SD Huesca

FÚTBOL - segunda división

El Huesca cae derrotado en un final demasiado cruel (2-1)

Corpas igualó de penalti en el minuto 86 el tanto inicial de Escriche y Rubén Pulido, en propia puerta, culminó la remontada armera en el añadido 

Escriche intenta avanzar con el balón ante la oposición de un rival.
Escriche intenta avanzar con el balón ante la oposición de un rival.
LOF

La SD Huesca ha caído derrotada por 2 goles a 1 ante el Eibar en un final de partido demasiado cruel para los azulgranas. Corpas, de penalti muy discutido, ha empatado en el minuto 86 y Rubén Pulido, en propia puerta, ha certificado la remontada armera en el añadido.

Ziganda ha introducido cuatro cambios en el once respecto al último partido ante el Sporting, apostando por Rubén Pulido en defensa, Timor en el centro del campo y la dupla Escriche-Carrillo en la punta de ataque. Una decisión inteligente, la de rotar, teniendo en cuenta que los azulgranas volverán a jugar el miércoles ante el Andorra.

El Eibar, que llegaba al choque después de una dura derrota en el minuto 96 ante el Cartagena, ha podido adelantarse a las primeras de cambio. Stoichkov ha llegado demasiado forzado a un centro lateral colgado al corazón del área, y ha rematado por encima del larguero cuando las gradas de Ipurúa celebraban ya el primero de la tarde. A los siete minutos de partido, Chema Rodríguez y Berrocal, los dos centrales armeros, ya habían sido amonestados, lo que ha ocasionado que tuviesen que medir mucho sus entradas durante el resto del choque.

El Huesca se ha sacudido el susto inicial con un cabezazo de Soko a un saque de esquina de Marc Mateu, que ha atrapado Luca Zidane sin demasiados problemas. El partido, algo trabado por las faltas, ha continuado sin un dominador claro, y ambos conjuntos han generado peligro a balón parado. En el minuto 24, Andrés ha logrado despejar un centro lateral al que no ha llegado Yanis Rahmani, y dos minutos después Pulido se ha impuesto a su marca para cabecear a las manos de Zidane un nuevo saque de esquina botado por Mateu.

Pero no ha sido hasta el minuto 33 cuando los azulgranas han logrado adelantarse en el marcador. Patrick Soko ha enviado un centro raso al área y Escriche, lanzándose en plancha, ha logrado tocar lo suficiente el balón para alojarlo en el fondo de las mallas del Eibar. El delantero, que ya había marcado en Copa del Rey, se estrenaba de esta forma en liga.

Ya por delante en el marcador, los de Ziganda han jugado con más tranquilidad y han logrado evitar que los armeros llegasen con peligro a los dominios de Andrés. En una de las últimas jugadas de la primera mitad, Soko ha intentado una chilena, pero no ha logrado imprimirle la suficiente potencia como para sorprender a Zidane, por lo que los azulgranas se han marchado al descanso con resultado de 0 a 1.

Tras el paso por los vestuarios, ambos técnicos han optado por mover los banquillos. Arbilla y Corpas han entrado por Rahmani y Chema, mientras que Ziganda ha sentado a Soko y ha dado entrada a Gerard Valentín.

El Eibar ha salido demasiado acelerado en busca del empate y el Huesca, que ha defendido muy cómoda en campo propio, ha buscado salir a la contra, aunque sin demasiado peligro. A la hora de partido, Timor ha rematado demasiado desviado un rechace desde la frontal tras una buena jugada por banda. Garitano ha dado entrada a Vadillo, y Ziganda ha respondido con un doble cambio, apostando por Kevin Carlos y Kento y retirando del césped a sus dos puntas. Acto seguido, ante las molestias de Marc Mateu, ha saltado al césped Joaquín Muñoz.

En la recta final del partido, los armeros han dado un paso adelante en busca del empate y han logrado encerrar al Huesca en su área. En el 72, Stoichkov ha obligado a Andrés ha sacar una buena mano al primer palo, y en la siguiente jugada, Bautista ha probado fortuna con una volea desde la frontal que ha logrado atrapar el guardameta murciano.

El Huesca parecía tener controlado el partido, pero el VAR se ha entrometido en su camino. En el minuto 82, Bautista ha rematado a portería y el balón, ha impactado en la mano de Rubén Pulido después de salir rebotada de su pecho. Milla Alvéndiz, que en primera instancia no había señalado la infracción, ha sido avisado por el VAR, y tras revisar la jugada, ha considerado que el brazo del defensor madrileño se encontraba en posición antinatural, por lo que ha señalado la pena máxima ante el enfado e impotencia de los altoaragoneses. Corpas, con un brillante disparo a la escuadra se ha encargado de empatar la contienda.

Pero el destino le tenía preparado un cruel final a los azulgranas. Poco después de que el cuarto árbitro señalase los diez minutos de añadido, el Eibar ha botado un córner y Rubén Pulido, que ya había sido protagonista en la acción del penalti, ha cabeceado el balón al fondo de su propia portería.

Con las caras de circunstancia debido al rocambolesco final, los oscenses han tratado de igualar la contienda el los últimos minutos, pero no han sido capaces. Un duro revés para los de Ziganda, que hoy si han merecido más y que, sin embargo, se marchan de vacío de Ipurúa.

Etiquetas