SD Huesca

segunda división

Buena salud física y nutricional en el Huesca

La doctora Anna Carceller ha realizado esta semana unos test metabólicos en el Huesca

La doctora Carceller con Pulido durante el test metabólido.
La doctora Carceller con Pulido durante el test metabólido.
Clínica Fernando Sarasa.

Los servicios médicos del Huesca, además del estricto marcaje a la plantilla y a cuantos la rodean con los test de antígenos diarios ante la pandemia covid, han añadido a su agenda de trabajo una tarea en la vuelta de las minivacaciones navideñas. Se trata de la realización de unos test metabólicos que ha llevado a cabo la doctora y nutricionista del club Anna Carceller.

A través de los análisis de gases se puede apreciar qué tipo de energía consume el músculo del jugador. “Tiene un interés grande para la prevención de la fatiga, que es lo que buscamos. Da una medición objetiva del trabajo que estamos haciendo del nivel nutricional en el comedor del club”, explica Carceller.

Estas pruebas tuvieron una primera parte al comienzo de la temporada para comprobar el estado de los jugadores a su llegada tras el verano. “Les ponemos una máscara para analizar el contenido de oxígeno y CO2 que ellos exhalan en la respiración y de allí, mediante unas ecuaciones matemáticas, podemos saber exactamente qué está pasando dentro del músculo. Digamos que el músculo puede usar dos tipos de gasolina por decirlo de alguna manera. Una son los hidratos y otra las grasas. Nos interesa saber a qué velocidad corriendo gastan una cosa y otra, porque no tenemos las mismas reservas de uno que de otro y hay cierta estrategia con esto”, señala.

Asegura la doctora que comparando los datos de principio de temporada al momento actual “la mejoría es global”. Los números reflejan un buen nivel en el estado de forma y en la preparación física y también es favorable el hecho de que “la mayoría de los jugadores llevan mucho tiempo con nuestro enfoque nutricional y ya saben lo que hay”.

El club se encarga de la elaboración de los menús diarios si bien, precisa Carceller, “si en los días señalados comen otras cosas no pasa nada porque como hemos visto tampoco tiene un impacto en su composición corporal y en su rendimiento”.

Desde el comedor existe una “evolución constante”, observa la doctora, con aportaciones y renovaciones. “Intentamos dar un servicio de calidad y cumplir todos los objetivos nutricionales y que a la vez les guste a los jugadores para que vengan. Es muy satisfactorio porque están respondiendo todos muy bien, la inmensa mayoría de la plantilla come aquí, están muy implicados. Haces un test y ellos mismos se interesan por ver cómo salen, cómo están, en qué pueden mejorar y cómo se puede hacer. Entienden el proceso y las razones por las que lo hacemos y son los primeros que quieren mejorar y sacar su mejor versión. Eso es de agradecer porque a mí me facilita mucho el trabajo”, afirma Anna Carceller.

Recuerda la doctora que esta tarea la iniciaron con un cocinero, Samuel Allué, y esta temporada se ha incorporado Javier Hernández y un tercer ayudante para el emplatado. “A nivel gastronómico estamos en constante evolución -comenta-. Hemos salido a algún congreso junto con los cocineros para conocer otras formas de trabajar y cómo se desenvuelven otros clubes para coger inspiración. Está muy bien porque intentamos hacer propuestas nuevas porque si lo hacemos de una forma monótona o ponemos siempre arroz y pollo es muy aburrido. Pero si le damos una vuelta e introducimos algo de cocina del mundo o tradicional de aquí, introducimos platos que son novedosos”.

Entre las preferencias de los futbolistas están los pokes, un plato de origen asiático, que se ve muy divertido y en el que se combinan hidratos con verduras encurtidas y algún tipo de algas. Esta misma semana también se ha elaborado uno con especias más árabes y metiendo el hidrato de una manera diferente y la carne macerada. Y en otras ocasiones, el arroz con salmón marinado por los propios cocineros que le dan un cierto sabor sushi. “Y la semana que no hay pokes me lo recuerdan”, sonríe Carceller.

También, dentro de las novedades culinarias, aparece el ramen, una sopa típica japonesa “que gusta muchísimo”.

Naturalmente, en la dieta no faltan los postres, basados fundamentalmente en la fruta y los lácteos. Incluso para introducir en algunos casos o momentos suplementación, para ayudar en la fase de recuperación. Para combatir lo poco atractivo que resulta, se aprovecha introducirlo a través de los postres, como por ejemplo en una gelatina que lleva cúrcuma con cítricos y naranja confitada y la dosis que necesitan. “Es un bocadito que está riquísimo y ellos no se dan ni cuenta y se toman la suplementación”.

Aunque el postre estrella de la cocina del Huesca es la panacota. “Hacemos variadas bajas en grasas pero que les dan las proteínas que necesitan”, indica la doctora, que también propone otros platos de capricho. “En los desplazamientos preparamos un picnic y al ser antes de un partido queremos cargar de nutriente que sea hidrato de carbono, hacemos algún brownie bajo en azúcar, endulzado con algo de dátil, o ponemos un fondo con un platanito en mousse y brownie encima, son cosas que agradecen y que son los caprichitos que siempre les damos cuando van a jugar y que van a quemar porque comer es disfrutar”.

Anna Carceller, junto con los dos cocineros, han tenido la oportunidad de conocer el trabajo que hacen otros clubes y ligas, especialmente la inglesa, donde está muy avanzada la nutrición y la gastronomía deportiva. “Es un campo que se está desarrollando mucho y podemos decir que estamos muy a la par. Para nosotros es importante salir de aquí porque fuera hay cabezas que piensan muy bien y compartir experiencias y opiniones siempre gusta. Volvemos a casa con alguna idea o una inspiración, pero nos hace valorar lo que tenemos aquí. Con muy pocos medios estamos haciendo un trabajo que es muy bonito y el jugador está contento. Y cuando hacemos las pruebas más objetivas (como los test metabólicos ahora) nos da un plus increíble porque es ponerle números a la sensación del futbolista”.

Con todo, y después de las pruebas realizadas, se puede asegurar que la plantilla azulgrana goza de una buena salud física y gastronómica. “Intentamos que vaya de la mano. A veces cuando se habla de nutrición y deporte parece que puede ser algo muy monótono y yo tengo la suerte de estar rodeada de dos cocineros buenísimos, muy creativos y que les gusta mucho darle una vuelta a todo. Por ejemplo, ahora está muy de moda la remolacha para el rendimiento deportivo. Es un alimento que de por sí sabe muy mal, pero si realizas un batido de remolacha triturada hecho con cariño y mezclada con otros ingredientes sale una cosa maravillosa que los jugadores se comen sin pensar”.

Los datos de los test metabólicos de la temporada pasada sirvieron para realizar un estudio científico que en breve será publicado por una revista especializada. La conclusión es que “era muy evidente la mejoría cuando venían al comedor. Establecimos una comparación entre la gente que venía al comedor y los que no lo hacían y la diferencia era muy marcada”. 

Hoy, 3 partidos

La Liga Smartbank inicia la segunda vuelta del campeonato con una jornada marcada por el abundante número de positivos covid registrados en los equipos, puesto que solo el líder, el Almería, y el Fuenlabrada no han registrado contagiados. Hoy viernes se disputan los tres primeros partidos. Se abre la sesión con el encuentro Oviedo-Ponferradina, donde los carbayones aparecen con plaga de bajas (14:00). A continuación (16:00) será el turno del Burgos-Amorebieta. Y un poco más tarde (16:15) se enfrentarán Eibar y Real Sociedad B en el campo de Ipurúa. 

Etiquetas