SD Huesca

TEMPORADA 2022/2023

A la caza de la buena cesión en la Segunda División

Los clubes se nutren en muchos casos de cedidos de Primera, El Huesca ha contado las últimas campañas con numerosos jugadores a préstamo

El central Ignasi Miquel, una cesión con muy buen rendimiento para el Huesca.
El central Ignasi Miquel, una cesión con muy buen rendimiento para el Huesca.
Pablo Segura

Es práctica habitual en Segunda División el contar con varios futbolistas cedidos, principalmente por equipos de Primera, aunque también de la misma categoría y del extranjero. Es una fórmula que suele cuadrar a las dos partes, quien lo cede, que puede dar oportunidades a futbolistas sin hueco en el primer equipo, y quien lo recibe, con la posibilidad de contar con futbolistas de calidad en sus filas y con un coste mucho menor que si tuviera que ficharlos.

El Huesca, como prácticamente todos los equipos de la división de plata, recurre a esta fórmula cada temporada, unos acuerdos que suelen ser tardíos, puesto que los clubes de Primera empiezan a pensar en cesiones cuando ya tienen su propia plantilla cubierta y tienen que dar salida a jugadores sin sitio, y que muchas veces se producen en el mercado de invierno.

En el caso azulgrana, además, como esta temporada la reducción presupuestaria va a ser importante, es un camino más que apetecible para fichar bueno, bonito y más barato, aunque los clubes prefieran tener jugadores en propiedad y con contratos de varias temporadas para poderles sacar todo el rendimiento.

Y solo hay que echar la vista atrás, a esta misma temporada y a las dos en las que el equipo logró el ascenso a Primera para ver que esta fórmula da buen resultado, aunque a veces haya “pifias”.

Esta temporada el club ha tenido cinco cedidos, algunos de muy buen resultado, sobre todo Ignasi Miquel, del Getafe, hasta el punto que se le quiere volver a incorporar, y en cierto modo también Pablo Martínez, del Levante, y otros que no han cumplido las expectativas como Lago Junior, del Mallorca, Poveda, del Getafe, y Adolfo Gaich, del CSKA Moscú.

Y en las dos campañas de los ascensos, sobre todo la segunda, los cedidos supusieron una parte importante del éxito.

Un once de cedidos para subir a Primera

En la temporada 2019-20, con Michel en el banquillo, hubo hasta once cedidos, unos llegados en verano y otros en el mercado de invierno. En portería estaba Yáñez, del Getafe, en defensa Josué Sá, del Anderlecht, Datkovic, del Zagreb, Insua, del Schalke alemán, y Miguelón, del Villarreal. En medio campo Sergio Gómez, del Borussia Dortmund, Doukuré, del Levante, Raba, del Villarreal, quien ayer fue anunciado como fichaje del Leganés, y Mboula, del Mónaco, y en la delantera Cristo, del Udinese, y Rafa Mir, del Wolverhampton.

Y en la 17-18, la del primer ascenso, fueron cinco los cedidos, el portero Remiro, del Bilbao, Moi Gómez, del Sporting de Gijón, y los delanteros Cucho Hernández, del Watford, Chimy Ávila, del San Lorenzo, y Rescaldani, del Atlético Nacional.  

Etiquetas