Huesca

AYUNTAMIENTO DE HUESCA

Del "mejor año" del mandato a "otro ejercicio perdido"

Los partidos hacen repaso de 2018, marcado por la ruptura del gobierno

Del "mejor año" del mandato a "otro ejercicio perdido"
Del "mejor año" del mandato a "otro ejercicio perdido"
P.S.

HUESCA.- Un 2018 definido por la ruptura del equipo de gobierno en septiembre y un 2019 marcado por la cita electoral de mayo. Esta es, a nivel general, la valoración de los portavoces municipales del año pasado y el entrante.

Empezando por el PSOE, Teresa Sas afirmó que 2018 fue el "año fundamental del mandato" por cuestiones como la reapertura del Cuartel Sancho Ramírez, la aprobación de un presupuesto que es "el mejor" de la legislatura municipal y por haber podido acometer cuestiones "de las que se hablaba desde el principio y que formaban parte del programa", como las obras en Ramón y Cajal o las "mejoras" en personal.

Recordó la aportación municipal para reabrir el cuartel, como las negociaciones del alcalde o la compra de terrenos, o el inicio de la obra en Ramón y Cajal, un paseo "bastante abandonado" y cuya renovación estaba pendiente "desde hace muchísimos años".

En personal, dijo que, "con todos los defectos", se pudo "por fin" retomar cuestiones retributivas, recuperar las 35 horas o dar "un salto cualitativo" en la OPE, "con 18 plazas en turno libre, una cifra que hay que remontarse a antes de la crisis".

En cuanto a la ruptura del equipo de gobierno -por "motivos ajenos a la gestión del Ayuntamiento", remarcó Sas-, declaró que tres meses después de la misma, con la aprobación del presupuesto con el voto a favor de Cambiar, se comprobó que "el entendimiento es posible".

La portavoz del socio de gobierno, Mary Romero (ASP), se centró en las áreas de su grupo para hacer un balance "positivo", citando el proceso "innovador" de participación ciudadana para remodelar el Parque San Martín, los "grandes adelantos" en administración electrónica o la labor de la Oficina de Vivienda, que "asesora y ha ayudado a recuperar mucho dinero" en cláusulas abusivas.

Para el PP, en el 2018 "lo más significativo" fue la ruptura del equipo de gobierno, aunque "parece que ha renacido con el reparto del presupuesto", declaró el portavoz, Gerardo Oliván.

El 2018 fue un ejercicio más de "un gobierno sectario y sin gestión". Oliván expresó que el mandato comenzó "con un reparto de sillones" y que termina "con un reparto del presupuesto".

La portavoz del exsocio de gobierno, Carmen García, consideró que fue un año "frustrado" en el que "se dejaron en la cuneta gran parte de los proyectos de Cambiar". "Se ejecutaron los que ya estaban adjudicados pero los que estaban en trámite (en el momento de la ruptura) se tiraron", declaró.

Para García, tres "errores" tuvo el Ayuntamiento en 2018: la gestión informativa de la denuncia de San Lorenzo, la expulsión de Cambiar y "no saber ejecutar un presupuesto consensuado".

José Luis Cadena, el portavoz de Cs, calificó de "obra de teatro" la ruptura del gobierno, ya que los exsocios "se volvieron a juntar" para aprobar el presupuesto. El 2018 fue, además, "otro año perdido" en el que no se atendieron cuestiones como "el empleo, la industria o las infraestructuras de los barrios rurales".

ELECCIONES EN 2019

Continuar con un gobierno local de izquierdas o que "llegue el cambio" y haya una Corporación de derechas. Así encaran los partidos de gobierno y de oposición el 2019. Para los primeros, se deben seguir los proyectos iniciados por su importancia y para los segundos, hay que cambiar el rumbo y relanzar el empleo y la economía.

Mención aparte merece Cambiar, que espera que el gobierno "cumpla este año" sus compromisos presupuestarios.

Etiquetas