SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

Ziganda: "Nadie está por encima de los clubes"

El técnico del Huesca ha hablado este miércoles del partido en Albacete y sobre las declaraciones de Sandro en Las Palmas

Ziganda, junto a la plantilla en el entrenamiento de este miércoles
Ziganda, junto a la plantilla en el entrenamiento de este miércoles
Pablo Segura

José Ángel 'Cuco' Ziganda ha comparecido este miércoles para hablar del próximo compromiso del Huesca, el viernes en el Carlos Belmonte ante el Albacete a partir de las 20 horas. El técnico ha transmitido que tiene pocas dudas en el once, si acaso, ante la posibilidad de que Ratiu no llegue al cien por cien, un cambio en ese lateral. Del resto se esperan pocos cambios, y también ha aclarado que para el partido no estarán ni Cristian Salvador ni Carrillo, además de los lesionados Lombardo y Joaquín. Y fuera de lo deportivo, ha opinado sobre las declaraciones de Sandro en su presentación en Las Palmas con educación, pero también con claridad.

Semana corta para preparar el choque, algo por lo que el técnico no se ha mostrado demasiado preocupado. "Es una semana diferente comparada con la anterior, con menos tiempo. Si en la pasada aprovechamos los días para los jugadores que acababan de llegar, para afinar y para seguir en cierto modo con la pretemporada, ahora hay que ajustar más. Ha habido cargas diferentes y en eso sí ha sido una semana rara, porque los grupos apenas han coincidido, pero nos adaptamos. Habrá semanas de cinco días y de nueve, y al final lo importante es mentalizarse para el partido".

Del estado de la plantilla, pocas novedades. "Enzo sigue con una pequeña molestia y el resto está bien. Cristian Salvador está bien pero todavía no sabemos si va a viajar o no. Está muy recuperado, pero no sé si para esta semana o para la que viene. Y Ratiu tiene molestias en el tobillo y vamos a esperar al viernes". 

Acerca del próximo rival, un Albacete que ha sumado cuatro puntos de seis, Ziganda lo ve sobre todo con las ideas claras. "Hay que dar valor a lo que ha hecho hasta ahora. Ha sido regular, ha dado la sensación de que quería jugar a algo. Jugadores y entrenador se han encontrado y son regulares. No han tenido momentos malos en los partidos, han controlado diferentes fases y por eso llevan cuatro puntos. Ganaron en Lugo, tuvieron opciones de ganar también en casa y han empezado con esa tranquilidad de que saben lo que hacen".

Se le ha preguntado por el último en llegar, Carrillo, y lo ha descartado totalmente. "Los jugadores ahora nunca están parados y tienen sus tareas y su manera de mantener el tono, pero la diferencia con los demás jugadores ahora son cincuenta sesiones de entrenamiento. La idea es que trabaje, que acumule cargas con dobles sesiones esta semana y la que viene. Con eso cogerá ritmo y al mismo tiempo evitamos posibles lesiones. No se trata de sobrecargarle, y eso es bueno para todos".

Preguntado por su sistema, el 4-4-2, de momento no hay intención de cambiar aun con Carrillo a tope. "Iremos viendo cómo encajamos todo, pero la idea es la misma, ver si somos capaces de cuadrar todo, estar cómodos en el campo, cuadrar lo ofensivo y lo defensivo y ser un equipo compacto. Los medios deben ir a más y ahí veremos también la idea. Pero no me cierro a nada, el trabajo fundamental es conseguir la mejor versión de cada jugador". Y ha abundado en las bondades de este dibujo. "Me gusta, tiene sus fortalezas y sus ventajas. En la pizarra todos los sistemas funcionan a la perfección, pero luego hay que ejecutarlos. El 4-4-2 te permite tener más gente delante de la pelota, llegar más, fijar la defensa rival, y por contra quizá tenemos menos gente en medio campo. Pero también en este equipo hay jugadores para este sistema".

Sobre los errores atrás ante el Cartagena, no ha cargado las tintas. "No hay que darles más vueltas. En los penaltis son fallos individuales, que todos hemos cometido, no son de concepto, tácticos. Pero sí hubo otros errores de ese tipo que no acabaron en gol pero que hay que corregir. Debemos estar más juntos y compensar deficiencias. Los penaltis son lo menos importante, aunque lo que más llama la atención. En la segunda parte tuvimos momentos de no ajustar la presión, de no juntarnos como hicimos en la primera".

En ese sentido, ha asegurado que no contempla cambios en la zaga, y menos por "un error puntual". "No voy a penalizar un error, y valoro otras cosas para ganar. Es algo más general, si estamos más o menos expuestos. No voy a valorar cambios por ese tipo de errores".

Dos jornadas disputadas, y ya cierta ansia de victoria. "La idea es ir a ganar. Pero ahora no solo importan los resultados, nos tenemos que centrar en lo que queremos hacer. La mirada siempre está en los puntos y en ganar cuanto antes para coger confianza, pero ahora sobre todo se trata de trabajar, del qué y el cómo".

Una vez más ha hablado del mercado de fichajes y ese central o centrales que tienen que llegar. "Lo que diga Ángel está bien. Es fácil pedir, pero mi forma de actuar es la de respeto al club, que siempre quiere lo mejor. Tenemos buena relación, hablamos, y nos adaptamos porque no se dispone de los medios de otros. Si hubiera alguna pieza más podríamos tirar de ella, pero ahora mismo, alguno más vendrá, sea uno o dos, adelante, y si finalmente es ninguno, pues también". Y también ha dejado una reflexión sobre la "incongruencia" de que el mercado siga abierto varias semanas cuando la competición ya ha empezado. "No se hace nada por cambiarlo, pero alguien debería tomar cartas en el asunto".

Y se le ha preguntado por Sandro, quien en su presentación en Las Palmas dejó algún recado hacia el Huesca, como que no quiere volver de ninguna de las maneras. El técnico ha tenido tacto pero al mismo tiempo ha sido claro. "No deseo el mal a nadie, y quiero que todos seamos felices y que estemos donde nos aprecien. Pero en la vida hay acuerdos, cada uno no puede hacer lo que le dé la gana. Le deseo lo mejor, que le vaya bien. Todos nos equivocamos y podemos corregir y aprender. Pero también hay que saber que lo más importante en esto del fútbol son los clubes. Ayer estuvimos en San Lorenzo, por ejemplo. Cada club tiene valores y hay que respetarlos, porque gracias a ellos podemos dedicarnos al fútbol. Y al final los clubes son los socios y aficionados. Si perdemos esa perspectiva y pensamos que estamos por encima, estamos equivocados. Son los que nos permiten llevar a cabo nuestra profesión".

Etiquetas