SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

Xisco Muñoz. "Es un día para felicitar a los chicos y a la afición"

El entrenador del Huesca apuesta por seguir luchando para mirar arriba pese a que el margen es pequeño

Xisco, en la banda durante la victoria de ayer ante el Lugo
Xisco, en la banda durante la victoria de ayer ante el Lugo
Pablo Segura

Xisco Muñoz, técnico del Huesca, ha querido en primer lugar tras el partido felicitar tanto a sus jugadores como a la afición. “Es un día para empezar por felicitar a los chicos y su constancia en ir a por la victoria. Y a nuestra gente, que nos ha ayudado. Estoy contento porque cada vez estamos mejor, y estaremos mejor todos unidos. Queda mucho, y hay que mejorar muchas cosas, pero es para felicitar al equipo y a la afición. El rival llevaba doce jornadas sin perder, y eso quiere decir que lo estaba haciendo bien, pero ya hay que seguir y pensar en el siguiente partido”.

Ha reconocido que la expulsión les hizo meter a Gaich en una reacción sobre la marcha. “Con la expulsión hemos ido adelante y hemos tenido esa opción de meter un punta más”. Y ha destacado la apuesta ofensiva. “Hemos ido de verdad, a campo contrario, adelante. Con ocho o nueve tiros a puerta, once córners, la posesión… y eso es complicado durante noventa minutos”.

Sí que ha reconocido que el equipo no ha estado igual de bien en las dos mitades. “En la segunda parte hemos sido algo más atrevidos. Tenemos que mejorar en darle más importancia al balón. En la primera parte no hemos sido precisos. Tenemos que tener más equilibrio en las dos partes”.

Ha destacado también la capacidad de jugar con diferentes sistemas, como ha ocurrido este domingo. “Es importante jugar con uno y otro, porque así afrontas diferentes momentos de partido. Eso te lleva a tener más soluciones”. Y también el contar con más jugadores. “Es importante el grupo, y ahora tenemos más registros, más soluciones. Nos hemos hecho mejores”.

Y con respecto a mirar hacia arriba, calma. “Queda mucho y no podemos pensar que esta victoria nos va a llevar a eso, pero estamos firmes y hay que seguir. El margen es mínimo y va a ser muy difícil, pero somos atrevidos”.

El equipo gana en solidez como local. “Había que cambiar para dar un paso adelante, para llegar arriba tienes que hacerte fuerte en casa. En Segunda no es fácil ganar, y es importante reforzarnos con victorias. Son cosas que no se consiguen de la noche a la mañana y estamos contentos con la evolución, siendo verticales, dejando la portería a cero… todo nos da”.

Ha criticado las continuas interrupciones del juego, en contraste con el fútbol inglés. “No se puede parar tanto, aunque luego añadas siete minutos. Es un espectáculo, una diversión, y hay que darle ritmo y que el tiempo sea efectivo”.

Y sobre la expulsión, no valoraba si lo era o no, y tampoco ha creído que haya resultado definitiva. “Cambia el partido, pero también hemos podido marcar antes. Las ocasiones más claras las hemos tenido contra once”.

Y también, por último, ha destacado el buen trabajo de Lago, que llega tras una lesión y que está poniendo actitud y ganas para que pronto “veamos al mejor Lago, va a ir a más”. También ha comprendido la amarilla a Seoane al celebrar el gol y sobre las jugadas a balón parado, ha dicho que “Calle está haciendo un buen trabajo y tenemos más capacidad. Me alegro, y hemos crecido en jugadas tanto ofensivas como defensivas”.

"No se puede dejar a un equipo con diez por una acción así"

Y Rubén Albés, técnico del Lugo, ha comenzado hablando sobre la expulsión de Campabadal. “No se puede dejar a un equipo con diez por una acción así. Le quitan el balón de mala manera y sacude la mano, pero sin agredir ni nada. Y marca el partido. A partir de ahí a balón parado, con uno menos tenemos que dejar que defender una zona que es precisamente donde va el balón. Y además Señé estaba lesionado, y con nueve es difícil ante un rival como el Huesca”.

En su resumen del partido ha señalado que “en la primera parte hemos estado a un nivel alto, con ocasiones, buscándoles en su campo. Pero cuando faltó gasolina nos echamos atrás. Hasta la expulsión estaba equilibrado, nosotros protegidos y a la contra y ellos con desequilibrio y movilidad. Hemos encajado al final, pero para eso hay que llegar vivo hasta ese momento. Hemos hecho un gran partido pero la expulsión se carga el partido”.

Y no ha creído que su equipo estuviera peor en la segunda parte con respecto a la primera. “No ha sido un guión diferente, simplemente que no hemos podido sostener su ritmo. Y con sus cambios ha sido difícil aguantar. Hay que darle mérito a su plantilla y el ritmo que puede imponer, pero estoy satisfecho con nuestro partido”.

Etiquetas