue una buena operación. Para nosotros, todo lo que sean proyectos alrededor del estadio es también poner en valor el campo de fútbol y todo lo que tenemos aquí.

Etiquetas