SD Huesca

FÚTBOL SEGUNDA DIVISIÓN

Víctor Izuel: "Lo hemos merecido"

El entrenador del Huesca juvenil destaca el mérito de su equipo, que está invicto

Víctor Izuel da instrucciones en el último partido del Huesca ante el Ebro.
Víctor Izuel da instrucciones en el último partido del Huesca ante el Ebro.
Javier Navarro

El empate ante el Ebro le ha bastado al Huesca para coronar una gran temporada y hacerse con el título de campeón de Liga Nacional Juvenil, tras haber logrado el premio gordo del ascenso a División de Honor un par de semanas antes, y estar a punto de cerrar la competición sin conocer la derrota. “El entrenador del Ebro y algún otro con el que he podido hablar me han dicho que hemos sido justos campeones, creo que lo hemos merecido”, dice Víctor Izuel, el joven técnico azulgrana.

Izuel: "El entrenador del Ebro y algún otro con el que he podido hablar me han dicho que hemos sido justos campeones"

Un campeonato claro y contundente, “los datos están allí y no mienten. Después de todo el año estar invictos a estas alturas no es fácil. No sé si hemos sido los mejores o no, los números no mienten y si somos los primeros y campeones es porque lo hemos merecido”.

El propio Izuel admite que ni él mismo daba crédito a mitad de temporada, cuando con el equipo marcaron objetivos, a la posibilidad de terminar la liga sin perder. “Cuando comentaron que uno de los objetivos era acabar invictos les dije a los chicos que se quitaran esa idea de la cabeza, que iba a ser imposible. No recuerdo, pero llevo muchos años en Liga Nacional como primer y segundo entrenador y no recuerdo que haya habido un equipo que haya terminado invicto, aunque seguro que lo habrá. Pero es muy difícil mantener esa regularidad, sobre todo a nivel mental, con esa obligación de tener que puntuar y ganar en cada campo. No deja de ser una tensión acumulada para los chicos y tienen mucho mérito. Desde septiembre y estamos ya en junio y no hemos perdido”.

Izuel ha aterrizado en el Huesca tras su paso por el Actur Pablo Iglesias. Lo suyo ha sido llegar y besar el santo. “Ha sido una temporada extraordinaria, me lo han puesto muy fácil, tanto el club como la plantilla. Una predisposición por el trabajo bestial, se les nota que quieren ser futbolistas y eso para cualquier entrenador es más sencillo. Es mérito de ellos, y se lo he dicho muchas veces, que con el trabajo que han hecho diariamente están donde debían estar. Insisto, el mérito ha sido de ellos, de ese trabajo constante e invisible de estar todos los días de la semana es lo que nos ha hecho ser campeones”.

Afirma que “el trabajo y el grupo” han sido las claves del éxito. “Si te soy sincero, las primeras semanas de entrenamiento yo venía de grupos humanos muy buenos y lo hablaba con mi cuerpo técnico, que lleva años conmigo, y les decía que nos iba a costar. Pero al final nos hemos hecho a ellos y ellos a nosotros, el grupo se ha ido conociendo, porque había doce chicos nuevos y se notaba en las primeras semanas. El grupo humano es excelente, están unidos, el trabajo que han hecho es increíble, no ha habido una mala cara en el vestuario en diez meses. Ese es el éxito, la unión que ha habido, el no poner una mala cara un compañero cuando jugaba uno u otro, ver cómo animaban los de fuera cuando les tocaba estar fuera. Y el trabajo diario, que es lo que nos ha hecho progresar y ser los mejores”.

Un año redondo para el fútbol juvenil del Huesca por la escalera de color lograda con los ascensos de los tres equipos. “El juvenil B, conforme iban pasando las jornadas, parecía que era el que lo iba teniendo más difícil, pero esa victoria en Monzón a falta de dos o tres jornadas, les dio la vida y han hecho un último tramo de liga espectacular. El juvenil C ha estado invicto todo el año, campeón de Liga y Copa. Estábamos pendientes de nosotros, que éramos los que terminábamos al final y lo pudimos certificar también”.

Confía Izuel en que este triple ascenso sea “un salto de calidad” porque, en su opinión, “no tiene nada que ver que el primer equipo juvenil esté en División de Honor que en Liga Nacional y lo mismo hacia abajo. Poder competir con las mejores canteras de España, ir a donde vamos a ir el año que viene a nivel de formación del jugador, que es lo que intentamos, les va a venir muchísimo mejor poder competir allí, y luego los de primer y segundo año en Liga Nacional... Esa es también la clave del éxito de este año, el futuro que nos espera que es esperanzador”.

“Ya me han dicho que quieren que continuemos”

Los éxitos del colectivo no están reñidos con los individuales. Y para Víctor Izuel también supone un espaldarazo a título personal, que admite que las cosas han salido mejor de lo que esperaban. “Sabíamos que teníamos jugadores y plantilla para poder competir por todo, pero no nos imaginábamos que nos iba a salir un año tan redondo. A nivel individual, fenomenal y por parte del club me lo han puesto todo muy fácil, con lo cual no tengo ninguna queja. Al revés, son todo halagos. A principio de año dije que no quería saber nada hasta que terminara la temporada, se cumplieran los objetivos o no, y que ya nos sentaríamos. Ya me han dicho que quieren que continuemos, porque somos un grupo de trabajo, y la idea es seguir”.

Como suele suceder con los equipos base, cada año hay cambios y ahora los juveniles esperan una nueva hornada de jugadores. “La mitad del equipo pasa al fútbol amateur y ojalá la mayoría pueda quedarse en el filial. Y la otra mitad sí que son de segundo año, más Santi Pérez que es de primero. Si me preguntas a mí como entrenador creo que están capacitados. Han demostrado que la Liga Nacional no se les queda pequeña y han demostrado ser los mejores de la categoría, y tienen capacidad para estar en División de Honor. Es un tema de club y debemos hablarlo, pero creo que habrá continuidad”.

No le cabe duda además que, con el proyecto de la Base Aragonesa, que pronto verá la luz, el futuro para la estructura del Huesca es esperanzador. “Tuvimos la suerte de poder entrenar en el Pirámide, de ver las máquinas que están empezando a trabajar y todos tenemos ganas. De poder disponer de una Ciudad Deportiva, de tener una residencia para que puedan venir chicos de fuera que lo normal es que ayuden a subir el nivel y estamos contentos e ilusionados. El club dará un salto de calidad importante”.

Etiquetas