Huesca

BARRIOS

El barrio María Auxiliadora de Huesca reclama una participación "de verdad"

La Asociación de Vecinos entrega su habitual "regalo" de Reyes al Consistorio

El barrio María Auxiliadora de Huesca reclama una participación "de verdad"
El barrio María Auxiliadora de Huesca reclama una participación "de verdad"
S.E.

HUESCA.- Un plano de María Auxiliadora con las calles y zonas para las que la Asociación de Vecinos quiere un tráfico y movilidad "más humana". Junto a la demanda de una participación ciudadana real, este es el "regalo" de Reyes que este año entregó la entidad vecinal al Ayuntamiento.

Tras la entrega del presente en el Consistorio, el presidente de la Asociación, Javier Moreno, declaró que los vecinos "ni podemos opinar siquiera sobre esta transformación del barrio para la que ni se nos consulta".

Moreno se refería así a algunas de las últimas intervenciones en el barrio, que han hecho "vías más anchas que incitan a correr" y, además, "han puesto unas 140 plazas de zona azul y se han perdido unas 120 plazas de aparcamiento libres".

Esta "transformación" del barrio impulsada desde el Ayuntamiento está en las antípodas de los deseos de la Asociación de Vecinos, que demanda "apaciguar el tráfico, que el barrio sea más humano y con más sitio para el peatón", nuevos carriles bici y "que no se quiten plazas (libres de aparcamiento) sin justificar ni hablar".

Más allá de que haya una concejalía para este asunto, Moreno expuso que "la participación ciudadana es transversal, de todas las áreas", pero la Asociación se encuentra con un Ayuntamiento con el que "no se puede ni consultar".

EL PERPETUO SOCORRO DENUNCIA LOS "INCUMPLIMIENTOS" Y "AGRAVIOS"

La Asociación de Vecinos del Perpetuo Socorro ha repartido un folleto en el barrio en el que critica la falta total de avance alguno en materias muy sensibles, como las infraestructuras educativas y sanitarias o la seguridad ciudadana, concretamente en la calle Valencia. Cualquiera de estos asuntos está "igual o peor" que al inicio de la legislatura, afirmó José Luis Escartín, miembro de la entidad vecinal. Además de los incumplimientos de las Administraciones Públicas, también se denuncian los "agravios comparativos" de este barrio respecto a los demás de la ciudad en el capítulo de inversiones y obras.

El deterioro "considerable" y el "abandono" del Colegio Pío XII ha llevado a que sea el colegio "con condiciones más indecentes" de los construidos en la misma época, mientras que la prometida escuela infantil sigue sin concretarse, dijo Escartín en materia educativa.

La ausencia de avances sobre el futuro Centro de Salud del Perpetuo Socorro es otra de las mayores quejas de la Asociación de Vecinos. "No sabemos ni siquiera si hay proyecto de verdad e incluso falta por definir cuántas zonas de salud habrá", apuntó el miembro de la entidad vecinal.

Mención aparte merece la "inseguridad ciudadana" en calle Valencia con Joaquín Roig, donde "no hay narices" para poner solución a los problemas que crean "4 ó 5 familias".

Etiquetas