SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

"Todo lo que podía salir mal ha salido mal"

Ziganda, enfadado y triste por la derrota, ha preferido no cargar las tintas

Ziganda, pensativo en Ipurúa
Ziganda, pensativo en Ipurúa
LOF

El Cuco Ziganda, visiblemente molesto y enfadado en sala de prensa tras la derrota de Eibar, ha preferido morderse la lengua tras la dolorosa derrota en una intervención breve. El técnico ha comenzado hablando del desenlace. “Han tenido el acierto y la fortuna de hacer los dos goles al final y se llevan el partido”.

Interpelado por la labor arbitral, no ha podido ocultar su malestar. “No he hablado con el árbitro y es igual, lo ha pitado. El penalti, muchas tarjetas, todo lo que podía salir mal ha salido. Hay días que salen y acaban así. El inicio de partido ha sido muy bueno pero todo se ha ido complicando cada vez más y nos vamos con muy mal sabor de boca”.

En un resumen, ha señalado que hasta el tramo final el partido iba conforme a lo que ellos buscaban. “La primera parte muy bien, y en la segunda nos han faltado piernas para salir. Se han metido más en campo contrario porque nosotros no teníamos piernas suficientes. Aun así estábamos controlando y no había ocasiones claras. No llegaban, aunque no saliéramos de nuestro campo. Y luego hemos visto como han sido los dos goles, y tenían que ser así porque si no hubiera sido complicado que nos marcaran”.

También, sobre el hecho de perder por acumulación de tarjetas a jugadores como Valentín y Timor, ha sido lacónico. “Muchas bajas para el miércoles, pero saldremos con once”.

Y ha incidido en que el desenlace les ha dejado tocados. “El segundo tiempo ellos empujaban y llegaban, con mucha gente y muchos centros. Solemos defender bien esas jugadas, pero si al final son goles es por alguna deficiencia o acierto del contrario, porque en el segundo han sacado el corner muy bien. Y nos vamos con la cara que me veis”.

Y ha preferido para terminar echarse la culpa a sí mismo antes de que le traicionaran las palabras sobre el penalti por mano de Rubén Pulido. “No sé, es un problema mío, no tengo claro cuando es mano, cuando se pita. No me da para entender muy bien cuándo son y cuando no son realmente”.

Garitano, muy satisfecho

Por su parte, el técnico del Eibar, Gaizka Garitano, ha destacado sobre todo el resultado. “Un partido que no tenía continuidad, parado por faltas, pérdidas de tiempo. Le queríamos dar ritmo, ellos no. Ha llegado su gol y cuando se ponen por delante es muy difícil marcarles. Hemos ido a más, y al final una victoria merecida por el esfuerzo y la fe. Nos viene bien por darle la vuelta al marcador ante un rival tan difícil como el Huesca. Llevábamos tres partidos sin ganar y es importante. Necesitábamos ganar, y la manera es motivo para estar orgulloso. Darle valor a lo que hemos hecho hoy”.

Y ha resaltado también la labor de un ex azulgrana. “Creo que ha sido clave el tener un jugador más abierto como Vadillo. Hasta ahora no estaba por lesiones, y es clave que sume minutos, porque es un jugador abierto por la izquierda con uno contra uno. Al equipo le falta eso. Cuando ha entrado, ha fijado y nos ha dado más opciones de remate. Los que han entrado han revitalizado al equipo”.

Y ha lamentado, en lo que al Eibar respecta, al actuación arbitral. “Nuestros dos centrales tenían amarilla en el minuto cinco. Las faltas todas son amarilla, y en cambio en otros partidos las amarillas son mucho más caras. El reglamento es diferente y hay que andar más listo. Esto da pie a muchas simulaciones, a la mínima es amarilla. Es muy malo para el espectáculo”.

Etiquetas