SD Huesca

SD HUESCA 

El Huesca B no puede pasar de un empate corto ante el Andratx (0-0)

El filial suma solo un punto en un encuentro en el que estuvo mejor en la primera parte y Valera detuvo un penalti

Carlos Kevin pugna con Llabrés en el partido ante el Andratx.
Carlos Kevin pugna con Llabrés en el partido ante el Andratx.
SD Huesca

SD Huesca B: Valera, Val (Peteiro, 46), Euse, Nacho Pastor, Edu Adell, Carrasco (Sandoval, 74), Manu Rico (Ronald, 46), Fuentes, Pol Prats (Aparicio, 66), Carlos Kevin y Jordi Cano.

CE Andratx: Mingo, Pep Vidal, De la Estrada (El Bachir, 84), Gerardo Bonet (Flaque, 84), Llabrés, Vinicius, Pau Pomar, Toni JOu, Kevin García, Diego M. y Carlos Sánchez.

ÁRBITRO: Alain Ojeda (Comité Riojano). Amonestó a Val, Nacho Pastor, Carrasco y Jordi Cano por el Huesca B y a Mingo, De la Espada, Carlos Sánchez y Vinicius por el Andratx

HUESCA.- Un punto es punto, pero insuficiente para las necesidades del Huesca B. No pudo pasar del empate el filial ante un Andratx con oficio y que salió más vivo del envite. El conjunto de Dani Aso dejó escapar otra oportunidad de dar un golpe sobre la mesa y acercarse más a la “pomada”.

Mereció mejor suerte el Huesca B al término de los primeros 45 minutos, aunque también pudo ser peor si Valera no hubiese detenido un “penaltito” con el que fue sancionado el conjunto azulgrana y que el meta se encargó de desbaratar.

La primera media hora del partido fue de dominio del filial, que atacó de forma constante por las dos bandas, con mayor insistencia por la izquierda con Jordi Cano. Unas entradas a las que solo les faltó ese hachazo final para derribar al Andratx, las más de las veces desbordado en los flancos pero expeditivo en el eje de la defensa ante Carlos Kevin. En esas incursiones de Jordi Cano y de Prats el Huesca se cobró también una buena cantidad de saques de esquina de los que no sacó provecho.

Pero también había que andar con cuidado con el cuadro balear, especialmente con el habilidoso y veloz extremo Vinicius, que suele causar estragos en las defensas contrarias. Y en la del filial no fue menos.

Vinicius fue el que más peligro llevó, primero con una falta junto al vértice del área, de cuyo lanzamiento se encargó Llabrés, despejó en corto Valera y en el segundo rechace Pau Pomar estuvo a punto de marcar pero el balón fue despedido a córner. Y en la segunda jugada de peligro, un centro desde la derecha lo fue a rematar Vinicius en el segundo palo pero le encimó Val y el árbitro pitó un penalti excesivo. Lo tiró Llabrés y lo neutralizó bien Valera.

El choque se mantuvo igualado durante los minutos siguientes hasta que el Huesca se rehizo y volvió a dominar en el último tramo de este periodo con una buena ocasión de Carlos Kevin, que cabeceó una falta sacada por Carrasco marchando el balón fuera tras dar en el exterior del travesaño.

En la reanudación, Dani Aso dispuso la entrada de Peteiro por Val en defensa (debut del primero porque el segundo ya había sido víctima de Vinicius con una tarjeta) y de Ronald por Manu Rico.

La mejor oportunidad para el Huesca B en este segundo periodo llegaba en los primeros minutos, con un centro desde la derecha y remate de cabeza de Carlos Kevin que se perdía por poco.

Y en realidad fue esa prácticamente la única oportunidad de peligro porque a pesar de empujar más y llevar la iniciativa, faltó profundidad. La actividad por bandas quedó más deslucida y menos incisiva que en el primer tiempo.

Y el Andratx estuvo sólido, firme y sin hacer concesiones. El conjunto balear no se prodigó tampoco en exceso en ataque, bien desactivado por la zaga oscense, aunque Vinicius -quién si no- dio un buen susto tras un saque de banda en el que irrumpió sorpresivamente en el área para rematar de cabeza y estar a punto de marcar, evitándolo Valera con una mano providencial. El mismo extremo del Andratx, ya en el tiempo de descuento, se coló una vez más aunque su acción quedó finalmente invalidada por fuera de juego.

Y con más corazón que cabeza achuchó el Huesca pero sin punch final para cerrar el encuentro y pensar que este punto es corto pero que el mundo no se acaba aquí y habrá que seguir en la lucha por la permanencia.

Etiquetas