SD Huesca

fútbol/segunda división

Martín Gonzalez, "contento" y "orgulloso" del equipo

"Hemos traído buenos jugadores y lo van a demostrar", dice y admite que ha habido jugadores diferenciales inaccesibles por el poderío de los rivales 

Ángel Martín González, esta mañana en el Alcoraz.
Ángel Martín González, esta mañana en el Alcoraz.
D. A.

El director deportivo de la SD Huesca, Ángel Martín, está "contento" con la plantilla que se ha podido conformar al final del mercado de fichajes. Ve "mucha gente" en un equipo "compensado" y la "la idea es aguantar así", aunque no cierra puertas a incorporar a algún jugador que pueda mejorarla. Lo explicaba este martes en una comparecencia ante la prensa en El Alcoraz.

"Hemos traído buenos jugadores y lo van a demostrar. En el fútbol todos nos llevamos el canto de un duro. Uno es un poquito más rápido, otro de calidad, otro de valentía. Al final, lo más importante es la cabeza del jugador. Están identificados con lo que están haciendo y deben saber lo que se busca de ellos. El equipo va a competir muy bien", anticipaba.

Se mantiene firme en el objetivo establecido: "50 puntos" y no quiere marcar otros que eleven la tensión ni "engañar" al aficionado hablando de ascenso. Cuando se alcancen esos 50, se verá "si se puede conseguir algo bonito"

Reconoce que el mercado se le ha hecho "complicado" y "larguísimo" y reclama que se opte por cerrar el mercado veraniego antes de la liga para evitar la tardanza en cerrar plantillas. Señala que "todo el mundo piensa así" y espera que finalmente se imponga esa idea.

Explica que en la complicada labor de formar el equipo se ha hecho "lo mejor que se ha podido" y que ha sido difícil, pero que acaban "contentos y orgullosos" con el equipo

Apunta que cuando han ido a por jugadores que creían que podían ser "diferenciales" se han encontrado con que era imposible porque otros clubes más fuertes económicamente se hacían con ellos. Por ese lado señala que ha sido "difícil acceder a jugadores que interesaban".

Pero cree que han juntado en el equipo "virtudes diferentes" y que se trata de competir como equipo. Y además añadía que "en el fútbol todos nos llevamos el canto de un duro".

También señala que las circunstancias económicas son difíciles para la mayoría de los clubes con los límites salariales establecidos y que con éste sobrepasado ha habido que tomar "decisiones que no eran cómodas", como en el caso de las salidas de jugadores. Le alegra que al final haya podido acabar todo el mundo donde quería, Sandro en Las Palmas y Álvaro en Primera, aunque reconoce que la salida del canario ha sido más tardía de lo que convenía. Recordaba también que Quique Martín dice siempre que en fútbol "sentimentalismo es igual a fracaso" y que hay que "ser profesional" y saber asumir situaciones que pueden ser dolorosas.

"Nadie sabíamos el nivel que iban a dar" los canteranos, reconoce, porque "una cosa son los entrenamientos y otra, la competición". Pero está aportando "muchísimo" y "rindiendo muy bien". Incluso cree que "en momentos puntuales se ha tirado demasiado de ellos". Pero está convencido de que van a "ser futbolistas en el futuro" y, además, los ve integrados como uno más en el grupo, sintiéndose parte del mismo.

Y, al respecto, también destaca que Ziganda "no se fija en si el jugador tiene 20 años o tiene 30". Recordaba que la dirección deportiva no interviene en el once y que Ziganda ha alineado a Tomeo dejando a "gente importante en el banquillo", lo que avisa de que "el que venga, tiene que demostrar que es mejor que el que está jugando". Y valora esa competitividad que se lleva a los entrenamientos.

Ángel Martín elogia a Ziganda y dice que va a defender siempre que es "un acierto, aunque salga todo al revés". Lo considera "un gran enrenador, que lleva muy bien el grupo", que está "preparadísimo" y que está "sacando mucho partido" de lo que tiene. "Es el mejor entrenador que podíamos tener", afirma.

Y ve al "equipo cada vez mejor". Considera que se están "haciendo bien las cosas y está madurando". Lamenta "la mala suerte en los descuentos" en los partidos contra el Cartagena y el Albacete, en los que fue "duro" perder, pero en los que el equipo ya había dejado ver que tiene capacidad para ganar. Y valoraba como había "encajado la plantilla" esas derrotas y habían insistido en el trabajo para lograr la victoria con el Ibiza.

Además, valora el buen ambiente que se ve en un grupo en el que "todo el mundo está contento y con caras de felicidad" en los entrenamientos".

También le alegró ver a la gente orgullosa del equipo el domingo y apoyando desde la grada incluso cuando el Ibiza tuvo el balón. "Eso te hace más fuerte y te hace atreverte" en el juego, mientras que en otras situaciones el jugador se encoge.

Ángel Martín reconoce que en el fútbol "hablar de futuro es complicado" y que hay que centrarse en el "día a día" y no se puede pensar muy lejos. Señala que vino a Huesca convencido y porque le "apetecía estar aquí" y está centrado en trabajar.

Etiquetas