SD Huesca

FÚTBOL / SEGUNDA DIVISIÓN

La revolución llega al filial

Mientras, el primer equipo azulgrana sigue negociando salidas y entradas

Kevin Carlos, pieza codiciada, no apunta a jugar en el filial.
Kevin Carlos, pieza codiciada, no apunta a jugar en el filial.
SD Huesca

Mientras en el primer equipo se cuecen las noticias a fuego lento, tanto las negociaciones para las rescisiones de contrato con los jugadores con los que no se cuenta como las posibles nuevas incorporaciones, el filial también prepara su “revolución”, que se atisba ahora muy importante ante la puesta en marcha de la Base Aragonesa del Fútbol.

Muy poco o nada va a tener que ver el Huesca B de la temporada 22-23 en Tercera División con el de la campaña recién concluida en Segunda RFEF. De entrada, tal como se anunció, habrá cambio en el banquillo al no continuar Dani Aso. Del técnico jaqués, después de dos años con cara y cruz a nivel clasificatorio -ascenso en su estreno y descenso este curso pasado-, se valora su excelente trabajo formativo que, como expuso el director de la cantera, Ismael Arilla, en la valoración que hizo de la temporada, se había apreciado una buena progresión en los jugadores en el discurrir de la competición. De momento, Dani Aso prefiere guardar silencio.

El filial azulgrana emprende un nuevo rumbo. A nivel económico el proyecto va a ser sustancialmente más económico tras haber manejado la pasada campaña un presupuesto de medio millón de euros.

Se está armando la plantilla pero todavía no hay entrenador, para lo cual hay varias opciones sobre la mesa, cuya elección definitiva se espera en breve si bien se indica que se va a apostar por alguien que conozca bien la Tercera División.

No obstante, con Ismael Arilla a la cabeza, se está contruyendo un equipo formado por gente muy joven y muy renovado, jugadores aragoneses, con idea de futuro para hacer una base pero sin marcar un objetivo clasificatorio de ascenso. “Vamos a trabajar a futuro y si podemos tener capacidad de ir para arriba, iremos. Pero la prioridad es hacer una base”, señalan desde el club.

Otro aspecto en el que se incide es que los entrenamientos del Huesca B llevarán el mismo horario que los del primer equipo, según trasladó a Arilla el director deportivo, Ángel Martín González.

De la temporada pasada tan solo se van a mantener Tomeo, David García, Gustavo Abizanda -que terminó jugando cedido en el Barbastro-, Hugo Anglada y Manu Rico. Estos dos últimos parecen seguros en la pretemporada del primer equipo.

Hay que añadir los casos de Euse Monzó y Kevin Carlos. Del primero ya anunció Martín González que, aunque tuviera ficha del filial, .estaría con el primer equipo Y el delantero puede estar en idéntica situación, pero parece claro que no jugará en el Huesca B. Se entiende que para los dos futbolistas se pasó ya el tiempo del filial.

En el caso de Kevin Carlos, máximo goleador de la categoría, tiene un año de contrato y el Huesca quiere ampliarlo. El ariete tiene numerosos pretendientes detrás, entre ellos clubes de Primera División que le abrirían las puertas a través de sus filiales. Sus goles valen su peso en oro como tarjeta de visita.

Etiquetas