SD Huesca

FÚTBOL / SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca quiere cambiar la dinámica visitante

Los de Ziganda visitan al Cartagena a las 14 horas para comenzar la segunda vuelta fuera de casa con una alegría 

Dani Escriche intenta avanzar ante Mikel Rico en el último partido ante el Cartagena.
Dani Escriche intenta avanzar ante Mikel Rico en el último partido ante el Cartagena.
Pablo Segura

El Huesca disputa este sábado 14 de enero su primer partido fuera de casa en esta segunda vuelta y lo hace con un objetivo claro, mejorar sus números y su rendimiento cuando juega lejos del Alcoraz con respecto a la primera vuelta.

Los de Ziganda solo han ganado un partido fuera en la primera mitad de la competición y el buen rendimiento como local se ha visto lastrado en buena medida por ese flojo desempeño cuando toca jugar fuera. Y enfrente, para romper esta racha, está curiosamente el único equipo que ha conseguido hasta ahora, esperemos que el único, llevarse la victoria del Alcoraz. Fue a principio de liga, en el mes de agosto.

Ziganda dejó claro en la previa que quiere cambiar esa dinámica. Ya lo aseguró antes de medirse al Albacete, que la mejora del equipo como visitante es el caballo de batalla ahora mismo y en lo que más enfoca los esfuerzos.

Y para ese cambio de dinámica el técnico cuenta con toda su plantilla menos uno, como sucedió ante los manchegos. Si entonces era el sancionado Salvador quien no podía estar, en esta ocasión es Marc Mateu, que tras superar una lesión en el sóleo izquierdo justo en ese partido ahora se ha lesionado el derecho y tendrá para unas semanas.

Con esos mimbres Ziganda puede optar por un once más o menos previsible, con la misma defensa y portería y algún retoque en medio campo, o bien por cambiarlo todo buscando ese punto de inflexión. En este sentido, no es descabellado pensar que el Cuco podría salir con una defensa de tres centrales, por lo que Rubén Pulido se uniría a Jorge Pulido y Blasco, o incluso Timor, y dos carrileros, Ratiu y Vilarrasa.

Y, si no toca el actual sistema de 4-4-2 o 4-2-3-1, sí que podría mover mucho el banquillo para dar entrada a jugadores como Sielva, del que en la previa ya ha dicho que quiere sacar todo el potencial que tiene aunque hasta ahora no lo haya hecho, Enzo Lombardo o Juan Villar.

Sea con “revolución” en el once o no, el técnico quiere empezar a corregir ese déficit del equipo fuera de casa ante un rival que no llega en su mejor momento. Después de una gran primera vuelta, siempre cerca de la cabeza, el Cartagena ha enlazado entre finales del año pasado y el inicio de este cuatro jornadas sin ganar. Los murcianos quieren también romper su particular mala racha de resultados a costa del Huesca. 

Etiquetas