SD Huesca

FÚTBOL / SD HUESCA

Ángel Martín González, director deportivo del Huesca las tres próximas temporadas

El madrileño cuenta con una amplia experiencia en el fútbol español con Osasuna, Zaragoza, Oviedo y Getafe

Ángel Martín González, nuevo director deportivo del Huesca.
Ángel Martín González, nuevo director deportivo del Huesca.
SD Huesca

Ángel Martín González será el encargado de liderar el nuevo proyecto de la Sociedad Deportiva Huesca. El club ha anunciado este lunes su incorporación para las próximas tres temporadas como nuevo director deportivo, cargo que había quedado libre después de que la entidad oscense cesara a Rubén García hace dos semanas. Así, la entidad "se asegura experiencia, garantía de buen trabajo en el área deportiva y la profesionalidad de un director deportivo de prestigio en el fútbol español".

Martín González, de 58 años (28/4/1964, Madrid), cuenta con un amplio historial como director deportivo en el fútbol español, ya que ha ejercido en el puesto en los últimos 22 años de forma casi ininterrumpida, con largas etapas en el Osasuna especialmente, Real Zaragoza, Real Oviedo y Getafe, de donde ha salido una vez finalizada esta temporada.

En el club navarro desarrolló la mayor parte de su carrera como futbolista y allí empezó su andadura en el mundillo en verano del año 2000, tras tres años ejerciendo de segundo entrenador de Enrique Martín Monreal, Miguel Ángel Lotina y Javier Aguirre. En 2002 el entonces presidente, Javier Miranda, le pasó a la dirección deportiva.

Ese mismo año, Patxi Izco se convirtió en el máximo mandatario del Osasuna y durante diez años, el madrileño ocupó los cargos de secretario técnico y director deportivo, además de ser el responsable de la base. En esa etapa, los rojillos lograron los mayores hitos de su historia: jugaron la final de la Copa del Rey que perdieron ante el Real Betis en le temporada 04/05 y se clasificaron en la 05/06 para la Liga de Campeones, torneo en el que cayeron en la previa frente al Hamburgo alemán, pero de ahí pasaron a la Copa de la UEFA (actual Liga Europa), donde alcanzaron las semifinales y fueron eliminados por el Sevilla, a la postre campeón.

En esos diez años, el Osasuna sólo sufrió en la 07/08, en la que se salvó a una jornada del final tras un mal final de campaña, y en la 08/09, en la que logró la permanencia gracias a sus triunfos contra el Barcelona y el Real Madrid en las dos últimas jornadas. Los cursos siguientes, el equipo finalizó en la mitad de la tabla.

En 2012, Miguel Archanco llegó a la presidencia y, tras una 12/13 en la que el cuadro rojillo volvió a sufrir para salvarse, decidió echar a Martín González con la permanencia atada a una semana de acabar la liga. La temporada posterior, el equipo navarro descendió a Segunda. En el momento de su despido, el madrileño aseguró que no salió “del club por mutuo acuerdo”, sino que la junta directiva fue la que decidió rescindir su contrato siendo que él quería acabar la temporada.

Tras un año sin club, firmó con el Real Zaragoza en julio de 2014 para iniciar la segunda campaña seguida de los blanquillos en Segunda División, después de que en la anterior hubiera acabado en la mitad de la tabla. Ese curso, Martín González incorporó a futbolistas como Borja Bastón (que marcó 22 goles), Bono, Willian José, Leandro Cabrera, Ruiz de Galarreta, Pedro Sánchez o Mario Álvarez en pocas semanas después de que el club hubiera rozado la desaparición y tras la llegada de la Fundación 2032, con Christian Lapetra en la presidencia. Todos ellos jugaron un papel importante en una campaña en la que el conjunto aragonés no subió a Primera por poco, ya que perdió la final del play off de ascenso por un gol de Las Palmas en el minuto 85.

La temporada siguiente, tras un buen inicio, el equipo fue bajando su nivel de juego y resultados y, a mitad de temporada, ante del parón de Navidad, Martín González fue cesado y sustituido por Narcis Julià, pese a que el el cuadro blanquillo estaba a un punto de plazas de play off. El nuevo director deportivo azulgrana ha reconocido más adelante que su salida del Zaragoza le dolió, pero disfrutó de su etapa en el club.

Su penúltima estación antes de llegar a Huesca fue el Real Oviedo, al que se unió la temporada siguiente, la 16/17, la segunda de la entidad asturiana tras su regreso a Segunda. El objetivo era el de pelear por el ascenso y, en las dos campañas completas que el madrileño estuvo en la dirección deportiva azulona, el equipo tuvo opciones de meterse en play off hasta la última jornada.

El Oviedo también luchó por ese objetivo hasta el final en la 18/19, pero antes de que acabara esa liga, el madrileño llegó a un acuerdo con el club para finalizar su relación y unirse al Getafe en Primera División, club en el que ha permanecido los últimos tres años, hasta esta campaña en la que ha finalizado su contrato.

En la entidad madrileña, Martín González mantuvo la confianza en José Bordalás como entrenador y en la base de una plantilla que se había clasificado para la Liga Europa la temporada anterior al acabar quinto en la liga. En el estreno del madrileño en el club, el Getafe se quedó sin volver a Europa al perder en la última jornada frente al Levante. El curso pasado, no mejoró la trayectoria del equipo, todo lo contrario: no se aseguró la permanencia hasta la penúltima jornada. Y en esta 21/22, el cuadro azulón, en su primer año sin Bordalás cinco temporadas después, ha tenido un mal comienzo de liga que ha subsanado con fichajes importantes en enero para salvar la categoría.

Como futbolista, fue un centrocampista que se formó en el Real Madrid, con el que debutó en la Copa de la Liga y la Copa del Rey y con cuyo filial disputó 114 encuentros en Segunda. Además, fue internacional en las categorías inferiores de España.

En 1986 fue traspasado al Osasuna, donde militó durante nueve años y medio. Como rojillo jugó 285 partidos, el decimosexto que más en la historia del club, y marcó cuatro goles. De esos 285, seis fueron en la Copa de la UEFA del curso 91/92, descendió a Segunda en la 93/94 y, en 1995, se fue al Rayo Vallecano, donde vivió sus dos últimos años como futbolista, en los que participó en 52 choques en Primera. Fue en 1997, cuando el Osasuna contactó con él y le contrató entonces como segundo de Martín Monreal.

Etiquetas