Huesca

FALLECIMIENTO

Fallece Jesús Sada, hijo del fundador de la saga de feriantes oscenses

Este empresario recibió en 1991 la Parrilla de Oro de las fiestas de San Lorenzo

Fallece Jesús Sada, hijo del fundador de la saga de feriantes oscenses
Fallece Jesús Sada, hijo del fundador de la saga de feriantes oscenses
Laferiasite

HUESCA.- Jesús Sada Gil, integrante de la saga de feriantes oscenses, falleció este miércoles en Huesca a los 89 años. Su padre, Jacinto Sada, puso en marcha el negocio familiar que, con el paso de los años y de generaciones, se ha ido dividiendo en distintas empresas. Durante más de cincuenta años, Jesús Sada Gil se dedicó a esta actividad y la saga se convirtió en una de las potencias españolas de atracciones feriales, estando presente en las principales citas del país.

Con apenas 10 años, Jesús comenzó a ayudar a sus padres que tenían algunos carruseles en plena posguerra. Esta saga fue evolucionando desde unas modestas barcas y caballitos, que ellos mismos construían y que al comienzo eran empujadas por la fuerza humana, hasta llegar a tener una veintena de pistas de autos de choque y otras atracciones propias, como los aviones neumáticos, el Dragón o el Scalextric.

Aunque seis de sus doce hermanos siguieron vinculados con este mundo, tras el fallecimiento de su hermano José, únicamente quedó él y su hermana Carmen. Posteriormente, tras la década de los 80, con la incorporación de hijos, sobrinos, nietos y bisnietos cada uno fue creando su propio negocio y ampliando a otros ámbitos, como la instalación de carpas para fiestas.

Tras cuatro generaciones Sada dedicadas a este mundo, en una entrevista concedida a DIARIO DEL ALTOARAGÓN, Jesús Sada Gil destacaba que esta familia vivía la feria "con alegría y dedicación", y se encontraba "a gusto y orgulloso de estar en esta actividad industrial".

Cuando cumplió medio siglo como feriante, confesó que volvería "a elegir esta profesión que, aún con dificultades, compensa por ver como los niños y mayores, que seguramente recuerdan cuando era niños, disfrutan de nuestras atracciones".

La destacada labor de este empresario y el trabajo que previamente hicieron sus padres, que se involucraron en la organización de las fiestas de San Lorenzo, tuvo el reconocimiento del Ayuntamiento. En 1991, Jesús Sada Gil recogió una de las dos parrillas de oro que se entregaron, junto al hortelano Daniel Calasanz.

Etiquetas